Enlaces accesibilidad

PaperTab: ejemplo de cómo serán las interfaces de las tabletas de plástico flexible del futuro

       
  • Pueden doblarse, lo que permite introducir sencillos gestos para manejarlas
  •    
  • Lo normal será trabajar con varias pantallas  como quien trabaja con un cuaderno
  •    
  • Basta tocar una hoja  con otra para transferir un documento o información

Por
Cuando se trabaja con varias pantallas flexibles como si fueran hojas de papel basta unirlas para transferir documentos o crear una pantalla más grande en la que visualizar grandes imágenes
Cuando se trabaja con varias pantallas flexibles como si fueran hojas de papel basta unirlas para transferir documentos o crear una pantalla más grande en la que visualizar grandes imágenes Plastic Logic

Un grupo de trabajo encabezado por la empresa Plastic Logic en colaboración con Intel y la Universidad de Queen ha mostrado en el Consumer Electronics Show 2013 de Las Vegas cómo será la forma de trabajo del futuro con lo que denominan electrónica plásticapantallas flexibles al estilo del «papel electrónico» que se pueden manipular casi como si fueran una hoja de papel.

Los prototipos no son un puro diseño montado con imágenes de ordenador sino dispositivos físicos reales, aunque todavía no están del todo terminados. Necesitan un par de cables externos para funcionar -recibiendo alimentación eléctrica y datos-  aunque en su versión final esa electrónica iría integrada en el propio plástico, probablemente con las baterías flexibles que ya existen y comunicaciones inalámbricas.

Lo interesante de estas tabletas de plástico electrónico, que tienen un tamaño de 10,7 pulgadas, es que los usuarios no tienen que trabajar necesariamente con una única hoja. Lo normal, proponen, será utilizar varias de ellas igual que ahora utilizamos un cuaderno de hojas en blanco. En el escritorio se desplegarían varias de estas hojas para realizar diversas funciones: tal vez una con el menú de opciones, otras con documentos de texto o números, otras para fotografías, a modo de periódico, etcétera.

Los prototipos funcionan con procesadores i5 de Intel de bajo consumo y la interfaz ha sido desarrollada por el Human Media Lab de la Universidad de Queen. En el vídeo de demostración pueden verse cómo son los gestos para controlar sus funciones -que pueden parecer un poco extraños pero podrían ser tan comunes en el futuro como los de las tabletas táctiles actuales-; por ejemplo, doblar las esquinas para acelerar los vídeos, combar la página para cerrar una aplicación o tocar los laterales para pasar páginas.

Combinar pantallas

El entorno de trabajo además incluye la posibilidad de que los plásticos reconozcan su posición espacial de unos respecto a otros. Esto permitiría por ejemplo que se activaran diversas funciones cuando se dejan en la mesa lejos del usuario o algo todavía más interesante: combinar varias pantallas para formar una pantalla más grande de forma automática y sin que el usuario tenga que configurar nada.

Uno de los problemas en los que todavía han de trabajar los investigadores es en mejorar el "refresco" visual de este tipo de pantallas: hasta ahora el papel electrónico resulta demasiado lento pues necesita demasiados microsegundos para cambiar de blanco a negro cada píxel que forma la imagen. El resultado es suficiente para la lectura de textos e imágenes, pero deja mucho que desear en el caso del vídeo. Otro problema es que estas pantallas suelen estar disponibles y ser más baratas en blanco y negro (grises) frente a las vistosas pantallas a color convencionales.

En cualquier caso la empresa creadora del PaperTab asegura que ya cuenta con plásticos flexibles en color de alta calidad y que su aspecto y rendimiento no tienen nada que envidiar a las pantallas LCD convencionales. De ser así, y una una interfaz tan aparentemente sencilla y cómoda, podemos volver a pensar en la famosa oficina sin papeles  -o al menos sin papeles de pulpa de celulosa.

Noticias

anterior siguiente