Enlaces accesibilidad

El centro izquierda se hunde en los grandes países de la UE y los gobiernos acusan la crisis

  • Los socialdemócratas pierden y además bajan en Alemania, Francia, Italia y Reino Unido
  • Sólo en Grecia y Suecia la oposición socialdemócrata se impondría al Gobierno conservador
  • La mayoría de los gobiernos sufre un voto de castigo por parte de los electores

Por
Las Elecciones Europeas del 7-J dan una amplia victoria al Partido Popular Europeo
Los partidos conservadores han logrado la victoria en los grandes países de la Unión Europea, aquellos que aportan más diputados al Parlamento Europeo -Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España-, pese al voto de castigo sufrido por algunos Gobiernos por su gestión de la crisis, dado el hundimiento generalizado de las opciones de centro izquierda, que sólo han logrado la victoria en Grecia, Dinamarca, Suecia y Malta.

Así lo ha reconocido el presidente del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo, el alemán Martin Schulz, que ha admitido la derrota de su formación en el ámbito europeo frente al Partido Popular Europeo (PPE). "Hoy es una noche triste para la socialdemocracia europea", ha comentado en una conferencia de prensa en Bruselas en la que han participado los presidentes de los principales grupos de la Eurocámara.

Schulz ha señalado que, a pesar de algunas mejoras puntuales, en la mayoría de los países de la UE a los socialistas les ha ido "muy mal" en estos comicios, por lo que ha asegurado: "estamos decepcionados". Así las cosas, el Partido Popular Europeo volverá a tener una amplia mayoría en la Eurocámara.

Hundimiento generalizado

  • En Alemania, el país que más diputados aporta al Parlamento Europeo con 99, la CDU-CSU de la canciller Angela Merkel ha vencido las elecciones con el 38% de los votos, según los primeros resultados provisionales, aunque se quedan lejos del 44,5% obtenido en 2004. Los socialdemócratas del SPD, socios de Gobierno con Merkel, también sufren el voto de castigo y sufren su peor resultado en unas elecciones europeas, ya que obtienen el 20,8%, frente al ya bajísimo 21,5% de 2004. Los grandes beneficiados han sido los liberales de FPD, que logran un 11% de los votos, frente al 6,1% de hace cinco años, lo que anticipa un cambio de coalición de cara a las legislativas que se celebrarán en septiembre.
  • En Francia, la UMP de Nicolas Sarkozy no sólo ha evitado cualquier tipo de voto de castigo -pese al descontento con su gestión de la crisis económica-, sino que ha logrado una amplia victoria sobre un debilitado Partido Socialista. Según los datos oficiales, los conservadores han obtenido el 28% de votos, mientras que el Partido Socialista logra el 16,8% y la lista Europa-Ecología que lidera Daniel Cohn-Bendit, uno de los líderes estudiantiles del mayo del 68 francés, se coloca como tercera fuerza política con el 16,2%. La gran sorpresa ha sido el hundimiento del MoDem de François Bayrou, que aspiraba a situarse como el gran rival de Sarkozy en las presidenciales del 2012 y que sólo ha logrado el 8,5% de los votos. También obtienen escaños el Frente Nacional de Jean-Marie Le Pen, con el 6,5% de los votos, y el Frente de Izquierdas, con el 6,3%.
  • En Reino Unido,  los resultados confirman el  hundimiento de los laboristas de Gordon Brown, con sólo el 15,3% de los votos, 7 puntos menos que en los comicios de 2004, lo que les sitúa como tercera fuerza política, por detrás de los conservadores (28%) y el euroescéptico Partido por la Independencia de de Gran Bretaña (17,4%). A falta de conocerse los votos de Irlanda del Norte y algunas islas de Escocia, los liberal-demócratas, el Partido más pro-europeo ha quedado en cuarto lugar con un 13,9 por ciento. La irritación de los ciudadanos con los principales partidos parlamentarios, por el doble efecto del escándalo parlamentario y la crisis económica, ha favorecido a los partidos minoritarios, hasta el punto que el Partido Nacionalista Británico, de extrema derecha, logra dos escaños.
  • En Italia, el Popolo de la Libertad de Silvio Berlusconi ha ganado las elecciones, pese a los últimos escándalos, con el 34,7% de los votos, mientras que el Partido Demócrata, la oposición de izquierdas, obtiene entre el 26,3%, según los resultados difundidos por el Parlmento Europeo. La victoria de Berlusconi es amplia pero no aplastante. El Partido democrático cae pero no es una debacle, teniendo en cuenta que se trata de una formación que podría colgar el cartel de 'cerrado por reformas', con un líder provisional y sin brújula ha alcanzado el 26,3%, 7 puntos menos que hace un año. Es significativa la subida de la Liga Norte, partido coaligado con Berlusconi en Italia y que consigue el 9,5% de los sufragios. Como cuarta fuerza se consolida la Italia de los Valores que nunca quiso unirse al Partido Democrático, mientras los centristas de UDC superan el 6,6% de los votos lo que les otorga 6 diputados. La participación se ha situado en el 66% frente al 71,72% de 2004.
Triunfos conservadores

