Enlaces accesibilidad

Ratko Mladic, ante La Haya: "Defendí a mi pueblo y a mi país y ahora me estoy defendiendo yo"

  • El exgeneral serbobosnio ha llegado a la sala visiblemente desmejorado
  • No ha querido escuchar la acusación y pide más de un mes para su defensa
  • Ha negado con la cabeza los cargos y los ha calificado de "monstruosos"
  • La próxima sesión ante el juez, el 4 de julio

Por
Ratko Mladic ha comparecido por primera vez ante el Tribunal Penal Internacional

"Defendí a mi pueblo, a mi país... ahora me estoy defendiendo yo. Lo único que tengo que decir es que quiero vivir para ver que soy un hombre libre". Por ello, de momento, el exgeneral serbobosnio Ratko Mladic no se ha declarado ni inocente ni culpable en su primera comparecencia ante el Tribunal Especial para la Antigua Yugoslavia (TPIY).

El motivo de que haya optado por guardar silencio ante las acusaciones de once cargos de genocidio y crímenes contra la humanidad que pesan contra él ha sido, tal y como ha repetido en numerosas ocasiones a lo largo de la sesión, el estado de salud en el que asegura encontrarse. 

Además, ha defendido que necesita tiempo para leer "en profundidad" los cerca de 3.000 documentos que ha recibido como acta de acusación de unos cargos que ha calificado de "odiosos".

A pesar de haberse mostrado sereno y cooperativo al inicio de su comparecencia, esta actitud se ha tornado en una más esquiva y desafiante para eludir las preguntas básicas que le ha hecho el fiscal quien, finalmente, ha fijado para el próximo 4 de julio a las 10 de la mañana la próxima cita en La Haya.

Su enfermedad

Mladic ha llegado a la sala con una gorra, atuendo con el que también se le pudo ver el día de su detención, con un traje gris, semblante muy serio y visiblemente delgado y envejecido, en comparación con el hombre uniformado de combate que aparecía en las últimas instantáneas que se tenían de él.

Ha sido la primera vez que Mladic ha aparecido ante las cámaras tras su ingreso el pasado martes en la prisión de La Haya, donde se le han hecho chequeos médicos en profundidad ante las dudas sobre su estado de salud.

Tras la presentación de los jueces que están en la sala, se ha procedido a leer los derechos del acusado y ha sido después cuando Mladic ha tomado la palabra.

"Soy un hombre gravemente enfermo, les pido comprensión y paciencia conmigo. Me he expuesto a un estrés importante y simplemente he entendido lo que me acaba de decir esta mujer pero necesito tiempo para analizar todo lo que me han dicho. He recibido unos 3.000 documentos pero no he leído ni he firmado nada", ha afirmado Mladic.

Les pido por lo menos dos meses para analizar el acta de la acusación

Tras sus derechos, el fiscal le ha preguntado sobre el documento en el que se exponen el acta de acusación, si lo ha recibido y si está en su idioma. "He recibido el documento, pero les pido por lo menos dos meses para analizarlo porque no quiero un simple abogado, quiero preparar bien mi defensa y no he firmado nada", ha respondido el acusado.

Mladic ha repetido hasta tres veces que quiere analizar bien la acusación algo que ha hecho que el fiscal proceda a pedirle a su abogado, Aleksandar Aleksic, que responda la pregunta de forma precisa debido a la actitud distante y disuasoria que ha mostrado. Por ello, ha sido el letrado el que ha confirmado que su cliente ha recibido el acta y que estaba en su idioma el documento.

Silencio

Tras esto, el acusado ha afirmado que no quiere escuchar el acta de acusación, por lo que lo único que se ha leído ha sido un resumen de la misma. Durante la lectura, Mladic ha negado en varias ocasiones, con la cabeza, lo que estaba escuchando.

Tras esto, ha llegado el momento en el que Mladic debía decidir si se considera culpable o inocente o, por el contrario, guardar silencio.

"Señoría, usted quizá es un poco mayor que yo. Me gustaría poder leer estas acusaciones para hablar con mi defensa con detenimiento, necesito más de un mes porque no he entendido nunca nada de esto y no lo puedo entender en un plazo de tiempo corto".

Ante este modo de evadir la pregunta, el juez ha procedido a interrumpirle entendiendo que su opción era la de guardar silencio: "Entiendo que necesite entender y que no se declare ni culpable ni inocente hoy pero según el reglamento usted dispone de 30 días y no entendemos que ahora mismo exista nada que justifique sea necesario prorrogar este plazo".

Tras esto, la sesión ha pasado a ser privada para que el acusado le transmita e informe a los jueces sobre su estado de salud.

Noticias

anterior siguiente