Enlaces accesibilidad

Cómo iniciarse en Google+ sin morir en el intento

  • Más de 20 millones de personas ya se han registrado en la red social
  • El concepto de los 'círculos de amigos' es la herramienta más potente
  • Se puede recrear con relativa facilidad la red personal de contactos
  • Estos son los pasos a seguir para entrar en esta nueva red social

Por
Guía completa para aprender a usar Google+
Guía completa para aprender a usar Google+

La nueva red social Google+ ha captado la atención de los expertos desde el primer día en que entró en funcionamiento.

Ahora mismo ha pasado por la fase inicial de adaptación y quienes llevan ya tiempo allí aseguran que es no sólo es más fácil de utilizar que Facebook sino también más completa en algunos aspectos.

Es un servicio que está ganando popularidad a pasos agigantados y con el que Google tiene intención de afianzarse, no sólo una moda pasajera: 20 millones de usuarios registrados en unas pocas semanas son una buena muestra de ello.

Por esta razón muchos usuarios están dándose de alta y configurando su cuenta y añadiendo a los amigos de sus otras redes sociales, que comparativamente se ven ahora incluso un poco desfasadas y obsoletas.

En lo básico, Google+ es como otros servicios similares: sirve para compartir fotos, mensajes de texto, enlaces o vídeos: una forma de compartir la vida digital del usuario con los conocidos.

Pero algunas de las características de Google+, como los círculos de amigos o el chat multipersona son caballo ganador, y puede decantar a muchos a trasladarse de una red a otra.

Lo que sigue es una serie de consejos para iniciarse sin traumas en la nueva red social y disfrutarla, algo que por suerte no requiere de grandes conocimientos ni de inversión en tiempo.

Darse de alta e invitaciones

Para darse de alta y registrarse en Google+ hace falta tener una cuenta de Google gratuita; la de cualquiera de los servicios tradicionales de la compañía puede valer: la del propio buscador o las de Picasa, Blogger, GMail, Google Reader, Google Docs, etcétera.

Google está aprovechando para obtener más y mejores datos sobre el perfil de sus usuarios, y también para mejorar la seguridad: en algunos casos para activar Google+ hay actualizar el perfil incluyendo un número de teléfono móvil (también sirve un número fijo) que se utiliza para identificar cuentas válidas.

Para entrar en Google+ se necesita una invitación

Durante un tiempo servicios novedosos como Google+ y similares requieren de una invitación por parte de alguien que ya esté dado de alta en el servicio.

Es difícil a estas alturas no conocer a algún amigo 'manitas' que lo prueba todo y no esté ya en Google+, pero quienes todavía no tengan a nadie pueden apuntarse a una lista de espera o probar suerte preguntando en algún foro, blog o grupo de chat a quienes sí que lo hayan probado.

Para enviar invitaciones a otros usuarios basta con conocer su correo electrónico; se utiliza la opción Invitar a contactos a probar Google+ que aparece en la parte inferior derecha de la pantalla.

Círculos

El gran acierto de Google+ es la metáfora que convierte los grupos de gente en círculos de confianza, a cada uno de los cuales se puede tratar de forma diferente. Las nuevas cuentas de Google+ ya vienen con algunos círculos predefinidos (Amigos, Familia…) pero se pueden crear muchos más.

En cada uno de ellos es donde se añade a la gente, que puede pertenecer a uno a varios círculos.

Lo normal es organizarlos por temáticas o según el nivel de privacidad deseado: se puede tener uno para la familia más allegada que podrá ver todas las fotos, otro para los amigos, otro para 'gente virtual' que solo se conoce de Internet y que por tanto puede no ser de tanta confianza, etcétera.

A la hora de compartir los contenidos, ya se trate de textos, enlaces, fotos o vídeos, Google+ pregunta con qué círculos se desea compartir la información. De esta forma es bastante seguro publicar las fotos de la juerga del día anterior sólo para los colegas con los que uno se va de fiesta, ahorrándole el espectáculo a los conocidos por temas laborales – o viceversa.