  • En Portugal, el Partido Socialista del primer ministro José Socrates ha caído 18 puntos respecto a 2004 para obtener únicamente el 26,58% de los votos, mientras que la victoria ha sido para el Partido Socialdemócrata (PSD, centroderecha), con el 31,67%. El país luso también celebra elecciones legislativas en septiembre, por lo que estos comicios se consideraban una especie de anticipo.
  • En Austria, el partido socialdemócrata SPÖ también sufre un voto de castigo que le aboca a una derrota histórica, ya que se queda en el 23,8% de los votos, mientras que los conservadores del ÖVP logran el 29,7%, según datos de la comisión electoral. El partido euroescéptico de Han-Peter Martin avanza desde el 14% obtenido en 2004 hasta el 17,9% y el FPÖ, de extrema derecha, dobla sus resultados de hace cinco años, cuando consiguió el 6,3%, para acaparar el 13,1%. El BZÖ del difunto Jörg Haider consigue el 4,6%.
  • En Finlandia, el partido de centro que lidera el primer ministro, Matti Vanhanen, obtiene el 19% de los votos, aunque baja respecto a 2004, mientras el partido conservador, su aliado en el Gobierno, prácticamente repite sus resultados con un 23,2%. El gran ganador es el nacionalista y euroescéptico Finlandeses Verdaderos, que pasa del 0,5% de los votos en 2004 al 9,8% en estos comicios, lo que le otorga un escaño.
  • En Irlanda, un país clave por su doble rechazo al Tratado de Lisboa, la participación ha sido del 55%, 3 puntos y medio menos que en 2004.  El electorado ha dado la espalda a los candidatos opuestos a la ratificación del tratado, los liberales euroescépticos (11,36%), y ha dado una victoria al cristianodemócrata Fine Gail (29,13%) sobre el gobernante Fiana Fail (24,08%), liberal-conservador. De los 12 eurodiputados que le corresponden a Irlanda, el socialista Joe Higgins del LAB, también crítico de las instituciones comunitarias sube, sin embargo, y  pasa de 1 a 2 escaños, e Izquierda nacionalista (SF) consigue otro (11,24%).
  • El conservador Partido Democrático Ciudadano (ODS), liderado por el ex primer ministro Mirek Topolanek, ha ganado en la República Checa con un 31,44% de los votos, según el escrutinio oficial. Le siguen el Partido Socialdemócrata (CSSD), con el 22,39%, el Partido Comunista (KSCM), con el 14,19% y la Unión Democristiana (KDU-CSL), con el 7,65%.
  • El partido liberal Plataforma Ciudadana (PO), que lidera el primer ministro Donald Tusk, obtuvo una amplia victoria en Polonia, que dejan sin representación en Bruselas a los euroescépticos de la Liga de las Familias Polacas (LPR) y Samoobrona (Autodefensa). La comisión electoral central confirma la PO como la gran ganadora en estos comicios, con un apoyo del 45,2% de los electores y 24 escaños. La formación conservadora Ley y Justicia (PiS), principal fuerza de la oposición y de la que forman parte los gemelos Lech y Jaroslaw Kaczynski, fue la otra gran triunfadora con un 29,5 de los votos y aumenta su representación de siete a dieciseis europarlamentarios, y reforzar en Europa sus posturas contrarias al Tratado de Lisboa. La coalición de izquierda SLD-UP también vio como sus resultados mejoraron respecto a los obtenidos en 2004, consolidándose como la tercera fuerza más votada en Polonia, con un 12%y seis asientos en el Parlamento Europeo (PE).
Victoria socialista en Grecia

