Enlaces accesibilidad

Grecia anuncia que la reestructuración de la deuda será en marzo y las elecciones en abril

       
  • En la última semana las dimisiones y divisiones han sacudido al Gobierno
  •    
  • Los conservadores de Nueva Democracia son los favoritos en los sondeos

Por

La reestructuración de la deuda griega se completará el próximo mes de marzo y las elecciones generales se celebrarán en abril, según ha informado el portavoz del Gobierno heleno, Pantelis Kapsis.

El anuncio se produce horas después de que el Parlamento heleno aprobara el programa de ajuste exigido por la troika a cambio del segundo rescate financiero, bajo un clima de violentas disturbios en las calles, que se han saldado con un centenar de heridos, 130 detenidos y decenas de edificios incendiados.

El acuerdo con los acreedores internacionales -Fondo Monetario Internacional, Unión Europea y Banco Central Europeo- ha dividido al Gobierno de coalición y ha provocado el peor estallido social desde 2008, cuando el asesinato de un joven a manos de la policía desembocó en una violenta revuelta juvenil.

El partido mayoritario del Gobierno de coalición, el socialista PASOK, ha intentado demorar la convocatoria de elecciones, previstas en un primer momento para el mes de febrero, hasta llegar a un acuerdo sobre el segundo rescate y la quita de la deuda.

Dimisiones y divisiones en el Gobierno

Sin embargo, sus socios conservadores de Nueva Democracia y los ultraderechistas de LAOS, estos últimos fuera del Gobierno desde la semana pasada por su desacuerdo con las medidas de austeridad, no estaban dispuestos a esperar más allá de la Pascua ortodoxa griega el próximo 15 de abril.

La catarata de dimisiones el pasado jueves tras el acuerdo con la troika, la división dentro del Gobierno de coalición en la votación de anoche, la huelga general de 48 horas y la ira de miles de griegos han obligado al PASOK a ceder.

Crisis de gobierno en Grecia: han dimitido media docena de ministros y altos cargos, de extrema derecha, y también del partido socialista. Pero el primer ministro Papademos insiste en que la quiebra no es una opción y pide el voto a unos recortes que darían luz verde al segundo rescate del país.

Con los sondeos a favor, Nueva Democracia aspira a ganar los próximos comicios y poner fin al impopular Gobierno tecnócrata de Lukás Papadimos. Sin embargo, el partido de Antonio Samaras no obtendría una mayoría clara, según las encuestas, lo que forzaría una nueva coalición o a repetir el voto.

Noticias

anterior siguiente