Enlaces accesibilidad

Los islamistas desafían el estado de emergencia con nuevas protestas en Egipto

       
  • Se han producido enfrentamientos en Alejandría y El Cairo
  •    
  • Las autoridades elevan el balance a 638 muertos y más de 4.000 heridos
  •    
  • El Gobierno amenaza con disparar a quienes ataquen instituciones

Enlaces relacionados

Por
Nuevos enfrentamientos en Egipto un día después del desalojo de las acampadas

Los Hermanos Musulmanes han vuelto a la calle con nuevas protestas este jueves pese al estado de emergencia decretado en el país y han llamado a una protesta masiva para este "viernes de la ira", a pesar del desalojo de las acampadas islamistas por parte de las fuerzas de seguridad que acabó con centenares de muertos.

Desde el miércoles, al menos 638 personas han muerto consecuencia de la represión policial y de la posterior ola de violencia que está viviendo el país.

Por su parte, el Gobierno interino ha dado orden de disparar con fuego a quienes ataques bienes públicos, y ha informado de asaltos a iglesias, comisarías y otros edificios oficiales.

En la tarde de este jueves, miles de personas han asistido a los funerales en la mezquita de Al Iman, situada en el bastión islamista de Ciudad Nasr,  donde se hacinaban decenas de cadáveres.

Los Hermanos Musulmenes habían llamado a celebrar también una marcha de protesta desde ese lugar, lo que suponía un doble desafío ya que a las siete de la tarde ha vuelto a entrar en vigor el toque de queda.

En todo caso, los enfrentamientos no han parado en ningún momento. De madrugada se registraron enfrentamientos mortales en varias partes del país. Y durante el día se han registrado incidentes graves en Alejandría o Guiza.

En la ciudad mediterránea, la televisión estatal ha informado de que al menos cuatro personas han muerto en choques entre partidarios y opositores del depuesto presidente islamista Mohamed Morsi.

Mientras, en la ciudad cercana a las famosas pirámides, la sede de la Gobernación ha sido presa de las llamas. Según los medios oficiales, han detenido a un grupo de asaltantes que habían lanzado artefactos incendiarios al edificio. También se ha informado de la muerte de tres agentes en un ataque contra una comisaría en el barrio de Heluan, en el sur de El Cairo.  Según el Gobierno, la víspera murieron 43 agentes en ataques similares.

Ataques sectarios

También la televisión estatal ha informado de que supuestos miembros de los Hermanos Musulmanes han irrumpido en una iglesia en Fayum, al sur de El Cairo, y le han prendido fuego. El miércoles también se informó de otros incendios en templos cristianos.

El primer ministro, Hazem al Beblaui, ha telefoneado al patriarca de la iglesia ortodoxa  copta, Teodoro II, para mostrarle su solidaridad. Este papa apoyó el 3 de julio el golpe de Estado que depuso al presidente islamista Mohamed Morsi.

El movimiento laico que convocó las protestas de aquellos días y que apoyó el proceso de destitución, el grupo Tamarrud (Rebelión), ha solicitado a los egipcios formar comités populares para proteger las calles y los templos religiosos de disturbios.

El Ministerio de Sanidad ha informado este jueves por la mañana de  que el balance de víctimas de la víspera ascendía a 525 civiles  fallecidos y 3.717 heridos. Por la tarde, elevaban el balance de  fallecidos a 535 civiles, además de los 43 policías muertos el  miércoles, es decir, 578 en total.

Egipto se sume en la violencia tras el sangriento desalojo de las acampadas islamistas

Sin embargo, según informa la enviada especial de TVE a El Cairo, Cristina Olea, ese balance podría incrementarse ya que sólo se están contabilizando los cadaveres que llegan a los hospitales.

Críticas internacionales

Por otra parte, las mismas fuentes han informado de que al menos cuatro personas han muerto en un ataque contra un puesto de control policial en la localidad de Al Arish, capital de la provincia del Norte del Sinaí. En los últimos meses, la península del Sinaí se ha convertido en un foco de inestabilidad y escenario de ataques contra las fuerzas de seguridad y gasoductos, así como de actos de contrabando y secuestros, actos que las autoridades han atribuido entre otros a grupos islamistas.

Los graves incidentes de ya han tenido consecuencias políticas, con la dimisión del vicepresidente de Relaciones Internacionales, Mohamed el Baradei. 

En el plano externo, ha crecido la condena internacional a la represión y se ha convocado una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU. Además, los países europeos han convocado a los respectivos embajadores para pedir explicaciones.

Por su parte, EE.UU. ha suspendido unas maniobras militares previstas con Egipto.

Noticias

anterior siguiente
-->