Enlaces accesibilidad

El Papa alerta en Santiago del "laicismo agresivo" que vive España y llama a reevangelizar el país

  • Llama a un "encuentro entre la fe y la laicismo y no a una confrontación"
  • Don Felipe destaca su compromiso "con la paz, la libertad y dignidad del hombre"
  • Benedicto XVI y Rubalcaba reafirman las "buenas relaciones" entre Estados
  • El Papa visita la Catedral de Santiago "como un peregrino más"
  • En la seo ha rezado ante la tumba del Apóstol y ha saludado a los fieles

Ver también: Especial visita del Papa Benedicto XVI | Minuto a minuto de la jornada

Por
El Papa visita Santiago como un peregrino

El papa Benedicto XVI ya está en España. Minutos antes de las 11:30 horas ha llegado al aeropuerto de Santiago, donde le han recibido los Príncipes de Asturias y otras autoridades civiles y eclesiásticas.

Antes, en una charla con periodistas en el avión, según informa Efe, el Papa ha asegurado que "en España ha nacido una laicidad, un anticlericalismo, un secularismo fuerte y agresivo como se vio en la década de los años treinta. Y ese enfrentamiento, disputa, entre fe y modernidad ocurre también hoy de manera muy vivaz".

Además, el papa Ratzinger ha asegurado que, cuando este año anunció la creación de un nuevo dicasterio para la nueva evangelización, pensó en Occidente y especialmente en España, Francia, la República Checa y el Reino Unido por su laicidad y secularismo. "Hay que renovar la fe para responder a esa laicidad", ha aseverado.

Por todo ello, el Benedicto XVI ha manifestado que es España necesita una "una reevangelización" y una búsqueda de un "lugar de encuentro entre fe y laicidad".

Recibido por los Príncipes de Asturias

En Santiago de Compostela ha sido recibido por los Príncipes de Asturias; el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo; y el vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, entre otras autoridades eclesiásticas y civiles.

En su discurso, Don Felipe ha destacado el compromiso "con la paz, la libertad y dignidad del ser humano" del Papa y ha ensalzado la importancia del Camino de Santiago y del Año Compostelano.

"Un gran camino de encuentro y diálogo que recorre Europa, un gran símbolo de solidaridad y unidad que nos invita a superarnos y a alcanzar retos", ha dicho el Príncipe de Asturias, quien también ha destacado que Barcelona espera al Santo Padre "con mucha ilusión".

Don Felipe le ha dado las gracias por la visita y Benedicto XVI, en sus primeras palabras en suelo español, ha resaltado "el amor que siento por España" y la importancia de nuestro país en el nacimiento y consolidación del catolicismo.

El Papa destaca las raíces cristianas de España

Por eso Benedicto XVI ha asegurado sentir "una profunda alegría de estar en España, que ha dado una gran cantidad de santos como Santa Teresa de Jesús, San Ignacio de Loyola o San Juan de la Cruz". De todos ellos ha destacado que han sido capaces de renovar el catolicismo.

"Como el siervo de Dios Juan Pablo II, yo quisiera invitar a España y Europa a edificar el presente y cimentar el futuro desde la libertad del hombre y desde la Justicia para todos, comenzando con los más débiles", ha afirmado el Papa, quien también ha pedido un nuevo impulso a las "raíces cristianas" de España y Europa.

Tras los discursos oficiales, el Papa se ha reunido en privado, y por separado, con los Príncipes de Asturias, el presidente de la Xunta y el vicepresidente primero del Gobierno. En esa reunión, según fuentes del Ejecutivo, se ha subrayado "las buenas relaciones que existen" entre ambos Estados.

Llegada a Santiago de Compostela

Tras el protocolo, el Santo Padre se ha subido al papamóvil para recorrer los 11 kilómetros que separan el aeropuerto y la ciudad de Santiago. Durante todo el camino, los fieles se han congregado para saludarle.

Y a las 13:00 en punto, Benedicto XVI llegaba a la Catedral, lugar por donde entró a través de la Puerta de Azabachería. Allí el Papa ha vivido varios de los momentos más especiales y esperados de la visita.

Primero ha saludado a las 6.000 personas que, desde las 10:00 horas, se encuentran en los asientos dispuestos en la Plaza del Obradoiro. Además, el papa Ratzinger ha podido rezar ante la tumba del Apóstol y le ha abrazado "como un más".

Ya lo había advertido antes de su visita en Roma: "Voy a Santiago como un peregrino más". Tanto es así, que se ha revestido con la capa del peregrino.

Tras saludar a los presentes, Benedicto XVI ha presidido una pequeña ceremonia litúrgica en la que ha pedido a los fieles que recen "para que muchos jóvenes se consagren en el ministerio sacerdotal" porque "merece la pena hoy más que nunca dedicarse a difundir el Evangelio".

Además, ha destacado "la generosidad de los católicos españoles", que sostienen numerosas obras de carácter social a pesar de la crisis.

Después de la ceremonia y de ver el botafumeiro en acción, Benedicto XVI se ha retirado al Palacio del Arzobispado. Así ha finalizado la primera mañana del Papa en España.

Noticias

anterior siguiente