Enlaces accesibilidad

La policía noruega atribuye el doble atentado a "movimientos locales antisistema"

  • El primer ministro anuncia que el detenido es un ciudadano noruego
  • Expertos en terrorismo creen que los atentados tienen la marca de Al Qaeda

Por
Un grupo yihadista se atribuye el atentado de Oslo como venganza por la intervención en Afganistán

Con el paso de las horas, la confusión sobre el doble ataque perpetrado en Noruega aumenta en lugar de disminuir. Los expertos en terrorismo apuntaron en un primer momento a que tenía la marca de Al Qaeda, una hipótesis apoyada también por el comunicado del grupo yihadista Ansar al-Yihad al-Alami que, según informaba The New York Times, reivindicaba la autoria de los atentados de Oslo y Utoya.

Sin embargo, el grupo islamista se ha retractado en un foro de internet y, paralelamente, la policía noruega ha afirmado que considera que, tanto el atentado con coche bomba del centro de Oslo como el tiroteo en un campamento juvenil cercano del Partido Laborista en Utoya, no se pueden atribuir al terrorismo internacional, sino que estarían relacionados con "movimientos locales antisistema".

El primer ministro Jens Stoltenberg ha informado de que el presunto autor del tiroteo, que ha dejado al menos 80 muertos, es un ciudadano noruego, que ha sido detenido por la policía y que también estaría vinculado con el atentado con coche bomba de la capital.

Además, la policía ha confirmado que ha encontrado explosivos sin detonar en la isla Utoya.

Las autoridades noruegas sabían desde hace tiempo que el país podía estar en la lista de posibles objetivos del terrorismo integrista islámico. Tan solo a comienzos de mes, los servicios de inteligencia noruegos (PST)  detuvieron a tres personas de diferente origen vinculados indirectamente a la red terrorista islámica Al Qaeda y que planeaban un atentado terrorista en un lugar no especificado.

¿Cuál es el problema de Al Qaeda con Noruega? se preguntaba en un artículo en la revista digital The Atlantic, Thomas Hegghammer, investigador en el Centro Noruego de Investigación de la Defensa, y Dominic Tierney, profesor de ciencias políticas.

La primera es la presencia de Noruega en Afganistán, donde forma parte de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) desde su nacimiento en 2001. A finales de 2007, por ejemplo, Ayman al-Zawahiri, entonces lugarteniente de Osama bin Laden, amenazó a Noruega porque "participa en la guerra contra los musulmanes".

Una segunda fuente de conflictos han sido las caricaturas del profeta Mahoma publicadas en Dinamarca por el periódico Jyllands-Posten en 2005.

Clérigo iraquí condenado por amenazas

En 2006, un pequeño periódico noruego, Magazinet, reprodujo las caricaturas, lo que provocó protestas de la comunidad islámica en Noruega (la segunda comunidad religiosa del país) y manifestaciones en Siria y Paquistán.

En tercer lugar, el pasado 13 de julio los fiscales noruegos presentaron cargos contra el líder islamista kurdo Mullah Krekar. Krekar tiene nacionalidad iraquí y es el fundador del grupo islamista kurdo Ansar el Islam, considerado terrorista por EE.UU. y la ONU. 

Krekar fue acusado de amenazar de muerte a los políticos noruegos, concretamente a la ex ministra Erna Solberg, en 2010, cuando las autoridades noruegas iban a deportarle a su Irak.

“Noruega pagará un alto precio por mi muerte. Si Solberg me deporta y muero a consecuencia de ello, ella sufrirá la misma suerte", dijo Krekar en aquella ocasión.

Finalmente, Krekar no fue deportado, precisamente porque en su país se enfrentaba a cargos que podrían acarrearle la pena de muerte.

Noticias

anterior siguiente