Enlaces accesibilidad

Alberto Arce: "Los aviones han lanzado panfletos para invitar a los palestinos a que se vayan"

  • El único español no palestino que permanece en Gaza relata el octavo día de bombardeos
  • Nadie abandonará sus casas, "la guerra psicológica no funciona con ellos", asegura Arce
  • Tampoco tienen a dónde ir, explica por teléfono este asturianos de 32 años
  • Anoche se produjo la primera víctima cristiana en los bombardeos, una niña de 16 años

Por
Gaza vive ya una semana de intensos bombardeos
Alberto Arce es un asturiano de 32 años que viajó a Gaza hace semanas para realizar un documental y está viviendo los bombardeos en primera persona.

Desde allí relata por teléfono como ha amanecido el octavo día de los bombardeos, que ya han dejado 436 muertos, entre ellos, un dirigente del brazo armado de Hamás este mismo sábado.

A pesar de la situación, afirma que "están animados", "que la cosa está más tranquila" y que hace "un día maravilloso", que le permite estar en mangas de camisa.

Israel ha sembrado este día las calles de la Franja de Gaza de panfletos para invitar a sus habitantes a que se vayan. "Los han tirado sobre las siete o siete y media de la mañana", una hora menos en España. "Es medio folio escrito a máquina en árabe y firmado por la Fuerza de Defensa Israelí", detalla a RTVE.es. Esta es su crónica:

"Hoy nos hemos despertado por la mañana con la calle Omar Alnukthar inundada de panfletos que aviones israelíes habían lanzado desde el aire. Lo que dicen los papeles, según me traduce una amigo, constituye una invitación de Israel a los habitantes del barrio para abandonar la zona porque se convierte en objetivo de ataque.

Le pregunto a todas las personas a mi alrededor que tienen papeles en la mano si tienen pensado abandonar y unánimemente todos responden que no.

No hay ninguna comisaria ni objetivo en las proximidades y, además, no tienen ningún otro sitio donde ir. Todo lo más, los que viven en una segunda planta podrían pasar a vivir en la primera planta de sus edificios. Esa es toda la protección que existe a día de hoy para todos los habitantes de Gaza.

Posteriormente visitamos Teir Elbalad, un barrio a unos siete kilómetros al sur de la ciudad. El dueño de una fábrica de plásticos la abre para nosotros y nos explica que desde hace 18 meses no puede trabajar porque Israel no permite la importación de materia prima. 40 trabajadores han perdido su empleo.

Le pregunto si tiene intención de abandonar, de mudarse a otro país, de tratar de rehacer su vida. Asegura que no. Es palestino y nadie nunca conseguirá que abandone su casa, independientemente de cuál sea la situación.

Mientras hablamos con él y define su casa como un lugar seguro, tres bombas caen en las proximidades. Todos nos encontramos perfectamente, pero los cristales de las ventanas revientan.

Hoy es el día en que todo el mundo habla de la supuesta evacuación de palestinos con pasaporte extranjero. La mayoría de los que podrían abandonar la Franja de Gaza ha decidido quedarse.

Ni las bombas ni la discriminación que permitiría a algunas personas abandonar el territorio mientras otras continuan encerradas, causan el más mínimo impacto entre la población. La guerra psicológica es inútil frente a los palestinos.

Primera víctima cristiana

Nos llaman por teléfono y nos informan de la primera víctima cristiana de este ataque. Se llamaba Cristine Tork. Tenía 16 años. Murió ayer por la noche de un infarto provocado por un ataque de asma agudo. Si los hospitales tuviesen la medicación adecuada aún seguiría viva.

En ningún país civilizado una niña se muere debido a un ataque de asma. Israel continúa sin permitir que los hospitales palestinos puedan ofrecer la atención sanitaria más básica a la población.

Obviamente una niña cristiana y de 16 años tampoco es miembro de Hamás.

Secuestro de soldados

La noticia del día es que Hamás anuncia su intención de secuestrar soldados israelíes si se produce la invasión por tierra. ¿Desde cuándo las guerras se producen secuestros? En todo caso, a los soldados de un ejército invasor cuando son capturados se les llama prisioneros.

Hamás tiene un prisionero israelí en sus manos. Israel tiene 11.000 prisioneros palestinos en sus cárceles. 437 han muerto en una semana de ataques frente a cuatro israelíes. Uno de los principios básicos del derecho internacional es el ejercicio de la proporcionalidad en la defensa.

Todos los que nos encontramos en Gaza creemos que la voluntad israelí de que las pesonas con pasaportes extranjero abandonen el territorio no se debe a una decisión humanitaria.

De producirse algún fallecido en los bombardeos con pasaporte de la UE especialmente español, belga o británico nuestras jurisdicciones se declararían competentes para estudiar la presunta aplicación del delito de crímenes de guerra al comportamiento israelí sobre la Franja de Gaza".

Noticias

anterior siguiente