Enlaces accesibilidad

China detiene a más de 1.400 uigures mientras las protestas se extienden por Xinjiang

  • Vuelven a manifestarse en Urumqi, donde el domingo murieron 156 personas
  • Además, otros 200 musulmanes han sido dispersados en la ciudad turística de Kashgar
  • El régimen ha detenido a más de 1.400 personas en la capital de los separatistas
  • En la provincia, rica en hidrocarburos, se han desplegado 20.000 agentes extras
  • La líder de la minoría étnica en el exilio ha pedido una investigación internacional
  • El Gobierno corta los teléfonos fijos e internet para "prevenir la expansión de la violencia"

Por
Persiste la violencia en China
La policía china ha detenido a más de 1.400 personas por los enfrentamientos del domingo en la capital de Xinjiang, que se cobraron la vida de al menos 156 personas, mientras la protesta de los uigures se ha ha extendido a la segunda ciudad de la región y se repite en Uriqmi en un clima de extrema tensión.

Según las agencias internacionales, en la capital de la región al menos 200 personas se han vuelto a reunir en la capital de la región donde se concentra la minoría musulmana uigur.

La policía ha instado a los manifestantes a dispersarse pero estos han alzado el puño en dirección a los antidisturbios en un gesto de desafío.

Las líneas de teléfono fijo y el acceso a internet permanecen cortados en su práctica totalidad en Urumqi. Según ha podido verificar Efe, es imposible realizar llamadas internacionales desde la ciudad y muy difícil acceder con normalidad a la red.

El jefe del Partido Comunista de China en la ciudad, Li Zhi, ha reconocido que han cortado las comunicaciones "con el objetivo de sofocar las revueltas rápidamente y prevenir la expansión de la violencia a otros lugar", según recoge la agencia oficial Xinhua.

La ciudad estuvo el lunes en calma tras el envío de 20.000 agentes, mientras se descubría la amplitud de la sangría de la víspera: 156 muertos y 1.080 heridos, según el último balance oficial, que no precisa la etnia de las víctimas o si hay agentes entre ellas.

De noche, segun han relatado testigos a Efe, volvieron los incidentes, con algunos incendios y destrozos de coches cerca del aeropuerto.

Y este martes por la mañana los uigures han vuelto a las calles. La mayoría de los manifestantes son mujeres que preguntaban por el paradero de sus allegados e interpelaban a los 60 periodistas extranjeros que han sido autorizados a viajar a la zona. Otras mil personas presenciaban la escena.

La protesta se produjo en un barrio de población mayoritariamente uigur donde el Gobierno regional había preparado un encuentro entre habitantes locales y periodistas.

Arrestos masivos

1.434 personas han sido detenidas "en relación a los altercados del domingo en Urumqi", según las autoridades.

Además, algunos vecinos han denunciado redadas masivas en sus barrios de Urumqi. "Están sacando de sus casas a todos los jóvenes y se los llevan", afirma Amina a la agencia Reuters. Esta madre dice que entre los cientos de detenidos está su propio hijo.

Xinjiang
, donde aproximadamente la mitad de los 20 millones de habitantes pertenecen a la minoría china uigur (musulmanes turcófonos) es escenario habitual de enfrentamientos entre separatistas y el poder, aunque el último episodio de violencia étnica es el más grave en varias décadas en el país.

Además, la tensión se ha extendido a Kashgar, la gran ciudad de los confines del occidente del país por la que pasa la Ruta de la Seda. La policía ha dispersado a "más de 200 alborotadores que intentaban concentrarse" junto a la mezquita de Id Kah, según la agencia oficial Xinhua.

La fuente no precisa si la policía usó la fuerza, pero en la ciudad se han instalado varios puestos de control policial. El incidente, del que se ha dado cuenta ya en la madrugada del martes, se produjo hacia las 18.00 hora local del lunes (mediodía en la España peninsular).

"Xinjiang tomará las medidas más fuertes posibles para impedir que la violencia se extienda a otras regiones", ha dicho Nur Bekri, presidente de la región "autónoma", el mismo estatuto que Pekín concede al vecino Tíbet, la otra región separatista china.

Como en el techo del mundo, Xinjiang también cuenta con grandes recursos naturales. En la zona, también llamada el Turquestán Oriental, hay grandes yacimientos de petróleo y gas y está atravesada por importantes oleoductos conectados con Asia Central.

Y aquí como en el Tíbet, el régimen está fomentando la instalación de chinos han (la etnia mayoritaria), algo que irrita a los locales porque ven amenazada su "identidad cultural".

Versiones inverificables

El régimen, que según los residentes ha cortado las comunicaciones de telefonía móvil e internet, ha culpado a los separatistas en el exilio de la revuelta en Xinjiang.

Desde Estados Unidos, su líder Rebiya Kadeer ha negado la acusación y ha pedido una comisión de investigación internacional para esclarecer los hechos.

Los enfrentamientos con la policía en Urumqi empezaron la tarde del domingo, después de que varios cientos de uigures se concentraran para protestar por el linchamiento en una factoría de Cantón (sur) de obreros de su etnia acusados falsamente de violar a dos jóvenes locales.

Los uigures denuncian que los han mataron a muchos más de los suyos, aunque no hay informes independientes sobre esos sucesos.

Pekín ha informado este martes de la detención de 15 personas presuntamente implicadas en los sucesos de la fábrica del 26 de junio. Según las autoridades, tres de ellos son originarios de Xinjiang y se los relaciona con los sucesos de este domingo.

Los han de Urumqi dicen que los musulmanes actuaron este domingo con una violencia extrema quemando coches y agrediendo a todo el que pasaba por allí.

Noticias

anterior siguiente