Enlaces accesibilidad

Pastilleros conectados a internet para controlar la toma de medicamentos

  • Son capaces de detectar qué cantidad de medicamento se extrae del bote
  • Envían recordatorios en forma luminosa o enviando un SMS al móvil del paciente
  • Se puede comprobar por internet si la toma y frecuencia son correctas

Por
Pastillero Vitality Glowcap
Pastillero Vitality Glowcap Glowcaps

Muchos pacientes con enfermedades más o menos graves se ven en la necesidad de dedicar especial atención y ser muy escrupulosos con la toma de medicamentos. En ocasiones, además, se trata de personas mayores o que precisamente debido a su enfermedad pueden necesitar ayuda para controlar que toman los medicamentos adecuados en la forma prescrita.

Los pastilleros 'inteligentes' son un ejemplo de muchos en los que la medicina se puede beneficiar de la tecnología, y de tecnología cotidiana y común, caso de los teléfonos móviles e Internet.

Control del contenido del estuche

Dos ejemplos son los estuches para medicamentos de Vitality o de AdhereTech. Utilizan sensores para controlar el consumo de los medicamentos, líquidos o en píldoras, que contienen. También utilizan indicadores luminosos o acústicos para avisar o recordar al paciente acerca de la medicación.

Por ejemplo, el bote –provisto de una pila y un circuito electrónico– puede contabilizar las veces que se abre y se cierra a lo largo del día, asumiendo que cada vez que se hace es para acceder al medicamento.

Es más, el pastillero de AdhereTech puede incluso controlar que realmente cuando se abre es para acceder a la medicación midiendo el peso o el volumen del contenido el nivel o su capacitancia, lo que supone un paso más allá de simplemente contar cuántas veces se ha abierto a lo largo del día.

En este punto lo único que de momento no se puede garantizar que el medicamento que sale del estuche realmente sea ingerido e ingerido por la persona adecuada.

Conectado permanentemente a internet

En ambos casos el estuche para las pastillas se mantiene constantemente conectado a internet por sí mismo, es decir, a través de una conexión 3G como la que utilizan los teléfonos móviles. De este modo el paciente no tiene que preocuparse de conectarlo a internet vía wifi o a través del teléfono móvil. Funcionan de forma autónoma, según explica el fabricante en Wired.

Esto es en parte necesario para ampliar las posibilidades del estuche sin que su fabricación suponga un incremento excesivo. Al fin y al cabo es un pastillero y tampoco puede ser un accesorio en exceso sofisticado ni costoso.

De este modo que la electrónica que integra puede ser relativamente simple, mientras que todos los procesos y cálculos, así como el sistema de notificaciones y avisos, se procesan en servidores remotos en Internet que son los que proporcionan al pastillero su condición de "inteligente" y su capacidad para hacer cosas que de otro modo sería imposible.

Avisos y notificaciones remotas

En función de los datos enviados por el pastillero el sistema puede hacer un seguimiento de que la medicación se está tomando correctamente, en la cantidad y frecuencia establecidas y de las que el sistema tiene constancia para cada paciente.

Y en caso de que no sea así el usuario puede elegir de qué manera quiere recibir los recordatorios o avisos: puede ser a través de un mensaje de correo electrónico, un mensaje de texto en el móvil o directamente a través del pastillero, mediante indicadores sonoros y luminosos.

Si es necesario el sistema puede alertar a terceras personas, caso de un familiar, cuidador o persona de contacto. El sistema además guarda los datos recibidos, con lo que se puede visualizar un histórico del consumo de los medicamentos. E idealmente también podría interactuar con otros sistemas. Por ejemplo, pedir una cita con el doctor en una fecha próxima a la finalización del tratamiento y notificar la cita al paciente.

Noticias

anterior siguiente