Enlaces accesibilidad

Zapatero ve "interesante" el nuevo impuesto verde de Sarkozy

  • El presidente del Gobierno cree que es una iniciativa a tener en cuenta
  • Sarkozy grabará a partir de 2010 con 17 euros la tonelada de CO2 emitida
  • El presidente defiende su reacción ante los comentarios de Berlusconi sobre las mujeres
  • Subraya que en esos casos es aconsejable mantener la prudencia y la cordura

Por
La gira internacional de Zapatero para preparar la presidencia española de la UE le lleva a París
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que la iniciativa de Francia de poner una nueva tasa sobre actividades contaminantes en 2010 es "interesante" y "hay que tenerla en cuenta" en futuras subidas de impuestos "porque es un camino que se va a abrir en todos los países".

En la rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido con el presidente francés, Nicolás Sarkozy, en el Palacio del Elíseo, en París, Zapatero ha precisado que la fiscalidad verde "es uno de los campos en el que los países desarrollados están trabajando" para reducir sus emisiones.

La lucha contra el cambio climático y construir una economía sostenible requieren ser "exigentes con la contaminación, y una manera de ser exigentes es la imposición fiscal", ha manifestado, aunque no ha querido hablar en concreto de la figura impositiva francesa.

La propuesta de Sarkozy supone que tanto familias como empresas pagarán 17 euros por tonelada de CO2 emitido, lo que supone grabar las tases sobre el gas, la gasolina y los hidrocarburos.

Con todo, el presidente francés ha prometido que compensará a las familias por este aumento de la presión fiscal con otras rebajas fiscales.

Prudencia con Berlusconi

Además, Zapatero ha respondido a las críticas por su falta de respuesta a las palabras del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, sobre las mujeres y su visita a la villa del primer ministro en Cerdeña donde según la prensa italiana se reunía con las famosas 'velinas'.

"Todo el mundo conoce cuáles son mis opiniones en materia de igualdad, pero la cortesía y el respeto institucional hace aconsejable mantener cierta prudencia", ha subrayado Zapatero, que ha justificado por esa misma cortesía aceptar la invitación a tomar un café en el domicilio de Berlusconi.

La reunión entre Zapatero y Sarkozy se produce para preparar la cumbre del G-20 de Pittsburgh, donde el presidente francés quiere nuevas normas regulatorias del sistema financiero y limitar los bonus que se pagan a los directivos de los bancos.

"Hay una total convergencia de opiniones", ha asegurado Sarkozy al término de la reunión, que ha durado dos horas y a la que han asistido los ministros de Asuntos Exteriores de ambos países, Miguel Ángel Moratinos y Bernard Kouchner.

Otros temas que se han tratado es una postura común para la cumbre sobre cambio climático de Copenague, en línea también con Brasil, y la apuesta por una Europa política que afirme sus valores.

Zapatero ha vuelto a aprovechar la ocasión del encuentro para expresar su "profundo agradecimiento" por la "perfecta" colaboración entre ambos países en la lucha antiterrorista.

Noticias

anterior siguiente