Enlaces accesibilidad

El jefe del Ejército tailandés rechaza tomar partido por los manifestantes, que mantienen el pulso

       
  • Los manifestantes han hecho una incursión en las oficinas de la primera ministra
  •    
  • También han dejado sin luz la Casa del Gobierno de Tailandia 
  •    
  • La Fiscalía acusa de asesinato al ex primer ministro Abhisit Vejjajiva

Por
 Un grupo de manifestantes escala la fachada de la residencia de la primera ministra en Tailandia
Un manifestante enarbola una bandera nacional delante del palacio presidencial EFE/Narong Sangnak

El Ejército de Tailandia se mantiene neutral y solo se ofrece para desempeñar un papel de mediador en la crisis política que está a punto de entrar en su cuarta semanaEl líder de las Fuerzas Armadas ha rechazado reunirse con el líder de las protestas antigubernamentales,  Suthep Thaugsuban, pese a los intentos de los manifestantes de que el Ejército tome partido.

"El jefe de las Fuerzas Armadas no se reunirá con el señor Suthep hoy", ha afirmado la viceportavoz del Ejército, Werachon Sukondhapatipak

Suthep trata de hacer caer al Gobierno de la primera ministra Yingluck Shinawatra, a la que acusa de corrupción y de ser un títere de su hermano Thaksin, el ex primer ministro derrocado en 2006 por un golpe militar incruento.

El pasado lunes, cerca de 160.000 personas se manifestaron en torno a la residencia de la primera ministra, que terminó cediendo a la presión y anunció su intención de disolver el Parlamento del país y convocar elecciones dentro de 60 días para tratar de poner freno a la inestabilidad política.

Sin embargo, los manifestantes rechazan acudir a las urnas bajo el actual modelo de elecciones viciado por la compra de votos, según denuncian, y en un escenario en el que sería casi segura su derrota. Proponen, en cambio, crear un "consejo popular" que gobierne sin pasar por las urnas para acometer una serie de reformas políticas.

Por ello, mantienen su pulso en las calles. Los manifestantes cortaron este jueves la luz en la Casa el Gobierno en Bangkok y escalaron los muros de la oficina de la primera ministra tailandesa.

Acusado de asesinato

Miembros de la Red de Estudiantes y Personas para la Reforma de Tailandia intentaron que la policía que protege la Casa del Gobierno se retirase y le dieron un plazo de una hora para hacerlo, según los medios locales.

Pasado el mediodía, y ante la negativa de los agentes a marcharse, los manifestantes retiraron parte de la cerca de alambre y cortaron los cables del tendido eléctrico.

Otro grupo de opositores, por su parte, escaló los muros de la oficina de la primera ministra y entró en el recinto, aunque se marchó poco después, en una maniobra de distracción para mover las barricadas.

Por otro lado, el ex primer ministro de Tailandia, Abhisit Vejjajiva , ahora líder del principal partido de la oposición, ha sido acusado de asesinato por la represión de las manifestaciones en 2010. "Lo hemos acusado formalmente", ha declarado a AFP Nanthasak Poonsuk, portavoz de la Fiscalía, que le culpa de la sangrienta represión de las protestas en 2010, que dejaron unos 90 muertos y 1.900 heridos.

Esta acusación llega en un momento de alta tensión política en el país, con manifestaciones de la oposición desde hace más de un mes para exigir la caída del Gobierno. Asimismo, el líder actual de los manifestantes, Suthep Thaugsuban, podría ser acusado de los mismos cargos, pero no se ha presentado ante el Tribunal.

Reapertura del ministerio de Finanzas

Por otra parte, el ministerio de Finanzas de Tailandia ha reabierto después de 14 días ocupado por los manifestantes que ahora han bloqueado la sede de Interior y retienen otras oficinas públicas, con el país más dividido que al inicio de las protestas antigubernamentales.

Los funcionarios de Finanzas han podido volver a sus puestos de trabajo que abandonaron el 25 de noviembre cuando los manifestantes entraron en el ministerio y establecieron allí uno de sus campamentos, según la cadena de televisión MCOT.

Aunque las protestas en este ministerio acabaron el lunes, agentes de la policía científica y artificieros emplearon la jornada del martes para inspeccionar las instalaciones antes de permitir que los trabajadores regresasen a sus puestos.

La movilización antigubernamental que dirige el ex viceprimer ministro Suthep y que ha causado cinco muertos se ha trasladado al ministerio de Interior porque desde allí se controlan las 76 provincias del país, según ha indicado a los medios locales.

Además, la posición principal de los manifestantes se encuentran en el Monumento a la Democracia, donde está el campamento base, y en las proximidades de la Casa del Gobierno, en el cruce entre la calle Phitsanulok y Nang Lerng.

Noticias

anterior siguiente