Enlaces accesibilidad

La Generalitat y el Parlament se personarán contra los que causaron los incidentes de Barcelona

       
  • El Govern tendrá en cuenta al Movimiento 15M para futuras decisiones
  •    
  • El Parlament se ha sumado a las diligencias abiertas por la Fiscalía

Por

El Govern llevará ante los tribunales de justicia a las personas que identifique como los "violentos" que causaron los incidentes en el Parlament. También esta cámara acudirá a la justicia. La mesa del Parlament ha acordado  sumarse a  las diligencias que ha abierto la Fiscalía por el bloqueo  del  Parlamento autonómico producido la semana pasada.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell Executiu, el portavoz de la Generalitat, Francesc Homs, ha informado este martes de que los acontecimientos relacionados con los 'indignados' han centrado buena parte de los análisis del Govern que preside Artur Mas.

Homs ha asegurado que hay que "diferenciar" el acoso a los diputados catalanes ante el parque de la Ciutadella del 15 de junio, de la manifestación "pacífica y como corresponde" del pasado domingo, la más importante del Estado y que congregó a decenas de miles de personas.

Por un lado, y ante los "hechos violentos" del asedio al Parlament, el Govern se ha sumado a la Cámara y "comparecerá ante las instancias judiciales" poniendo al alcance de la Fiscalía toda la información de que disponga y, "cuando se acabe de identificar" a los violentos, exponer todo ello ante los tribunales, seguramente como acusación particular caso por caso.

Por otro lado y sobre la manifestación del pasado domingo, Homs ha afirmado: "el Govern no queda indiferente ni insensible", como con otros acontecimientos ciudadanos, y que "no sólo lo tiene en cuenta, lo quiere tener en cuenta, y con el tiempo tendremos que saber dar respuesta".

Encajar el malestar ciudadano

La intención del Govern no es dar una respuesta rápida y específica al Movimiento 15-M, sino encajar el malestar ciudadano, derivado de la crisis y el paro, y tenerlos en cuenta a la hora de futuras decisiones del ejecutivo.

Preguntado sobre si en el Consell Executiu ha habido críticas por el operativo policial en el asedio al Parlament dirigido por el conseller de Interior, Felip Puig, el portavoz del Govern ha negado discrepancias y, tras recordar que las deliberaciones del Ejecutivo son secretas, ha asegurado, dirigiéndose a los periodistas: "si hubiese críticas, tampoco se las diría".

Homs ha avalado las afirmaciones del conseller de Interior de ponerse a disposición de los alcaldes para ver cuándo se llevarán a cabo desalojos de plazas públicas "ocupadas por privados", como es le caso de la plaza de Catalunya de Barcelona.

Para el Govern, la ocupación de la vía pública es "responsabilidad del Ayuntamiento", y ha recordado que el uso privado de la plaza de Catalunya "no puede ser indefinido". Otra cosa es si se produce alguna cuestión vinculada con el orden público, momento en el cual, ha apuntado Homs, la competencia sobre la situación es de la Generalitat.

Homs ha informado de que "se está hablando con el Ayuntamiento y hay intercambio de pareceres", y ha señalado que "buscar una solución dialogada" no debe ser "excusa para dejar" el asunto "indefinidamente".

Asimismo, Homs ha negado que el hecho de que la manifestación del pasado domingo en Barcelona haya sido la más numerosa del Estado no es a causa del operativo policial sobre los indignados de la plaza de Catalunya ni por la del Parlament, sino que Cataluña, a su juicio, "se ha caracterizado siempre por ser un país vivo y participativo, lo que no es un déficit, sino todo lo contrario".

El Parlament se suma a la Fiscalía

La presidenta del Parlamento catalán, la democristiana Núria de  Gispert (CiU), ha hecho público que la mesa de la cámara ha acordado  sumarse a las diligencias que ha abierto la Fiscalía por el bloqueo  del Parlamento autonómico hecho por los 'indignados'.

La iniciativa parlamentaria se suma a la investigación que ha  abierto Fiscalía por impedir a los diputados mediante fuerza y  violencia acceder al Parlamento catalán, un comportamiento que el  Código Penal castiga con penas de entre tres y cinco años de cárcel,  al margen de los siete detenidos por los Mossos d'Esquadra por  desórdenes públicos.

De Gispert lo ha avanzado este martes, después de que el ex  presidente de la cámara, el también democristiano Joan Rigol,  expresase el apoyo de los ex diputados a los parlamentarios por todos  los hechos acontecidos el pasado miércoles.

La presidenta ha concretado que, pese a sumarse a las diligencias  de Fiscalía, se reservan la capacidad de iniciar nuevas acciones  penales, por lo que en función de cómo evolucione la investigación,  podrían decidir iniciar nuevas acciones en los tribunales.

De Gispert ha agradecido el apoyo que ha recibido durante los últimos días y ha recordado que son los diputados quienes representan  al pueblo de Cataluña en su conjunto, también a "las personas que en  estos momentos están sufriendo, se sienten ahogadas y creen que nadie  les da respuesta".

En el acto, el ex presidente del Parlamento catalán y presidente  de la Asociación de Antiguos Diputados, Joan Rigol, ha expresado el  apoyo de los ex diputados catalanes a los parlamentarios tras los  incidentes sufridos este miércoles, a quienes ha emplazado a "superar  el corporativismo y buscar una unidad que permitirá tener  credibilidad moral".

Noticias

anterior siguiente