  • El único consuelo, de momento, para el centro izquierda estaría en la victoria de la oposición socialista en Grecia, ya que Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) ha obtenido un 36,7% de los votos, frente al 32,33% de Nueva Democracia, el partido del primer ministro Costas Karamanlis, que sucumbe a la gestión de la crisis económica. El tercer lugar lo ocupa el Partido Comunista de Grecia (KKE), con el 8,35%, seguido por el ultranacionalista LAOS con el 7,13%, la Coalición de Izquierda y Progreso (SYRIZA) con el 4,69% y los Ecologistas Verdes con el 3,48%. 
  • También en Dinamarca, la oposición socialdemócrata ha vencido en las elecciones con el 21,2% de los votos, pero pierde dos escaños respecto a 2004, mientras que los liberales, en el Gobierno, mantienen sus tres escaños con el 20,2% y sus socios conservadores pasan de un escaño a dos, con el 13%.
  • En Suecia, el Partido Socialdemócrata ha ganado con el 24,6% de los votos, mientras que el Partido Conservador del primer ministro, Fredrik Reinfeldt, obtiene el 18,8%. La sorpresa estriba en que el Partido Pirata, que defiende reformar las leyes de propiedad intelectual, ha logrado un escaño.
  • En Rumanía, los socialdemócratas del PSD y los demócratas liberales del PDL, que comparten Gobierno, aparecen casi igualados, con un 30,8% para el PSD y un 30,5% para los conservadores; cada partido tendrá 11 escaños. Asimismo, destaca el ascenso de la extrema derecha, ya que el Partido de la Gran Rumanía ha obtenido un 7% de los votos y dos escaños.
  • En Luxemburgo, donde las elecciones europeas coinciden con las legislativas, el centro derecha de Jean Claude Juncker revalida su primacía con el 31,39% de los votos. En Malta los laboristas han conseguido una holgada victoria (han sido los socialistas más votados de Europa, seguidos de los de España), con el 55% de los votos por el 41% de los cristiano-demócratas, mientras en Chipre los conservadores (35,6%) vencerían por escaso margen sobre los comunistas (34,9%).
  • En Estonia el opositor Partido de Centro, ha sido la formación más votada en las europeas (26,04%). El partido encabezado por el alcalde de Tallin, Edgar Savisaar, por el que tradicionalmente votan muchos electores rusoparlantes, obtuvo tres mandatos en el Parlamento Europeo, mientras que el también opositor Partido Social Demócrata consiguió un escaño. Los expertos destacaron la alta participación de Estonia en estas elecciones europeas, las segundas de su historia. Un 43,2% del censo electoral acudió a las urnas y en la votación anticipada a través de internet, introducida por las autoridades estonias para incrementar la participación, emitieron su sufragio 58.669 personas, es decir, el 14,9% de los electores. Sólo un 26,8% de los electores acudieron a las urnas en los anteriores comicios europeos, cifra que dejó en muy mal lugar a Estonia, que ingreso en la UE en 2004. Los analistas relacionan la alta participación con el voto de protesta en un contexto de crisis económica y política en el país.

Noticias

anterior siguiente