Enlaces accesibilidad

Urdangarin abandona los juzgados sin medidas cautelares tras 21 horas de interrogatorio

  • Responde escuetamente sobre Aizoon y la trama de desvío de dinero
  • Niega que presionase a 'Pepote' Ballester para que le pagase 400.000 euros
  • Confiesa que realizó con Torres cuatro proyectos a partir del año 2008
  • Se desvincula de todas las empresas excepto de la que tenía con la infanta
  • El juez Castro ha dicho que "hoy no es el día para dictar medidas cautelares"
  • La expectación en la calle ha sido considerablemente menor este domingo

Por
Finaliza la declaración de Iñaki Urdangarin en los juzgados de Palma

El Duque de Palma, Iñaki Urdangarin ha abandonado los juzgados de Palma de Mallorca a las 4.11 horas de esta madrugada sin medidas cautelares tras leer minuciosamente y firmar la transcripción de su comparecencia de 21 horas de duración ante las preguntas del juez instructor, acusación y fiscalía anticorrupción -según ha anunciado en su twitter la reportera de TVE Cristina Ónega- en la cuál ha asegurado desconocer la existencia de una trama de empresas urdida supuestamente por él y por su exsocio Diego Torres.

A su salida, el abogado del duque de Palma, Mario Pascual, ha destacado las declaraciones de su cliente asegurando que la Infanta Cristina no tuvo "nada que ver" en las operaciones llevadas a cabo a través del Instituto Nóos y de Aizoon. Además, el abogado del yerno del rey ha comentado que Urdangarin ha respondido a "todas y cada una" de las preguntas y ha dado "las explicaciones correctas" en contestaciones que "satisfarán todas las versiones que estaban pendientes de aclarar".

"Está cansado pero entiendo que ha cumplido con su deber y que ha hecho una buena declaración" ha apostillado el letrado.

En cuanto a la extensión del interrogatorio, el juez instructor José Castro ha asegurado que no le consta ninguna queja de la Casa Real.

"Por lo que a mi me consta, no es en absoluto cierto" que la Casa Real haya manifestado su malestar por la extensión del interrogatorio, que ha durado lo que era "obligado", ha apostillado el juez.

El Duque de Palma ha comparecido durante 21 horas. El juez instructor asegura que no le consta ninguna queja de la Casa Real por la extensión del interrogatorio

El juez José Castro ha estado casi catorce horas y media preguntando al yerno del rey en el marco del caso Palma Arena. Iñaki Urdangarin ha asegurado desconocer la existencia de una trama de empresas urdida supuestamente por él y por su exsocio Diego Torres para desviar dinero público obtenido por el Instituto Nóos, tal y como sospecha la Fiscalía Anticorrupción.

La trama estaría formada por la inmobiliaria Aizoon (propiedad de Urdangarin y su esposa, la infanta Cristina), Nóos Consultoría, el bufete Tejeiro, Virtual Estrategies, Intuit, Shiriaimasu y De Goes Center for Stakeholder Management, vinculadas a Torres y familiares suyos.

Según han informado a Efe varias fuentes conocedoras de la declaración, Urdangarin ha señalado en todo momento desconocer la gestión administrativa y la facturación de estas empresas, en un interrogatorio en el que ha hablado principalmente el juez y el duque ha respondido escuetamente con su desconocimiento de los hechos investigados.

Por otro lado, ni los fiscales anticorrupción, ni la acción popular ni las acusaciones han pedido al juez José Castro la celebración de una vistilla para pedir medidas cautelares contra el Duque de Palma. A pesar de que la abogada de Manos Limpias Virginia López Negrete había asegurado este sábado a la prensa que reclamaría estas medidas, la letrada ha considerado que no era el momento procesal oportuno a su salida de los juzgados esta madrugada, informa Efe.

El propio juez del caso aseguraba a los periodistas a última hora de este domingo que este lunes no es el día apropiado para dictar medidas cautelares contra el yerno del rey.

Alega olvido e insiste en desvincularse

En cuanto al contenido de su declaración, el duque ha vuelto a alegar varias veces que él no llevaba la gestión de las empresas, sino que de eso se encargaba Diego Torres y los hermanos Miguel y Marco Antonio Tejeiro, cuñados de su exsocio y que ejercieron de contable de las sociedades y de contable de Nóos, respectivamente.

El juez ha interrogado a Urdangarin acerca de las declaraciones policiales hace unas semanas de varios empleados de las empresas, algunos de los cuales afirmaron no saber qué sociedad les pagaban o incluso dijeron no haber trabajado prácticamente para ellas.

A este respecto, el duque de Palma ha dicho que no sabe nada del tema, ya que era Marco Antonio Tejeiro el que llevaba la contratación de personal.

El duque responde en muchas ocasiones al juez que ha olvidado los datos que le solicita, según ha explicado Virginia López Negrete, que representa al sindicato Manos Limpias, personado en el caso Palma Arena como acusación popular.

