Enlaces accesibilidad

EE.UU. y Reino Unido acusan al régimen de Asad de usar armas químicas en la guerra siria

       
  • Los servicios de inteligencia habrían detectado el empleo de gas sarín
  •    
  • Recuerdan a Bachar al Asad que esto viola "cualquier convención de guerra"

Por
Surgen más pruebas para respaldar la teoría de que el régimen de Al Asad utilizase armas químicas

Washington y Londres han afirmado que tienen indicios de que el régimen de Bachar al Asad ha empleado armas químicas, en concreto gas sarín, lo que supondría una violación de "cualquier convención de guerra". 

"Nuestros servicios de inteligencia evalúan, con diversos grados de  confianza, que el régimen sirio ha usado armas químicas en pequeña  escala en Siria, especialmente gas sarín", ha asegurado el secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, desde Abu Dhabi  a los periodistas que le acompañan en su gira por Oriente Medio, según  recogen medios estadounidenses.

En los mismos términos se ha pronunciado el Ministerio de Asuntos Exteriores británico, que ha pedido a Asad cooperación con las organizaciones internacionales para demostrar que no ha autorizado su uso. "Tenemos información limitada pero convincente de varias fuentes que muestran el muso de armas químicas en Siria, incluido gas sarín. Esto es extremadamente preocupante. El uso de armas químicas es un crimen de guerra", advierte en un comunicado.

El secretario de Defensa ha citado una carta enviada por la Casa Blanca al Congreso en la que se concretan evidencias de este uso basándose en la información de los servicios de inteligencia estadounidenses.

"No podemos confirmar el origen de estas armas, pero creemos que cualquier uso de armas químicas en Siria habría procedido muy probablemente del régimen de Al Asad", ha agregado el jefe del Pentágono. 

La guerra siria, una sangría sin freno

Asimismo, ha señalado que durante su viaje por la región, que le ha llevado a Israel, Jordania, Arabia Saudí, Egipto y Emiratos Árabes, había recibido muestras de preocupación sobre "el deterioro de la situación en Siria".

"Como he dicho, esta es una cuestión seria. Necesitamos todos los hechos", ha precisado finalmente.

El conflicto en Siria estalló en marzo de 2011 y ha provocado la muerte de más de 70.000 personas y un éxodo de desplazados que supera ya los dos millones, según datos de las Naciones Unidas.

Noticias

anterior siguiente