Enlaces accesibilidad

Chrysler quebrará la semana que viene según fuentes sindicales

       
  • El Tesoro de EE.UU. prepara la quiebra de Chrysler
  •    
  • El Gobierno ha llegado a un acuerdo con los sindicatos para respetar las pensiones
  •    
  • La alianza con la italiana Fiat se consumaría dentro del proceso de quiebra
  •    
  • De hecho, abarataría la operación para la italiana
  •    
  • General Motors cerrará 13 plantas para ajustar la producción

Por
La tenaza de la crisis económica se cierra sobre la industria del automóvil de Estados Unidos. El departamento del Tesoro está preparando la quiebra de Chrysler para la semana próxima, según fuentes sindicales que cita el diario New York Times. El Tesoro ha llegado a un principio de acuerdo con la central AUW para proteger las pensiones y la cobertura sanitaria de sus afiliados a cambio del apoyo al proceso de bancarrota. El senador por Michigan, Debbie Stabenow, ha corroborado la información aunque matiza que se están estudiando todas las opciones.

Chrysler estaba negociando con la italiana Fiat una alianza que le permitiría levantar cabeza. Era una de las condiciones de la administración Obama para conceder otro préstamo de 6.000 millones de dólares a la compañía y debería completarse antes de que concluya este mes. La bancarrota no paralizaría la fusión y se llevaría a cabo mientras que Chrysler esté bajo la protección de quiebras. Más aún, la operación podría resultar aún más barata para Fiat, ya que podría seleccionar los activos con los que se queda.

La única cuestión pendiente es qué pasa con los prestamistas de Chrysler, a quienes debe casi 7.000 millones. Entre ellos destaca Cerberus Capital Management. La oferta más reciente del Gobierno es pagarles un 22% de la deuda y otro 5% en acciones de la futura compañía reestructurada. Los prestamistas exigen un 65% de la deuda y un 40% de la participación accionarial. Si no llegan a un acuerdo, la quiebra podría complicarse extraordinariamente, ya que los prestamistas pueden exigir los avales, que incluyen las fábricas, equipo y marcas. Con preferencia sobre la deuda del Gobierno.

General Motors cierra plantas

La siguiente en la lista es General Motors. El plazo para emitir sentencia concluye el próximo 1 de junio. De momento, el gigante automovilístico ha anunciado que, debido a la crisis del sector, cerrará temporalmente trece plantas de ensamblaje en Norteamérica, lo que le permitirá reducir la producción en unos 190.000 vehículos.

En un comunicado, explica que esta medida le permitirá reducir el inventario de vehículos que tienen en la actualidad los concesionarios, y que es muy alto debido a la depresión en la demanda, y ajustar la producción a las necesidades del mercado. Era una de las condiciones impuestas por Washington para facilitar más dinero público.

General Motors se encuentra al borde de la bancarrota y la Administración Obama ha puesto medidas draconianas para seguir ayudando al gigante automovilístico, una de las cuales ha sido la reciente dimisión de su presidente. La medida cogió por sorpresa a la capital del automóvil, Detroit, y según declaró el propio Rick Wagoner, le obligaron a "echarse a un lado".

Es llamativo también el interés de Fiat por Opel, la filial europea de General Motors. Y la quiebra de Chrysler puede ser el preludio de la de su competidor en Detroit. En todo caso, tampoco cabe descartar que todo esto se trate de filtraciones para presionar a los prestamistas de ambas compañías para que acepten las condiciones del Gobierno. Hasta ahora, Ford es la única de los tres gigantes del sector que se salva de la quema.







Noticias

anterior siguiente