Enlaces accesibilidad

China abandona los lemas amenazantes en su política de "hijo único"

       
  • El Comité de Planificación Familiar opta ahora por lemas optimistas
  •    
  • Algunas campañas lanzaban mensajes directos y desafiantes a las familias

Por
China aparca las amenazas en su política del "hijo único"

El Comité de Planificación familiar del gobierno chino quiere  acabar con los mensajes amenazadores a las familias para que sigan respetando la  política del llamado “hijo único”. 

El Diario del Pueblo, el periódico oficial del Partido Comunista chino, explica en sus páginas  que el gobierno quiere evitar que las campañas de planificación causen antipatía y conflictos sociales entre las familias y por ello,  se están replanteando las consignas.

Desde que se iniciara en la década de los ochenta la política del hijo único algunos gobierno locales enfatizaron  los lemas del gobierno central y utilizaron avisos amenazadores  com: “si no te haces la ligadura puedes ser detenida”  o  “ si no te la haces  te quitaremos la vaca y derruiremos  tu casa”.

Incluso había otros más aún más directos y desafiantes: “Mataremos a tu familia si no cumples con la ley” .

Los mensajes, dirigidos  mayoritariamente a una sociedad rural y huérfana de conocimientos eran escritos en las paredes de las casas  o en pancartas que se ubicaban en los arcenes de las carreteras para que fueran vistos por todo el mundo.

Otros eslóganes  hablaban de los beneficios de la planificación familiar al afirmar que “quien se hace la ligadura tiene a la familia en la gloria”.

El Gobierno se mantiene en la norma

Han pasado tres décadas desde la instauración de la Ley  pero el problema del aumento de la población en China continúa. En varias provincias se ha relajado la aplicación de la norma, pero el gobierno, aun sabiendo del grave problema que puede suponerle una ciudadanía  envejecida  sigue en sus trece y afirma que no dará cerrojazo a la estrategia del hijo único. 

Una  política que parece haber calado, finalmente,  entre los más jóvenes a la vista de la situación económica que se les avecina o de las ventajas personales que les ofrece la soltería.

Por el contrario, la política del hijo único hizo que el pasado año más de 40.000 mujeres chinas fueran a parir a los hospitales de Hong Kong, algo que mantiene en permanente conflicto a esta ciudad autónoma con China y que incluso ha llegado a provocar brotes xenófobos entre una porción importante de población hongkonesa de carácter nacionalista.

Así las cosas, el gobierno de Pekín, según el Diario del Pueblo, ha resuelto cambiar de táctica  y ahora los lemas serán más optimistas ante una sociedad, especialmente la rural, entre la que aún quedan resquicios de  la vieja idea  de que tener un hijo es mejor que una hija.

No se puede olvidar que ésta máxima ocasionó un aumento importantísimo de las esterilizaciones, el abandono de gran cantidad de niñas y  un desequilibrio de género que puede en un futuro ser altamente perjudicial para una sociedad como la china  de más de mil trescientos millones de habitantes y en constante desarrollo.

Los nuevos eslóganes cambiarán palabras como  ordenar o prohibir por  recordar o  alentar e incluso se recomendará a las familias que,  en caso de producirse un embarazo,  mantengan una vida sana.

Noticias

anterior siguiente