Enlaces accesibilidad

La Cámara de los Diputados de Italia da un paso más en la aprobación del plan de austeridad

  • Sale adelante con 402 votos a favor, 75 en contra y 22 abstenciones
  • El plan contempla el retraso de la edad de jubilación y la liberalización de servicios
  • El decreto todavía tiene que ser aprobado por el Senado

Por

La Cámara de los Diputados italiana ha aprobado este viernes el plan de ajuste presupuestario de más de 30.000 millones de euros impulsado por el Gobierno del primer ministro, Mario Monti, para sanear las cuentas públicas del país y recuperar así la confianza de los mercados en su economía. Una vez dado el 'sí' de la Cámara de los Diputados, el decreto pasará a la Cámara alta para su aprobación definitiva, prevista como tarde, el próximo día 23 de diciembre.

El texto ha salido adelante con 402 votos a favor, 75 en contra y 22 abstenciones, y ahora pasará al Senado para su aprobación definitiva, que está prevista para antes de Navidad.

El denominado decreto 'Salva Italia' contempla el retraso de la edad de jubilación, la liberalización de servicios y la subida del IVA (Impuesto de Valor Añadido) en dos puntos. 

El Gobierno de Mario Monti ha superado este mismo viernes una cuestión de confianza en la Cámara de los diputados italiana para acelerar la aprobación del plan. Monti ha ganado la primera cuestión de confianza como primer ministro por una clara mayoría: 495 votos a favor, 88 en contra y 4 abstenciones.

Al superar el voto a la cuestión de confianza en el pleno, el texto queda blindado tras sufrir algunas modificaciones respecto al original presentado.

"Italia se salvará"

La votación final del plan de austeridad en la Cámara baja ha terminado a las 21.45 hora local (20.45 GMT), después de que Monti compareciera en el pleno del hemiciclo a petición del partido federalista Liga Norte, antiguo aliado en el Gobierno de Silvio Berlusconi y una de las formaciones parlamentarias más críticas con el nuevo primer ministro italiano, al que no apoyaron para su investidura.

Una intervención durante la que el jefe del Gobierno italiano ha agredecido el "sentido de responsabilidad" mostrado por las diferentes fuerzas parlamentarias ante este nuevo ajuste y ha asegurado que si el país sigue adelante en esta dirección está convencido de que "Italia se salvará".

Monti defendió el plan de ajuste y su equidad y ha subrayado la necesidad de la intervención, ya que sin ella estaban en riesgo "los ahorros de los italianos y sobre todo, el bienestar acumulado en generaciones".

Señaló que espera que sea el último "plan de sacrificios" que tenga que afrontar el país y que ello dependerá de todos los italianos y de las reformas estructurales que sea posible llevar a cabo.

Oposición al decreto

En las declaraciones de voto que precedieron a la aprobación del texto, las formaciones con mayor representación parlamentaria, el Pueblo de la Libertad, de Berlusconi y el Partido Demócrata, han pedido a Monti que actúe por el bien de Italia y que no acceda a que las decisiones sobre el país sean tomadas por el presidente francés, Nicolás Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel.

El mayor ataque ha llegado desde las filas de la Liga, que ha reiterado su descontento con las medidas promovidas por el Gobierno, en especial con la reforma del sistema del plan de las pensiones y consideró que el programa es "dañino para el país" y una "vergüenza".

Por otro lado, Angelino Alfano, secretario del PDL, anunció su voto a favor de la aprobación del plan de ajuste porque son un partido "serio", aunque ha advertido que han cambiado "las condiciones" que les llevaron a apoyar la formación del Gobierno Monti.

El plan de austeridad incluye tanto medidas de ahorro como recaudatorias, entre las que destacan una reforma del plan de las pensiones con un retraso de la edad de jubilación y un aumento los años de cotización necesarios para acceder a ella, así como la introducción de nuevos gravámenes o la posibilidad de aumentar el IVA a partir de septiembre del 21 al 23%

Noticias

anterior siguiente