Enlaces accesibilidad

El futuro océano ácido

Por
Ciencia al cubo - Océanos ácidos - 05/04/10

Ciencia al Cubo

El nacimiento de perritos fluorescentes, la muerte de una chimpancé calva, qué son las neuronas espejo, el origen de los ojos azules o por qué nos salen canas. De la mano de América Valenzuela, en 'Ciencia al Cubo' pueden escuchar las historias más variopintas sobre temas científicos de actualidad.
Emisión en Radio 5: Lunes a viernes 10:07; Sábados 09:22 / 17:52 / 21:06; Domingos 09:22 / 17:55

Los océanos se formaron hace 4.000 millones de años. Hoy ocupan el 70% de la superficie del planeta. Son fuente de vida indiscutible. Los primeros organismos vivos nacieron allí y de ellos descendemos.

Desde que los hombres nos sumimos en la era industrial, esta maravilla natural ha aguantando todo lo que podido nuestras maltratos. Pues los últimos estudios confirman lo que se viene observando desde hace años, una consecuencia del exceso de emisiones de dióxido de carbono en la atmósfera: el océano se está volviendo ácido.

El océano disuelve en sus aguas este gas. Tanto es así que en los cálculos para sabe el efecto del exceso de emisiones en la atmósfera se ha tenido en cuenta este factor. La cantidad que absorbe en definitiva no es nada desestimable. Es del 30%. Bueno, pues este gas, el CO2, en estado líquido se transforma en ácido carbónico. Y el mar ha absorbido tanto que se está acidificando.

Uno de los últimos estudios sobre este fenómeno lo han realizado científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Han estudiado los registros de acidez de los océanos y los niveles de Co2 de la atmósfera de los últimos centenares de millones de años obtenidos mediante estudios paleoceanográficos. Su conclusión: a finales del siglo XXI se alcanzarán niveles de acidez intolerables para muchos organismos marinos y se llegará a condiciones sin precedentes en los últimos 40 millones de años.

La acidificación de los océanos puede traer consecuencias nada apetecibles. En primer lugar, los animales marinos que tienen caparazón no podrán construirlo.

Afectará a los animales con caparazón y al plancton

Porque las moléculas que lo forman dependen mucho del pH del medio en el que se encuentran. Así, su predicción es que en una o dos décadas las latitudes más altas de los océanos Atlántico, Pacífico y Austral sean hostiles para los organismos que calcifican.

Otra gran consecuencia sería la disminución del plancton que habita las aguas. El plancton es la base de la cadena trófica y si este primer escalón no es sólido el resto de la escalera podría desmoronarse.

CIENCIA AL CUBO

SUSCRÍBETE al podcast de Ciencia al Cubo, el programa sobre Ciencia de América Valenzuela en Radio 5.

Noticias

anterior siguiente