Proyectos pendientes tras abandonar Nòos

El duque de Palma sí ha admitido ante el instructor que siguió trabajando con su socio, Diego Torres, a pesar de los consejos que le hizo la Casa Real en marzo de 2006 para que dejase sus negocios con el Instituto Nóos, y ha especificado que realizaron juntos cuatro proyectos a partir del año 2008.

Aún así, el marido de la infanta Cristina entiende que con estos trabajos no estaba desoyendo los recomendaciones de la Casa Real, que en marzo de 2006 le conminó a desvincularse de Nóos, ya que los cuatro proyectos a los que se ha referido no los hizo a través de este organismo, sino que se trataron de colaboraciones personales directamente con Diego Torres.

Fuentes jurídicas explicaron que el juez Castro ha preguntado al yerno del rey sobre un correo electrónico remitido en el año 2008 y en el que Torres y Urdangarin hablan de "cinco proyectos pendientes". El imputado, según las mismas fuentes, ha reconocido que finalmente participó en cuatro de estos proyectos, relativos en su mayoría a eventos deportivos.

En la declaración realizada ayer, el marido de la infanta Cristina dijo que "rompió" con el Instituto Nóos en marzo de 2006 y que no volvió a mantener relaciones con el organismo más allá de esa fecha.

Niega que presionase por cobrar

Urdangarin ha negado ante el juez José Castro que en 2007 presionase al exdirector general de Deportes del Govern balear, José Luis 'Pepote' Ballester, para que éste le abonase cantidades pendientes por el segundo foro sobre turismo y deporte que el Instituto Nóos organizó en Palma un año antes, en contra de la versión que ofreció el exalto cargo de Jaume Matas cuando fue interrogado por el instructor del caso Palma Arena.

En la segunda sesión de su comparecencia como imputado ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, el marido de la Infanta Cristina ha admitido que llamó a 'Pepote' por este asunto, si bien no para exigirle el pago de 400.000 euros que quedaban pendientes por este segundo foro, puesto que entonces él ya no presidía Nóos, sino para mediar entre su exsocio al frente del Instituto, Diego Torres, y Ballester con el objetivo de facilitar que el Govern pagase a la entidad, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press.

A pesar de que el medallista olímpico aseguró que el duque le llamó para reclamarle el dinero, a raíz de lo cual rompieron la amistad que mantenían desde el año 1985, el duque ha manifestado que por su parte no había intención de acabar con esa relación sino que, más al contrario, posteriormente intentó de nuevo retomar el contacto con Ballester sin obtener respuesta alguna.

Por su parte, 'Pepote afirmó que incluso Matas le dijo "déjalo estar y paga" para que abonase a Urdangarin las cantidades que éste exigía y que, tal y como justificó, no habían sido pagadas debido a que Nóos no había realizado todos los servicios comprometidos.

Solo se responsabiliza de Aizoon

Urdangarin, solo se ha responsabilizado ante el juez de la administración de la empresa Aizoon, que tenía a medias con su mujer, la infanta Cristina, y no de la gestión de resto de sociedades de la supuesta trama para desviar dinero público tejida con su exsocio Diego Torres.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, se le han exhibido facturas de Aizoon y ha reconocido que él, como administrador de esta sociedad, se encargaba de su gestión, la cual ha defendido como correcta.

Una de estas facturas, de 600 euros, sirvió para pagar los gastos de una empleada de hogar a la ayudante personal de Urdangarin, lo que el duque de Palma ha justificado en que la necesitaba todo el tiempo posible y la única forma de conseguirlo era pagando una asistenta que cuidara a sus hijos y se encargara de su casa.

Retoma su declaración

El duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha llegado este domingo a los juzgados de Palma a las 9.23 horas para continúar declarando ante el juez José Castro, que este sábado le interrogó durante más de ocho horas acerca de las supuestas irregularidades en la gestión de fondos públicos captados por el Instituto Nòos. Lo ha hecho a pie y sin hacer declaraciones a la prensa, al contrario que este sábado.

Quien sí ha hablado para los periodistas ha sido su abogado, Mario Pascual Vives, que ha señalado que el duque anímicamente se encuentra "con ganas de continuar y seguir explicado su versión de los hechos" con "coraje" y "tesón". "Hay que resistirlo todo", ha dicho al ser preguntado por los insultos proferidos al duque a su llegada a los juzgados por parte de algunos ciudadanos.

Mario Pascual, el abogado del duque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha asegurado que ve al yerno del Rey con "coraje y ganas de seguir explicando las cosas" ante la segunda jornada de interrogatorio por parte del juez que instruye el caso Nóos, José Castro, que comenzó a las 09.45 horas, quince minutos después de lo inicialmente previsto.

La declaración del duque de Palma se ha retomado a las 09.30 horas después de que el juez instructor del caso decidiera suspenderla a las 20.00 horas de este sábado dada la extensión de la misma. La expectación en la calle ha sido considerablemente menor este domingo, según informa la periodista de TVE, Neus Benítez.

Noticias

anterior siguiente