Enlaces accesibilidad

Obama anuncia un endurecimiento de las reglas financieras y un rescate del automóvil condicionado

Por
El presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, ha anunciado que el endurecimiento de la regulación financiera centrará buena parte de su programa económico durante el próximo año.

Obama ha advertido que la crisis económica de Estados Unidos, que ha provocado la pérdida de medio millón de empleos sólo en noviembre, podría empeorar más antes de comenzar a recuperarse.

También ha asegurado, en una entrevista grabada en la NBC, que esta regulación afectará a "bancos, agencias de calificación, agentes de hipotecas, y todos los relacionados tendrán que empezar a ser mucho más responsables y comportarse de una forma mucho más sensata".

Ha añadido que Estados Unidos necesita "transparencia, apertura, juego limpio en nuestros mercados financieros y eso es un área en la que creo que hemos fallado en los últimos ocho años".

Un plan de infraestructuras ambicioso

El presidente toma posesión de su cargo el próximo 20 de enero y ha comenzó a desgranar su plan económico el sábado, cuando desveló que ayudará a crear 2,5 millones de empleos hasta 2011 con un ambicioso plan de infraestructuras, el mayor desde los años 50.

Después no ha desvelado el coste del plan, que los analistas cifran en unos 500.000 millones de dólares. Pero sí ha reconocido que los costes pueden ser "sustanciosos" y podría disparar el déficit a corto plazo.

"Tenemos que hacer una trasfusión de sangre al paciente ahora mismo para asegurar que se estabiliza", ha dicho Obama. "No podemos preocuparnos a corto plazo del déficit... Tenemos que asegurar que el plan de estímulo económico es lo suficientemente grande para que la economía se mueva".

Plan de rescate para los ciudadanos

A Obama le molesta también que los últimos movimientos para salvar el capitalismo no hayan ayudado a los que invirtieron en viviendas, y ha afirmado que sigue teniendo en mente una posible moratoria al embargo de las casas de los que no puedan pagarlas.

Otras opciones, como presionar a los bancos a que permitan la renegociación de los términos de las hipotecas, podrían ayudar también a reforzar el sistema financiero.

Rescate de las empresas automovilísticas

El presidente Obama también ha afirmado que la "luchadora industria del automóvil de Estados Unidos" no puede ser abandonada a su suerte, pero que cualquier plan de rescate requiere una reestructuración completa del sector.

"No creo que que el hundimiento de la industria sea una opción", ha afirmado Obama en la misma entrevista.

"Lo que tenemos que hacer es facilitarles asistencia pero esa asistencia está condicionada a que hagan ajustes significativos. Ellos van a tener que reestructurar y todos los sectores implicados van a tener que reestructurarse".

En estos momentos el plan de 17.000 millones de ayuda de emergencia está en trámite en el Congreso.

Noticias

anterior siguiente