Enlaces accesibilidad

Nacer (y sobrevivir) en China, el país más poblado del mundo

       
  • Cada año 100.000 bebés recién nacidos son abandonados en China
  •    
  • La política del hijo único ha impedido ya 500 millones de nacimientos
  •    
  • El milagroso rescate de un bebé devuelve el foco a su política demográfica

Por
En China se abandonan al año 100.000 recién nacidos

El milagroso rescate de un recién nacido atrapado dentro de una tubería de un cuarto de baño en una provincia del este de China ha devuelto la mirada hacia la estricta política de control demográfico del gigante asiático. 

Unos 100.000 recién nacidos, la mayoría con algún tipo de discapacidad, son abandonados cada año, según datos del Gobierno chino. La "política del hijo único", una medida que se instauró hace tres décadas para frenar la superpoblación, ha impedido el nacimiento de casi 500 millones de chinos, pero el envejecimiento de la población plantea enormes retos económicos y sociales en el país más poblado  del mundo.

Si no se hubiese aplicado la limitación de nacimientos, medidas que a  esta escala y con tal rigor no se han implementado en ningún lugar del mundo,  China tendría unos 2.000 millones de habitantes que sería incapaz de  alimentar, en vez de los 1.340 millones actuales.

La política del hijo único hizo caer la fecundidad a alrededor de un niño y medio por mujer china, pero se hizo de forma descontrolada y ha llevado a que los abandonos, abortos y esterilizaciones se hayan convertido en una práctica común.

Abortos y esterilizaciones

Los médicos chinos, en cumplimiento de la ley aprobada en 1971, han realizado más de 330 millones de abortos y esterilizaciones, según datos del Ministerio de Sanidad de China.

A este índice tan elevado de abortos, se suman al menos 196 millones de esterilizaciones, tanto en mujeres como en hombres. Además, en todo este tiempo se han distribuido un total de 403 millones de aparatos intrauterinos para impedir la fecundación, según datos recogidos por el canal de agencias ruso RT.

“Si no te haces la ligadura, puedes ser detenida”, o “ si no te la haces, te quitaremos la vaca y derruiremos tu casa” son algunos de los mensajes amenazadores que, durante años, utilizó el Comité de Planificación familiar para intimidar a las mujeres. Incluso había otros más aún más directos y desafiantes: “Mataremos a tu familia si no cumples con la ley” .

Los mensajes, dirigidos mayoritariamente a una sociedad rural y analfabeta, eran escritos en las paredes de las casas o en pancartas que se ubicaban en los arcenes de las carreteras para que fueran vistos por todo el mundo. Hace un año, el Comité de Planificación decidió cambiar su estrategia y ahora utiliza lemas más optimistas.

Retos a medio plazo

La restricción del número de hijos impone penas severas a aquellas parejas que viven en zonas urbanas que "osen'' tener más de un niño o más de dos en zonas rurales, donde aún persisten resquicios de la vieja idea de que tener un hijo es mejor que una hija. Actualmente en China hay 34 millones más de hombres que de mujeres.

Las parejas rebeldes pueden ser multadas con varios años de salario, la  anulación del acceso a los servicios sociales o a veces pueden ser  encarcelados.

Ante una población de más de 1.300 millones que está envejeciendo rápidamente, demógrafos y analistas advierten que la política del hijo único impedirá a China contar con una fuerza laboral que pueda reemplazar a la mano de obra actual y suponen que pronto el gigante asiático se verá obligado a flexibilizar el control de los nacimientos.

Noticias

anterior siguiente