Añadir a la gente en círculos es fácil e intuitivo. Desde la página Círculos basta usar el buscador de nombres para encontrar a los amigos que ya están en Google+ e irlos 'arrastrando' sobre los círculos deseados.

Cuando un amigo nos añade a nosotros se recibe un mensaje (bien en Google+ o por correo) y basta un clic para añadirle a él también en el círculo o círculos adecuados.

De este modo, recrear los contactos que se tienen en otros sitios como Facebook o Tuenti es casi cuestión de unos pocos minutos – a menos que seas de los que tiene 'un millón de amigos'.

A los conocidos que todavía no estén en Google+ se les puede enviar una invitación. Y de paso, aprovechar para cambiar la foto del avatar, algo que ya casi es una tradición cuando se estrena una nueva red social.

Detalles importantes a recordar sobre los círculos

Google es capaz de sugerir personas que pueden interesarnos añadir. Esto lo hace empleando la información del resto de usuarios y quien está conectado con quién.

Funciona bastante bien aunque puede ser un poco agobiante al principio pero dado que no es algo obligatorio se puede simplemente ignorar (un clic sobre la cruz junto al nombre de la gente los hace desaparecer para siempre).

Y que nadie se sorprenda: no es que 'personajes famosos' quieran seguirnos; simplemente que Google+ sugiere que puede haber un interés en que sigas a alguno de ellos porque tus conocidos también lo hacen.

Podemos saber cuánta gente nos está siguiendo y nos ha añadido a los círculos, pero no podemos saber en qué círculos exactamente, dado que esa agrupación es personal para cada uno.

La herramienta de los círculos es fácil e intuitiva

Es como saber que cientos de personas tienen tu número de móvil, pero no el detalle sobre cuántos lo tienen por temas personales, por trabajo o porque quieren ligar contigo.

Esto es parte de la gracia de Google+, que en cualquier caso totaliza cuántas personas nos han añadido de una u otra forma, una especie de 'medida de la popularidad' al estilo de los seguidores en Twitter.

Se pueden bloquear usuarios. Si no se quiere mantener contacto con alguien ni dejar que nos lea basta con añadirlo al círculo Bloqueados o bien hacer click en la opción Bloquear que aparece en la parte inferior del menú izquierdo de su perfil.

Adiós personas non gratas. (Pero que nadie piense que es una opción ultra-segura: cualquiera puede crear un perfil falso y 'colarlo' como si fuera un don nadie o algún conocido nuestro para leer lo que publicamos en Google+, al igual que en otras redes sociales).

Los avisos sobre quién nos ha añadido a sus círculos normalmente se reciben por correo electrónico, pero se puede cambiar esto en las preferencias para que sólo aparezcan en el menú de notificaciones dentro de Google Plus.

Se cambia en la opción Configuración de Google+ de la pantalla principal. Otra opción interesante es recibirlo por e-mail pero crearse un filtro en el programa de correo para que lo archive y lo de por leído y no moleste: de este modo se puede recordar quién y cuándo nos comenzó a seguir en Google+.

Del mismo modo hay un montón de opciones personalizables en cuanto a cómo se reciben las notificaciones: cuando alguien conteste algún mensaje, comenta una foto, etcétera.

Móviles y más allá

En estos días Google también está publicando ya aplicaciones móviles de Google+ para teléfonos inteligentes Android, iPhone y Blackberry. Estas aplicaciones básicamente replican las funciones de la versión web aunque en el tamaño y formato de un teléfono móvil.

Aun así, no todas las opciones están disponibles en dichas aplicaciones, de modo que no está mal tener un enlace a la versión web, que también puede disfrutarse con toda su funcionalidad con los navegadores de Internet que incluyen estos dispositivos.

Y por último, el consejo obligatorio y siempre recomendable con este tipo de aplicaciones: revisar y volver a revisar cuantas veces sea necesario los ajustes del Perfil y la Privacidad (menú de preferencias de la cuenta).

Es importante entender siempre qué información se está compartiendo y con quién, para evitar luego sorpresas desagradables sobre lo que la gente puede ver de nosotros o de los materiales que publicamos en Internet.

Noticias

anterior siguiente