Enlaces accesibilidad

Visita clave de Livni a Estados Unidos mientras sigue la muerte en toda Gaza

  • La ministra de Exteriores de Israel va a Washington para recibir garantías de seguridad
  • En El Cairo habrá otra reunión de los negociadores sobre el plan de paz que acepta Hamás
  • Van 1.100 muertos tras los últimos bombardeos contra la ONU, un hospital y la prensa
  • Más de 26.000 personas han perdido sus casas mientras se agudiza la crisis humanitaria

Enlaces relacionados

Por
Veintiún días después de comenzar el ataque israelí sobre Gaza, y tras un jueves especialmente violento que eleva el balance de muertes a más de 1.100, la diplomacia parece acercarse a una solución. Puede ser clave la visita este viernes a Estados Unidos de la ministra de Exteriores israelí,Tzipi Livni. Y la oferta de Hamás de aceptar el alto el fuego después de perder a su ministro del Interior.

Washington ha llegado a un acuerdo con el Estado hebreo para impedir el contrabando de armas desde el Sinaí egipcio, según ha confirmado la diplomacia norteamericana. Esa cuestión es una de las exigencias de Israel para finalizar su operación militar en la franja palestina, a fin de que el movimiento islamista Hamás no pueda rearmarse y continuar lanzando cohetes contra su territorio.

Además, la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, que recibirá a Livni, ha confirmado que está "trabajando" con Israel y los países árabes para alcanzar un acuerdo. Mientras la comunidad internacional ha condenado los últimos ataques israelíes contra una sede de la ONU, un hospital y unas oficinas de prensa, Rice se ha limitado a calificar los hechos como "dificultades".

Estados Unidos es el más fiel aliado de Israel, hasta el punto de que la diplomacia israelí le reprocha no haber vetado en el Consejo de Seguridad la resolución que exige el alto el fuego inmediato. El máximo órgano de Naciones Unidas ha expresado en las últimas horas su "grave preocupación" por la situación y ha reiterado su apoyo a la mediación deEgipto.

Por otra parte, el principal negociador israelí, Amos Gilad, tiene previsto volver este viernes a El Cairo para discutir el plan de paz egipcio, base sobre la que están trabajando las diplomacias internacionales.

El movimiento islamista Hamás ha comunicado a través de Egipto que está dispuesto a declarar un alto el fuego de un año (renovable) si Israel retira sus fuerzas en los próximos siete días y reabre los pasos fronterizos de manera inmediata.

El viaje de Livni parece no obstante que va a retrasar la solución a un conflicto que ha causado ya 1.105 palestinos muertos, entre ellos 355 niños y 100 mujeres, así como más de 5.130 heridos, según el último balance de los servicios sanitarios.

El órgano que oficialmente debe tomar la decisión de parar la ofensiva, el gabinete de seguridad, tiene en la ministra de Exteriores a una de susprincipales integrantes. De esta forma, la decisión que el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon , había anunciado para la noche del jueves queda pospuesta al menos hasta el sábado, según ha informado una fuente gubernamental a la agenciaFrance Presse.

En los territorios palestinos, este viernes --día de la oración para los musulmanes--, se vivirá otra "jornada de la ira" con la despedida de Said Siam, el ministro del Interior y figura de mayor rango al que ha dado muerte Israel desde el 27 de diciembre.

Y el conjunto de la población sufrirá aún más penurias después de que la agencia de la ONU para los refugiados palestinos, de la que dependen buena parte del millón y medio de habitantes que se hacinan en Gaza, haya decidido suspender sus actividades tras recibir el cuarto ataque en tres semanas.

Además, según la oficina estadística de la Autoridad Palestina en Ramala (Cisjordania), 26.000 personas han tenido que abandonar sus casas por la destrucción, cuyos daños globales se han evaluado en más de 1.000 millones de euros.  Aunque no hay lugar seguro en Gaza, muchas de esas personas
se albergan en edificios de Naciones Unidas.

Noticias

anterior siguiente