Enlaces accesibilidad

El Gobierno de Tailandia supera fácilmente la moción de censura a pesar de las protestas

  • La primera ministro continuará al mando con 297 votos a favor y 134 en contra
  • También el ministro de Interior ha salido reforzado, con 296 votos a favor
  • Entre 100.000 y un millón de personas siguen protestando en las calles

Por
La primera ministro Yingluck Shinawatra sonríe en su llegada al Parlamento para enfrentarse a la moción de censura que ha superado
La primera ministro Yingluck Shinawatra sonríe en su llegada al Parlamento para enfrentarse a la moción de censura que ha superado REUTERS REUTERS/Chaiwat Subprasom

El gobierno de Tailandia ha superado este jueves la moción de censura presentada por el opositor Partido Demócrata, mientras miles de personas continúan manifestándose en las calles de Bangkok y otras provincias del país.

Yingluck Shinawatra, primera ministro del país, ha sido respaldada por la cámara legislativa gracias a la amplia mayoría de la que dispone su partido político en el Congreso, con 297 votos a favor de que siga gobernando frente a 134 sufragios.

El ministro de Interior, Jarupong Riengsuwan, también salió victorioso de la iniciativa, 296 votos frente a 135, reporta el portal "Rachaprasong News".

Cientos de miles de manifestantes siguen protestando

Mientras en la Cámara Baja se realizaba la votación, miles de personas han vuelto a protestar contra el Gobierno de Yingluck, a la que acusan de corrupción y ser un peón de su hermano Thaksin Shinawatra, quien fue depuesto como primer ministro en el golpe militar incruento de 2006.

Las manifestaciones, que comenzaron a finales de octubre y cobraron intensidad esta semana, han transcurrido hasta el momento sin violencia destacable, a pesar de la ocupación y paralización de varios ministerios y edificios gubernamentales.

El líder de las protestas es el exviceprimer ministro Suthep Thaugsuban, quien renunció recientemente como diputado del opositor Partido Demócrata, ha reiterado que su "cruzada" en las calles de Bangkok no es para ganar el poder, sino para expulsar de la política tailandesa al "régimen" de los Shinawatra.

El Gobierno indicó el pasado lunes que aplicará la Ley de Seguridad Interna, que permite recortar derechos y libertades civiles como el de las asambleas públicas, para proteger los ministerios y otras propiedades estatales, pero no para atacar a los manifestantes.

Estas son las mayores protestas callejeras desde las protagonizadas en 2010, cuando gobernaba el Partido Demócrata, por los "camisas rojas", seguidores de Thaksin.

En aquella ocasión, Suthep era viceprimer ministro y apeló a los manifestantes a respetar la propiedad privada, las instituciones públicas y no paralizar las actividades económicas y políticas en el país.

Los "camisas rojas" ocuparon el centro comercial de Bangkok durante más de dos meses, hasta que fueron desalojados a la fuerza, con un saldo final de 92 muertos, 1.800 heridos y pérdidas millonarias a los comercios de la zona.

Tailandia arrastra una grave crisis política desde el derrocamiento de Thaksin, quien vive en el exilio para eludir la condena de dos años de cárcel por corrupción que pesa sobre él desde 2008.

Noticias

anterior siguiente