Enlaces accesibilidad

Nace el fondo de rescate permanente que será la mayor institución financiera internacional

  • Se activa con 200.000 millones pero llegará a 500.000 en 18 meses
  • Su capital llegará a 700.000 millones con 80.000 en aportaciones directas

Por
Los fondos de rescate europeos: del MEEF al MEDE

El fondo de rescate permanente de la eurozona ya está "plenamente operativo", un paso calificado como un "hito" contra la crisis por los ministros de Finanzas, pese a que quedan incógnitas clave por despejar.

"La inauguración y puesta en marcha del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) es un hito muy importante para la UE y la zona del euro", ha celebrado el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, en la primera reunión del consejo de gobierno del fondo, celebrada en Luxemburgo.

El vicepresidente económico de la Comisión Europea destaca que el MEDE "provee un cortafuegos permanente y una potente caja de herramientas con instrumentos efectivos y flexibles" y supone un "importante pilar" para una unión económica y monetaria.

Pese a la crisis de deuda, Rehn es "menos pesimista sobre las perspectivas futuras de la zona euro" que hace unos meses, precisamente por la entrada en vigor del MEDE, pero también por el programa de compra de bonos del Banco Central Europeo (BCE) y a las reformas emprendidas en países como España. Sobre la posibilidad de que el Gobierno solicite un nuevo rescate, Alemania ha vuelto a reiterar que no es necesario.

700.000 millones de capital

También el presidente del MEDE, el alemán Klaus Regling calificó como un hito el inicio de la andadura del fondo, que cuenta con una capacidad de préstamo inicial de 200.000 millones de euros pero que aumentará hasta los 500.000 millones en los próximos 18 meses.

El MEDE será globalmente la mayor institución financiera internacional con una fuerte base de capital de 700.000 millones de euros, de los que 80.000 millones serán aportaciones directas de capital, disponibles en su totalidad a principios de 2014, y el resto se dará como capital movilizable y garantías.

Si bien la capacidad máxima de préstamo del MEDE será de 500.000 millones de euros, en combinación con el fondo de rescate temporal, que funcionará en paralelo hasta mediados de 2013, la eurozona dispondrá de un cortafuegos de 700.000 millones de euros.

El fondo permanente gestionará los futuros rescates, aunque los países del euro solo podrán acceder a partir de marzo próximo a estas ayudas si han ratificado el pacto fiscal, que obliga a incluir la "regla de oro" (límite al déficit estructural anual) en sus legislaciones.

Rescate bancario

La ayuda de hasta 100.000 millones de euros que recibirá España para recapitalizar su banca "será transferido ahora al MEDE", apunta Regling, quien contará con un equipo de unas 60 personas que se encargarán de las labores tanto del fondo permanente como del personal, ambos con sede en Luxemburgo.

En un futuro, el MEDE se encargará de recapitalizar directamente a la banca, pero solamente una vez entre en vigor el supervisor bancario único europeo. Queda aún por aclarar si la recapitalización se aplicará finalmente de manera retroactiva, como espera España, para que la ayuda a la banca no repercuta en el déficit y la deuda pública.

"Esto no se ha discutido por el momento en ningún organismo europeo", señaló Regling respecto a esta cuestión, que ha sido puesta encima de la mesa por Alemania, Holanda y Finlandia, que se mostraron en contra de aplicar la retroactividad.

Efecto multiplicador

El presidente del MEDE destacó también que el fondo contará con los mismos instrumentos y programas que su predecesor, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) o fondo temporal.

Esto puede incluir el instrumento de coinversión y el de la cobertura parcial de riesgos, lo que podría suponer un apalancamiento de la capacidad de intervención del fondo de 500.000 millones de euros, lo que supondría un efecto multiplicador de hasta dos billones de euros (si se parte de una protección parcial del 25%).

La agencia de calificación de riesgo Fitch ha otorgado la máxima nota crediticia "AAA" al MEDE, que, a diferencia del fondo temporal de rescate, tiene su propio capital base y por ende es menos vulnerable a los cambios en las calificaciones de sus miembros.

En este sentido, presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, subrayó que el MEDE es ahora un "componente crucial" de la respuesta europea para asegurar la estabilidad financiera, un importante engranaje del "amplio sistema de vigilancia" comunitario.

Noticias

anterior siguiente