Enlaces accesibilidad

Haití, a casi un año del terremoto y sin haber pasado aún lo peor del cólera

  • La OMS ha advertido que aún no se ha llegado al pico de la enfermedad
  • Pese a ello, sí ha descendido la tasa de mortalidad

Por
Acelerar la reconstrucción de Haití, prioritario para las agencias humanitarias de la ONU en 2011

"Aún no hemos visto el pico de la epidemia, algo que se espera que ocurra en las próximas semanas". Esta es la trsite predicción que la portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Fadela Chaib ha hecho sobre la epidemia de cólera que asola al país desde el pasado mes de octubre.

Chaib también ha cifrado en 3.651 las personas que han muerto y en 171.304 los infectados aunque, eso sí, también ha querido resaltar un aspecto postivo: el hecho de que la tasa de mortalidad haya descendido desde el 9% al inicio de la epidemia a un 2,2% actualmente.

"Se siguen infectando muchas personas, en especial en las zonas rurales, donde se llegan a tasas de 100 infecciones por día, pero la buena noticia es que menos personas mueren", ha asegurado Chaib pese a que también ha querido dejar claro que "No obstante, para poder decir que la epidemia está controlada la tasa de mortalidad debe ser menos de un 1%. Aún queda mucho camino por recorrer".

Los efectos de todas las catástrofes

Pero, además Naciones Unidas ha recordado que en la actualidad en Haití, "aún hay más de 800.000 desplazados viviendo en condiciones miserables" tras el devastador terremoto del que el próximo miércoles se cumple un año.

La portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Elisabeth Byrs, ha reiterado en rueda de prensa que "tenemos un largo camino por delante, debemos ser realistas" y ha agregado que el trabajo "va a durar meses y seguramente años".

Mañana se cumple un año del terremoto de 7 grados que asoló a Haití y causó 222.570 muertos, otros tantos heridos y 1,5 millones de damnificados. Byrs ha señalado que actualmente 810.000 personas viven en 1.150 campos de refugiados esparcidos por todo el país, tanto los organizados por distintas organizaciones humanitarias como los asentamientos espontáneos.

Actualmente el Programa Alimenticio Mundial (PAM) alimenta a 2 millones de personas, dos millones menos que durante los primeros meses tras la catástrofe.

Con respecto a los 1.500 millones de dólares prometidos para hacer frente a la catástrofe, hasta la fecha se han recibido 72%. "La prioridad para el 2011 será la recuperación del país y toda la comunidad humanitaria está comprometida con ello", concluyó Byrs

Noticias

anterior siguiente