Enlaces accesibilidad

Una joven española inventa una funda para protegerse de las radiaciones del teléfono móvil

  • La patente y la producción es pionera en el mercado y completamente española
  • El tejido aislante está fabricado con un 80% de nylon y un 20% de plata
  • El proyecto está avalado por un estudio de la OMS sobre radiofrecuencia

Por
 La funda EM-Safe es un diseño español
Una joven malagueña ha diseñado una funda que anti radiaciones. noticias

Una joven investigadora e ingeniera de telecomunicaciones granadina ha desarrollado una funda para móviles que retiene las radiaciones electromagnéticas que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) podrían resultar cancerígenas para el ser humano.

La funda, patentada en España y única en el mercado, está fabricada de manera artesanal con un tejido apantallante creado a partir de un 80% de nylon y un 20% de plata que genera una barrera entre las radiaciones emitidas por el teléfono y el ser humano que blinda hasta 50dB a 1 GHz, lo que supone una retención de un 99,99% de las radiaciones emitidas.

"Cualquier conductor de la electricidad apantalla un campo eléctrico", explica su creadora, María Passas Varo, a RTVE.es. "Yo estudié este concepto en segundo de carrera y por aquel entonces también compré mi primer móvil, se nos se ocurrió medir la radiación y se me ocurrió la idea de aplicar la Teoría Faraday".

La idea surge 2002 y se patenta en 2006. El tejido ha sido testado por la Universidad de Munich del Ejército Alemán e importado por una empresa española. "Las fundas solo van apantalladas por una de las caras, si apantallamos todo se quedaría sin cobertura. Entonces el móvil respira por la otra parte. Es como media jaula de Faraday", puntualiza la granadina.

Desarrollo 100% español

EM-Safe, acrónimo de ElectroMagenetic Safe, resume el significado de la filosaofía del producto. Lo que protege más al teléfono también es la que nos protege más a nosotros, con lo que hay que colocar el teléfono en el bolso o el bolsillo con la parte protectora mirando hacia la persona para que la protección surta efecto.

Según la empresa, en zonas de muy baja cobertura sí se pierde algo, pero en zonas urbanas donde la cobertura es buena no se han notado perdidas importantes. "Es decir, se pierde, pero con la calidad de la cobertura no se nota", explica María.

La funda ha sido desarrollada por la empresa española Koax Servicios de Ingeniería y Arquitectura S.L.N.E., presidida por la joven malagueña, con su tío y su primo como socios capitalistas. "Todos los materiales, salvo la tela apantallante que no hemos encontrado ningún fabricante nacional y la importamos desde Alemania, se compran aquí, desde el fieltro hasta las etiquetas, pasando por el fieltro, la piel, el hilo. Aunque saquemos menos margen tenemos la conciencia tranquila", señala la creadora.

El proceso de fabricación es completamente artesano. "Tenemos un taller en Toledo donde seleccionamos las pieles y se hace el proceso de pegado de forma manual. El fabricante es de Granada, que corta las fundas y las cose. Y la logística la lleva mi tío desde Madrid", explica Passas.

Evidencias científicas

El debate sobre las radiaciones electromagnéticas y su posible perjuicio para el ser humano se inició hace dos años, en mayo de 2011, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó un informe en el que clasificó los campos de frecuencia electromagnéticos como “posiblemente cancerígenos” para el ser humano. Esta teoría se ha reafirmado en abril de 2013.

Los campos electromagnéticos del tipo de los que emiten los móviles han sido clasificados por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, dependiente de la OMS) como "un posible carcinógeno" para los humanos, en base a los estudios que lo relacionan con un mayor riesgo de glioma, un tipo de cáncer cerebral, y de neuroma acústico, otro tipo de tumor benigno.

Es importante que se realicen más investigaciones sobre los posibles efectos a largo plazo

Con cerca de 5.000 millones de teléfonos móviles en circulación en la actualidad y un consumo que aumenta cada año, la OMS y la IARC estiman que los riesgos cancerígenos afectan “sobre todo a quienes utilizan el teléfono móvil una media de unos 30 minutos al día, durante unos diez años”. Por ello, tras la publicación del informe, el director de la IARC, Christopher Wild, señaló que "dadas las potenciales consecuencias para la salud pública de esta clasificación, es importante que se realicen más investigaciones sobre los posibles efectos a largo plazo. Pero, mientras tanto, sería conveniente reducir la exposición a estos dispositivos".

Además del tejido apantallante, la funda incorpora materiales de alta calidad, respetuosos con el medio ambiente y acreditados por su fiabilidad y confianza. Se han presentado dos líneas, una joven y otra ejecutiva y profesional. En el diseño de las fundas, Koax se ha asociado con Rocío Coca Rodríguez, una artista andaluza que se ha encargado de diseñar los accesorios y adornos que complementan la línea joven.

La creadora del proyecto

María Passas Varo, es la joven investigadora española que está detrás de este diseño. Actualmente trabaja en un proyecto europeo de investigación en el Instituto de Astrofísica de Andalucía, dentro del Centro del CIS en Granada. Es licenciada en ingeniería de telecomunicaciones, especializada en Radiocomunicación y Señales y Máster en Física y Tecnologías Físicas por las universidades de Sevilla, Málaga y Cantabria.

Madre de un hijo, María ha decidido quedarse en España pese a las ofertas de trabajo en el extranjero que ha recibido. "Desde que haces la patente recibes ofertas. Había una en la Agencia Europea de Patentes y me ofrecían casi 5.000 euros al mes, pero por motivos familiares decidí que me quedaba. Así que bueno, si no nos va bien lo de las fundas pues no habrá más remedio que hacer la maleta, pero de momento sigo trabajando para el CIS", explica la joven.

La participación en un concurso de televisión fue lo que le permitió realizar la inversión inicial para el producto. "Los bancos tienen condiciones que no podemos asumir y como tampoco la inversión es muy alta pues hemos podido reunir un dinero con la colaboración de familiares", explica.

"La funda ha tenido mejor acogida de la que esperábamos, la verdad. No esperábamos recibir tantos pedido e intentaremos poner en el mercado unas 6.000 fundas que pretendemos vender de aquí a Navidad", comenta María. La marca ya cuenta con un colaborador en Madrid que las ofrece en tienda física y desde el principio se pueden comprar en la página web. "Queremos abrir tres más, una en Córdoba y dos en Granada", explica la creadora

"Hemos recibido muchos pedidos, el problema más grande que hemos tenido es la adaptación a los tamaños ya que los móviles han cambiado bastante y ahora mismo nuestro socio productor está enfermo y no podemos asumir producciones más grandes, pero todo se solucionará, estamos buscando como locos fabricantes y en España hay muchos y muy válidos".

Noticias

anterior siguiente