Enlaces accesibilidad

Estudiantes franceses protestan por la deportación de una niña gitana

       
  • Fue detenida durante una excursión escolar
  •    
  • El ministro del Interior dijo que "la mayoría de gitanos deben ser expulsados"
  •    
  • El caso reabre el debate en el seno del Partido Socialista en el poder

Por
Estudiantes franceses protestan por la deportación de una niña gitana

Estudiantes de varios institutos de Francia llevaban a cabo este jueves protestas por la deportación de una niña kosovar y gitana, detenida en plena excursión escolar unos días después de que el ministro del Interior anunciara expulsiones masivas de personas esa etnia.

Al menos cuatro institutos de París han visto sus accesos bloqueados por decenas de estudiantes esta mañana, según medios locales citados por Efe. A mediodía además se han manifestado por las calles de la capital para pedir a las autoridades francesas que detengan las expulsiones de alumnos extranjeros en situación irregular en el país.

Las protestas, que comenzaron ya este miércoles, siguen a la detención y expulsión de Francia a Kosovo de una niña gitana de 15 años durante una excursión escolar, arresto que sucedió el pasado 9 de octubre en Levier, en el este de Francia, donde la menor residía desde hacía casi cinco años.

Este jueves la prensa francesa se hace eco de las numerosas críticas que ha suscitado esa decisión, de la que se hace responsable a la política de inmigración aplicada por el ministro del Interior, Manuel Valls.

La niña expulsada, Leonarda Dibrani, cursaba tercero en el colegio André Malraux de Pontarlier y se dirigía con sus compañeros de clase y sus profesores a visitar la ciudad de Sochaux, cerca de la frontera suiza, una excursión durante la cual fue detenida para, posteriormente, ser deportada. Su padre ya había sido deportado a Kosovo tras fracasar todos los recursos a las decisiones de las autoridades francesas, que habían denegado su estancia en el país, informa Efe.

Debate en el PS

El diario digital Rue89.fr explica que este caso ha llamado la atención de otros miles de familias expulsadas con niños porque al caso se unió la “humillación” de ser detenida en público y no en su hogar. En lo que va de año, más de 18.000 personas han sido expulsadas de Francia.

El mes pasado, el ministro Valls, de origen español, dijo que “la mayoría de los gitanos” deben ser expulsados de Francia porque no hacen "esfuerzos para su integración". Las declaraciones fueron tachadas de racistas por muy diversos colectivos y criticadas por algunos miembros de su propio grupo, el Partido Socialista.

En la formación se ha reabierto el debate tras este último caso mediático y que llega a solo unos meses para las elecciones municipales donde se espera un gran avance de la extrema derecha. El primer ministro, Jean-Marc Ayrault, dijo este miércoles que la expulsión de la niña podría ser anulada si se constata que en el procedimiento se ha producido alguna "falta" de las autoridades. “La base del Estado republicano es el derecho, pero también la humanidad y la fraternidad”, añadió.

Condena del Tribunal Europeo de DD.HH.

Además, este mismo jueves, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a Francia por el desmantelamiento en 2004 de un campamento de gitanos sin que las autoridades francesas les ofrecieran alternativas de alojamiento suficientes.

Las 26 personas que fueron sacadas de sus precarias viviendas en Herblay (Val d'Oise) recibieron también una orden de expulsión, aunque no se llevó a la práctica. Con todo, el tribunal les ha amparado porque esa orden no fue “argumentada” y porque se quedaron en una “situación de gran precariedad”.

Noticias

anterior siguiente
-->