Enlaces accesibilidad

Israel aprueba nuevas colonias antes de la primera reunión con los palestinos en 16 meses

       
  • El encuentro se celebra en Jordania y cuenta con la participación del Cuarteto
  •    
  • Ambas partes han rebajado las expectativas por la distancia existente
  •    
  • Las conversaciones se rompieron en 2010 por las colonias israelíes

Por

Pocas horas antes de que comenzara  la primera  reunión directa entre israelíes y palestinos en casi un año y medio, el Gobierno hebreo ha vuelto a poner la enésima piedra en el camino para desbloquear el conflicto al anunciar la licitación de unas 300 casas por construir en  las colonias judías de Pisgat Zeev y Har Homá.

Se trata de tres concursos que forman parte de un bloque de medio millar  de viviendas anunciado hace dos semanas por el Ministerio de Vivienda y la Administración de Tierras de Israel. La gran mayoría de las casas (247) se levantarán en Har Homá, al  norte de Belén, con 130 destinadas a lugar de retiro, mientras que otras  47 serán edificadas en Pisgat Zeev, al noreste de Jerusalén.

La publicación llega horas antes de que el negociador jefe palestino,  Saeb Erekat, y su contraparte israelí, Itzjak Moljo, se reúnan en la  capital jordana para explorar las posibilidades de reanudar el diálogo  directo de pazfinalizado en septiembre de 2010 con apenas tres semanas  de vida.

"Bofetada en la cara" al proceso

Los representantes de EE.UU., la Unión Europea (UE), Rusia y la ONU, que  conforman el llamado Cuarteto para Oriente Medio, ya ha comenzado la reunión en Ammán con la presencia del ministro de Exteriores jordano, Naser Yudeh, y el enviado del Cuarteto, Tony  Blair, según fuentes oficiales jordanas.

Está previsto que posteriormente se unan a la reunión los  negociadores palestino e israelí, aunque el anuncio de los nuevos asentamientos podría obstaculizar de nuevo el diálogo.

El negociador palestino ya señaló este lunes que no espera un gran avance de esta cita, salvo que Israel  se comprometiera a frenar la construcción de colonias y aceptara las  fronteras anteriores a 1967 para el futuro Estado palestino.

La ONG israelí Ir Amim ha lamentado en un comunicado el momento de  difusión de las licitaciones, que ha calificado de "bofetada en la cara" al  rey jordano, Abdala II, y a "toda la comunidad internacional" que "hiere  de muerte las ya escasas probabilidades de que las conversaciones de  paz se reanuden".

Rechazo de Hamás

Israel tomó el control de Jerusalén Este y de Cisjordania tras la guerra de 1967 y la construcción de asentamientos en estas zonas fue la principal razón del fracaso de las últimas conversaciones de paz.

El encuentro, el primero en 16 meses, ha sido criticado por el movimiento islamista palestino Hamás, que lo considera una repetición del diálogo que ya fracasó en los últimos años y ve el Cuarteto como un organismo controlado por EE.UU. que satisface los intereses de la Israel y no los palestinos.

Por su parte, Israel ha expresado que el encuentro es un paso positivo pero no debe ser visto como una reanudación de las negociaciones.

El 23 de septiembre, el Cuarteto pidió a Israel y a la Organización  para la Liberación de Palestina que le entregaran un documento con sus  respectivas posiciones en las cuestiones de fronteras y mecanismos de  seguridad, con vistas a la reanudación de las negociaciones. 

El papel de Jordania

Esta reunión se celebra gracias al llamamiento del Cuarteto y a los esfuerzos diplomáticos de Jordania, después de que el pasado septiembre los palestinos acudieron a la ONU para ser admitidos como estado de pleno derecho.

El Cuarteto exigió a las partes presentar sus posturas sobre fronteras y mecanismos de seguridad en el plazo de tres meses, que se cumplirán a finales de enero, y solo los palestinos han presentado por escrito sus planteamientos.

Los palestinos se negaban hasta ahora a sentarse con representantes israelíes, pero las presiones jordanas en los últimos meses y una visita del rey Abdalá a Ramala el pasado noviembre, han hecho posible reunir a las dos partes.

El monarca jordano trata, según los medios locales, de asumir el papel que jugó en su momento el egipcio Hosni Mubarak como interlocutor árabe entre ambas partes, aumentando su perfil internacional.

Noticias

anterior siguiente