Enlaces accesibilidad

Italia aprueba un plan de ajuste de 47.000 millones de euros para los próximos tres años

  • También se aprueba un proyecto de ley de reforma fiscal
  • El ministro de Economía, Giulio Tremonti, ha sido el artífice del plan

Ver también: La crisis de deuda en Europa

Por
Nuevo plan de ajuste en Italia

El Gobierno italiano de Silvio Berlusconi ha aprobado este jueves en Consejo de Ministros un nuevo plan de ajuste por un valor de 47.000 millones de euros, que tiene como uno de sus principales objetivos lograr el equilibrio presupuestario para 2014.

El plan prevé un recorte de gasto de 1.500 millones en 2011; 5.500 en 2012 y de 20.000 millones de euros para cada año del bienio 2013-2014, según informan medios de comunicación italianos citando a fuentes del Gobierno.

En la reunión del Consejo de Ministros se ha aprobado además un proyecto de ley de reforma fiscal, una de las exigencias que el partido de la Liga Norte, socio en el Gobierno de Berlusconi, había planteado en los últimos días para garantizar la estabilidad de la coalición gobernante.

La deuda pública supera el 120%

Este nuevo plan de austeridad sucede al promovido el año pasado por un valor de 25.100 millones de euros y se aprueba cuando la deuda pública de Italia ha superado el 120% del PIB y se encuentra bajo observación por las agencias de calificación de riesgos.

El plan ha sido aprobado tras una reunión de más de cuatro horas, que ha sufrido un parón técnico para analizar algunos detalles sobre las intervenciones en el ámbito político del programa.

Los encargados de presentar el plan han sido Berlusconi y el ministro de Economía, Giulio Tremonti, principal artífice de este ajuste, y lo han hecho en una comparecencia en la que ninguno ha dado datos precisos sobre el valor total de la intervención. De hecho, ambos han dejado para los próximos días la explicación de sus aspectos más concretos.

Cuatro ejes principales

El Gobierno se ha señalado que el plan consta de cuatro ejes principales: La contención de los costes de la política; medidas de generales de contención del gasto; disposiciones en materia de entradas tributarias y medidas para apoyar el desarrollo.

Entre las medidas previstas, destaca un retraso progresivo en el acceso a la jubilación de las mujeres a partir de 2020, con el objetivo de que en 2035 ésta sea de 65 años, frente a los 60 actuales.

También se prevé la tributación reducida de los rendimientos del trabajo ligados a incrementos de productividad y desgravación fiscales para las empresas creadas por menores de 35 años.

Sin embargo, la reducción de los costes de la política ha sido uno de los temas que ha centrado la atención de Tremonti y Berlusconi durante la comparecencia de prensa, en la que han destacado que a partir de la próxima legislatura se equipararán los costes de la política italiana a los baremos europeos, en alusión a los salarios de los parlamentarios, que actualmente perciben alrededor de 13.700 euros mensuales.

También se han referido a las limitaciones en el uso de aviones oficiales a los más altos cargos del Estado, al igual que la introducción de nuevas limitaciones en el uso y características de los coches oficiales. Sin embargo, todavía se desconoce si cancelará el sueldo de ministros de los parlamentarios, como se apuntó en los últimos días.

Equilibrio presupuestario

Durante su comparecencia ante los medios Tremonti y Berlusconi han hecho especial hincapié en la importancia de lograr el equilibrio presupuestario.

Berlusconi ha subrayado que no puede existir un "futuro positivo" si se continúa "cargando a las futuras generaciones con un déficit en el balance", mientras que Tremonti ha aseverado que el equilibrio del balance es "un objetivo ético y político" del país.

El mandatario quiso resaltar además la unidad en el seno del Ejecutivo en la elaboración del plan y agradeció su gestión a Tremonti, con lo que quiso zanjar los rumores de confrontación dentro de la coalición gobernante con respecto a la actividad del ministro.

Noticias

anterior siguiente