Enlaces accesibilidad

Japón eleva a 5 el nivel de alerta en Fukushima a pesar de que baja la radiación en la central

  • El accidente de Chernobil, el más grave de la historia, es de nivel 7
  • El OIEA habla de "carrera contra el tiempo"
  • Continúan arrojando agua y se intenta conectar un cable para refrigerar los reactores

Más información en nuestro especial sobre el  terremoto de Japón

Por
Japón eleva a 5 el nivel de alerta en Fukushima a pesar de que baja la radiación en la central

La Agencia Nuclear de Japón ha aumentado el nivel de gravedad del accidente de la central nuclear de Fukushima de 4 a 5, lo que coloca el siniestro al mismo nivel que el de Three Mile Island (EE.UU) en 1979 .

El accidente de Chernobil, el más grave de la historia, está calificado como de nivel 7 en esta escala.

La Agencia de Seguridad Nuclear de Francia, por su parte, estima que el accidente es más grave aún, y lo situa en un nivel 6.

El anuncio se produce después de la visita del director del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, a Japón. Amano se ha entrevistado con el primer ministro, Naoto Kan. Amano ha pedido más transparencia a las autoridades y ambos se han comprometido a colaborar.

La situación en la central, según Amano, es "seria y grave". Amano  ha calificado de "carrera contra el tiempo" las labores de refrigeración.

En rueda de prensa posterior, Kan ha insistido en que "toda la información disponible se ha hecho pública. La situación es aún muy grave".

Este viernes, por primera vez, los ingenieros de la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO), propietaria de la central, han reconocido que existe también la posibilidad de cubrir las instalaciones con arena y cemento, como ocurrió en Chernobil, un síntoma de que el éxito de las labores de refrigeración no está asegurado.

"No es imposible encerrar el reactor en cemento. Pero nuestra prioridad ahora es tratar de enfriarlos", ha dicho un representante de TEPCO en rueda de prensa.

Labores de refrigeración

Las labores de refrigeración de los reactores y los trabajos para recuperar la corriente eléctrica continúan este viernes después de conocerse que podría haberse producido una explosión en el reactor 2. Los niveles de radioactividad han bajado ligeramente en la central.

Los ingenieros de TEPCO esperan restaurar la electricidad en los reactores número 1, 2 y 4 el sabado por la mañana, con lo que los sistemas de refrigeración

A lo largo de este viernes, los ingenieros trabajan para intentar conectar el cable, aunque estos trabajos se han detenido para dar comienzo a una nueva operación de refrigeración a través de helicópteros y camiones cisterna.

A las 14.00 horas local japonesa (06.00 hora peninsular española) ha comenzado una nueva operación para arrojar agua en la planta, donde camiones cisterna y helicópteros trataron de enfriar el jueves por ese mismo medio el reactor 3.

En esta ocasión, unos 130 bomberos, con al menos 15 camiones cisternas, han viajado a las inmediaciones de la planta procedentes de Tokio. Según el portavoz del Gobierno de Japón, Yukio Edano, se continuará lanzando agua sobre el reactor 3 y, si es posible, también sobre el 1, aunque su situación es menos preocupante.

Los ingenieros continuarán trabajando después para tratar de recuperar la alimentación eléctrica en la central y poder así poner en funcionamiento los sistemas de refrigeración de la planta.

Sin embargo, aunque los ingenieros lograran conectar el tendido eléctrico, no está claro que las bombas vayan a funcionar, ya que pueden haber resultado dañadas por el terremoto o durante alguna de las explosiones registradas en los reactores durante los últimos días.

Posible explosión en el reactor 2

A primera hora del día, unas imágenes de la televisión estatal NHK mostraban cómo salía vapor de tres de los reactores de la central, aunque la Agencia de Seguridad Nacional de Japón ha explicado después que el humo procedía únicamente del reactor 2 y ha admitido que podría deberse a una nueva explosión.

También preocupa el estado del reactor 4 porque la cantidad de combustible en la piscina es muy elevada y se desconoce si hay agua o no.

Sobre la efectividad de estas operaciones, no hay datos concluyentes. El jueves no se registraron cambios significativos y tampoco los sobrevuelos efectuados por un avión no tripulado de Estados Unidos han ofrecido ningún signo de mejoría.

Incluso el ministro japonés de Ciencia ha admitido este viernes que el jueves se detectaron niveles de radiación por encima de los 170 microsievert por hora a unos 30 kilómetros al norte de Fukushima. Esa radiación durante seis horas equivaldría al límite de exposión para todo un año que se considera seguro para el ser humano.

Sin embargo, después el ministro portavoz Yukio Edano ha dicho que aunque la radiación seguía siendo alta, no suponen una amenaza para la salud y no es necesario ampliar la zona de evacuación.

Más tarde, la Agencia de Seguridad Nuclear japonesa ha ofrecido un dato positivo, pero aislado: en una medición a un kilómetro al oeste del reactor 2 la radiación ha descendido ligeramente durante la mañana de este viernes (de 292,2 microsievert el jueves a 279,4).

Tras la crisis nuclear en la central de Fukushima, el Gobierno ordenó la evacuación de todo el territorio a menos de 20 kilómetros de distancia de la central, y a las personas que viven entre los 20 y 30 kilómetros de la planta les emplazó a permanecer en sus casas.

Por otro lado, el balance oficial de víctimas del seísmo ocurrido justo hace una semana asciende ya a 6.400 muertos y 10.200 desaparecidos.

Noticias

anterior siguiente