Enlaces accesibilidad

Zapatero augura una noche de emoción en las elecciones vascas y gallegas

  • El presidente del Gobierno espera una alta participación en los comicios de este domingo
  • Zapatero ha participado en Bruselas en una reunión informal de jefes de Estado de la UE
  • Espera "avances" en la reunión que mantedrá este lunes con sindicatos y empresarios
  • Zapatero ha destacado la necesidad de un Gobierno europeo común contra la crisis

Por
Zapatero confía desde Bruselas en una alta participación
El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha confiado este domingo en una alta participación en las elecciones vascas y gallegas y ha augurado una tarde noche de emoción tras la apertura de urnas.

Zapartero ha realizado estas manifestaciones en Bruselas, donde este domingo ha participado en una reunión informal de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea.

"Es la grandeza de la democracia, que hasta que no se cuenta no se sabe lo que pasa", ha manifestado el presidente español.

Zapatero no ha querido analizar cómo puede influir para las expectativas del PSOE la mayor o menor participación pero ha afirmado que una alta asistencia a las urnas es favorable para la democracia, para el gobierno que resulte elegido y para las propias comunidades autómomas.

Tampoco ha valorado cómo pueden influir los resultados en el futuro del líder de la oposición, Mariano Rajoy, y se ha limitado a mostrar su confianza en que habrá una amplia participación y en que los ciudadanos darán "un ejemplo de comportamiento" acudiendo a votar en función de lo que considerar más conveniente para el futuro de su tierra.

Reunión con sindicatos y empresarios

Zapatero ha expresado su deseo de que este lunes se produzcan "avances" en la reunión que mantendrán Gobierno, sindicatos y empresarios en el marco de la Comisión de Seguimiento del Diálogo Social para tratar de cerrar un acuerdo de medidas urgentes que mejore la protección por desempleo y favorezca la creación de empleo.

El presidente del Gobieron español ha pedido que "todo el mundo esté a la altura de las circunstancias" en la negociación, y espera que se llegue a un acuerdo para impulsar el empleo.

En este sentido ha subrayado que el Gobierno ha planteado varias medidas "que son positivas para trabajadores y empresarios" y ha indicado que no debe haber "inconveniente" para cerrar un acuerdo pese a que algunas de sus propuestas pueden generar "más o menos entusiasmo" entre los empresarios y otras entre los sindicatos, reconoció.

"Ese es el marco del diálogo social y, por tanto, espero que todo el mundo esté a la altura de las circunstancias", ha declarado.

El presidente del Gobierno ha recordado que el viernes se reunió con CEOE y ha mostrado su esperanza en que los empresarios contribuyan positivamente con sus propuestas al acuerdo.

Medidas para transmitir confianza

En cuanto al contenido de la reunión con los líderes de la UE en la que ha tomado parte este domingo, Zapatero ha defendido que parte de las medidas adoptadas por los gobiernos europeos ya han tenido su efecto para transmitir confianza.

Para Zapatero, "los ciudadanos saben que, desde que todos los países adoptamos medidas de respaldo al sistema financiero garantizamos sus depósitos y que hemos evitado la caída de bancos".

Sin embargo, ha admitido que dichos efectos no son suficientes ya que la actividad económica sigue en negativo y el sistema financiero necesita recuperar la confianza pero destacó que estas medidas eran "imprescindibles".

Pese a ello, ha afirmado que "se han abierto nuevos problemas como el deterioro de activos y la necesidad urgente de facilitar el crédito a las empresas y las familias".

Además, ha reiterado que los planes que se aprobaron en diciembre para dar estímulo a la economía tendrán sus primeros efectos positivos en marzo y abril.

Gobierno común contra la crisis

Por otro lado, ha destacado la importancia de un Gobierno común en la UE porque la crisis "alcanza a todos los países, a todos los continentes y a todos los sectores".

A este respecto, Zapatero ha advertido sobre "el principio de no caer en la tentación proteccionista, que no deja de ser un espejismo económico que lastra la competitividad y es pan para hoy y hambre para mañana".

Finalmente, ha explicado que la reunión de este domingo en Bruselas ha servido para preparar el próximo consejo europeo del 19 de marzo así como la reunión del G-20 del 2 de abril. También ha anunciado que la Comisión Europea prepara una reunión monográfica sobre empleo en mayo.

Noticias

anterior siguiente