Enlaces accesibilidad

Miguel Carcaño responde al juez: "No sé dónde está el cuerpo de Marta"

  • El asesino confeso de la joven ha respondido simplemente: "No lo sé"
  • Es la única pregunta que ha contestado al término de la audiencia

Ver también: Cronología/ Las claves del caso

Por

El asesino confeso de la joven Marta del Castillo, Miguel Carcaño, ha declarado este viernos que no sabe donde está el cuerpo de la víctima, en la única pregunta que ha respondido al término de la audiencia previa al juicio con jurado.

Al término de una sesión de 14 horas de duración, el juez de instrucción 4 de Sevilla ha preguntado al joven si deseaba declarar, a lo que Miguel ha contestado de forma negativa, y entonces el magistrado le ha dicho que "solo deseaba hacerle una pregunta: dónde está el cuerpo de Marta".

Miguel, con la cabeza baja entre los hombros, ha respondido simplemente: "No lo sé", según han relatado a los periodistas abogados personados en la causa.

Los imputados, cara a cara

El juez de instrucción ha celebrado este viernes la audiencia preliminar por la muerte de la adolescente sevillana, previo a la remisión del caso para su enjuiciamiento ante un jurado, con asistencia de los cuatro acusados, para quienes el fiscal pide condenas de entre cinco y 52 años de cárcel.

Los imputados se han sentado en primera fila, Miguel lo ha hecho en solitario en uno de los bancos y en el otro se han sentado su hermano Francisco Javier D.M., la novia de éste María G.M. y Samuel B.P., amigo de Miguel acusado de ayudarle a deshacerse del cuerpo de Marta tras la violación y asesinato ocurridos el 24 de enero de 2009.

La sesión ha terminado a las 22.30 horas de este viernes tras la intervención de Francisco Javier y de María, que se han ratificado en sus declaraciones de que no se enteraron de lo que sucedió aquella noche en el piso de la calle León XIII de Sevilla, donde presuntamente Marta fue asesinada y violada por su ex novio Miguel y el menor de edad Javier G.M.

La declaración más larga ha sido la de Rocío P.G., de 16 años, actual novia de Miguel que ha asegurado que éste se olvidó su teléfono móvil en su domicilio de Camas (Sevilla) cuando salió en la madrugada posterior al crimen, lo que invalidaría su coartada de haber permanecido en el lugar, avalada por las antenas de móviles.

"Si he mentido a la Policía, puedo mentir a cualquiera"

Según los abogados, cuando uno de ellos ha llamado la atención de la joven por las cinco declaraciones diferentes que hasta ahora ha realizado en torno a lo ocurrido aquella noche, la joven ha respondido: "Si he mentido a la Policía, puedo mentir a cualquiera".

Rocío P.G., el único testigo que ha declarado protegido por una mampara, ha ratificado ante el juez su declaración policial de septiembre de 2009, cuando aseguró que Miguel le confesó el crimen y que hacia la 1.30 horas de la madrugada salió de su vivienda por una ventana y se alejó con el motor de la moto apagado.

No obstante, cinco miembros de la familia de esta joven, que también han declarado como testigos, han incurrido en contradicciones sobre la altura, forma y otros detalles de dicha ventana, según los citados abogados.

Rocío también ha asegurado que las cartas que envió a Miguel a la cárcel, en las que le urgía a desvelar datos de la muerte de Marta, las escribió por dictado de la Policía.

Ataque de ansiendad

Rocío ha comparecido por espacio de casi dos horas y a la salida ha sufrido una crisis de ansiedad, gritando y llorando, y ha quedado tendida en un banco, donde ha sido asistida por una forense del juzgado.

En la jornada de este viernes ha declarado también la madre del menor de edad Javier G.M., acusado de los mismos delitos de violación y asesinato, quien ha asegurado que su hijo regresó a casa la noche del crimen a las 23.30 horas y no volvió a salir.

También ha dicho que su hijo "siempre le ha dicho que no sabe nada" del crimen y que "está deseando echarse a la cara a Miguel para que le diga por qué le hace esto".

Noticias

anterior siguiente