Enlaces accesibilidad

La Comisión quiere una oficina europea que controle a las agencias de calificación

       
  • La Comisión quiere tener capacidad sancionadora
  •    
  • Barroso abre la puerta a un operador a nivel europeo

Ver más:  Especial Presidencia Española de la UE 

Por
La Comisión Europea quiere controlar las Agencias de Calificación

La Comisión Europea quiere evitar los ataques especulativos contra las economías nacionales y, para eso, ha preparado un nuevo mecanismo de supervisión de las agencias de calificación creditica. Los agentes a los que los 27 culpan de la actual inestabilidad que existe en la zona euro.

Para ello va a proponer la creación de una agencia paneuropea que sea una Autoridad Europea de Mercados de Valores, ESMA -siglas en inglés-. Con su creación se crea una nueva arquitectura de supervisión financiera que los líderes de los 27 pidieron en el último Consejo Europeo.

Estarán obligadas, según ha dicho el comisario de Mercado Interior Michel Barnier "a compartir los criterios de evaluación" que utilizan, de manera que puedan ser adoptados por otras compañías.

Aumentar la competencia

Se da la circunstancia de que Europa ya había arremetido contra las agencias de calificación durante 2007 y 2008 por haber subestimado los riesgos de la crisis bancaria.

A partir de diciembre este tipo de empresas tendrán que estar registradas para trabajar en el conjunto de la Unión Europea, y el mantenimiento de su licencia estará supeditada al cumplimiento de las normas de conducta y transparencia.

La intención es introducir la mayor cantidad de competencia en el mercado de las agencias de calificación que sean posibles.

De hecho, el presidente de la Comisión, Durao Barroso, se ha preguntado "si es normal que sólo haya 3 entidades relevantes en ese mercado", "si es lógico que vengan todas del mismo país" y "que no estén sometidas a regulación con la importancia que tienen". Por eso, dice, hace falta "como mínimo una reflexión".

Capacidad sancionadora

Según la propuesta que ha hecho la Comisión, y que ha explicado Barnier, la nueva autoridad podrá "llevar a cabo la supervisión de los mercados" y, en última instancia "retirar la licencia si se infringen gravemente" las normativas adoptadas.

Además se van a plantear que el Ejecutivo comunitario pueda imponer sanciones por recomendación de ESMA. Tendrán un carácter "disuasorio y proporcionales" a la gravedad de la infracción cometida.

Todo ello llevando a cabo inspecciones y registros para conseguir toda la información que sea necesaria para ejercer su labor de supervisión.

Barroso insta a los Estados

Ahora la pregunta es si los gobiernos de la UE y el Parlamento darán su visto bueno a una entidad que susituirá a las entidades nacionales de control financiero.

Por eso Durao Barroso ha pedido al Consejo y a Estrasburgo que hagan lo posible para que la ESMA entre en vigor el 1 de enero de 2011. De hecho, asegura que "si ahora no se logra un acuerdo, no se conseguirá nunca".

Un asunto, el de las agencias de calificación, que Barroso ha querido regular desde primeros de 2008 pero "no había quorum" suficiente para hacerlo.

Por cierto que el presidente de la Comisión ha descartado por ahora la posibilidad de crear un organismo a nivel europeo, aunque "si algún operador quiere hacerlo" puede estudiarse.

También abre la puerta a la posible creación por parte de los Estados, pero "habría que ver si merece la pena que sea público o privado".

Alemania da la bienvenida

La propuesta que ha hecho la Comisión Europea ha sido bien acogida por Alemania que considera una buena noticia el hecho de que se quiera aumentar el control sobre las agencias de rating.

Algo que, según el ministro de Economía Rainer Brüderle "también es unos de los objetivos" de su país.  

Noticias

anterior siguiente