Enlaces accesibilidad

La ultraderecha francesa y holandesa sellan una alianza "histórica" para las elecciones europeas

       
  • Sus objetivos son frenar la integración europea y combatir la inmigración
  •    
  • Marine Le Pen y Geert Wilderes prometer "liberar" a sus ciudadanos de la UE

Por

La presidente del partido francés Frente Nacional, Marine Le Pen, y el líder de la extrema derecha holandesa Geert Wilders han sellado este miércoles en La Haya una alianza "histórica" de cara a las elecciones europeas de mayo de 2014. Sus objetivos son frenar la integración europea y combatir la inmigración.

A pesar de las evidentes diferencias de opinión sobre ciertos temas, Le Pen y Wilders han animado a los movimientos euroescépticos a formar un partido conjunto en el Parlamento Europeo para poder hacer oír su voz tras las elecciones con el fin de "liberar" a sus respectivos países de la Unión Europea.

"Hoy es un día histórico", ha señalado la líder francesa en una conferencia de prensa en La Haya. "Nosotros, los viejos países europeos, no estamos obligados a pedir permiso a  Bruselas para nada (...) Tenemos que recuperar  la soberanía territorial, la soberanía monetaria y la soberanía fiscal", ha asegurado, y ha añadido: "El tiempo en que los movimientos patriotas estaban divididos, a veces  por miedo a ser demonizados, está ya lejos".

El ultradericha Geert Wilders, que ha calificado a la Unión Europea de un "estado nazi" ha señalado que "hoy comienza la liberación de ese monstruo llamado 'Bruselas'". El líder del partido antimusulmán quiere prohibir el Corán, al que ha comparado con el "Mein Kampf" de Adolf Hitler.

Una Eurocámara ingobernable

Para formar un grupo político propio en el Parlamento Europeo se necesitan 25 miembros elegidos sobre un total de 766 de al menos una cuarta parte de los Estados miembros de la UE . Y tener un grupo propio implica contar con los medios que ofrece el Parlamento: asistentes, oficina, traducción, presupuesto para comunicación y un tiempo proporcional para hablar en la Eurocámara.

El PVV de Wilders tiene actualmente cuatro diputados en Estrasburgo y tres el Frente Nacional, entre los que se encuentran ella misma y su padre, Jean Marie Le Pen, fundador del partido de extrema derecha francés. Pero Marine Le Pen está segura de poder atraer a nuevos reclutas a su alianza de euroescépticos. 

De momento, parece que podrá contar con la Alianza Europea por la Libertad, federación de partidos soberanistas y populistas a la que pertenece el FPÖ austriaco, el Vlaams Belang belga y los Demócratas Suecos. Para materializar su proyecto, debería ganarse el apoyo del Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP), que, con 13  diputados, es la columna vertebral en el Parlamento Europeo del grupo  eurófobo Europa, Libertad y Democracia (EFD). Pero su líder, el histriónico Nigel Farage, ya ha advertido de que ni siquiera se sentarán en el mismo grupo parlamentario.

El Parlamento Europeo ya ha empezado en trabajar en la campaña electoral bajo el lema "esta vez son diferentes". Confían en que la designación por primera vez de líderes de cada uno de los partidos incentive la participación y frene la ola de euroescepticismo y eurofobia que puede resultar en una Eurocámara ingobernable.

Noticias

anterior siguiente