Enlaces accesibilidad

Las acciones de Citigroup suben más de un 50% tras el plan de rescate del gobierno

  • La Bolsa de Nueva York abre con un alza del 1,85% impulsada por la subida del banco
  • La entidad había perdido un 60% de su valor en bolsa la semana pasada
  • El ejecutivo de EE.UU le inyectará 20.000 millones de dólares para salvar su estabilidad
  • Citigroup ya recibió 25.000 millones de dólares del plan de rescate inicial del Gobierno.
  • El Gobierno podría participar en acciones de la entidad si las pérdidas son muy grandes

Por
El Gobierno de EE.UU. se compromete a rescatar al gigante bancario Citigroup (RNE)
El Gobierno de EE.UU. ha aprobado un plan de rescate de 20.000 millones de dólares para salvar Citigroup de la crisis en la que se encuentra sumido, lo que ha provocado que las acciones del gigante bancario subiesen más de un 50% en Wall Street, que ha abierto al alza impulsada por esta medida.

Pocos minutos después de abrir el mercado neoyorquino, las acciones de Citi subían el 52,5% y se situaban en 5,66 dólares por título, 1,89 dólares más que al cierre del viernes.

En las operaciones electrónicas previas a la apertura de los mercados, los títulos del que fuera el mayor banco estadounidense subían hasta el 61,01% y se colocaban a 6,07 dólares.

Este despegue ha hecho que la Bolsa de Nueva York abra con un alza del 1,85% en el índice Dow Jones de Industriales, animada por el rescate del Gobierno estadounidense a Citigroup y a la espera de que el presidente electo Barack Obama presente a su equipo económico.

Proteger pérdidas

Tras una intensa negociación en Washington que terminó en la madrugada, el Gobierno de EEUU se ha comprometido a proteger eventuales pérdidas de Citigroup por un monto de 306.000 millones de dólares en préstamos y valores respaldados por bienes raíces inmobiliarios y comerciales y otros activos del banco, que seguirán perteneciendo al balance de esa institución, tal y como había adelantado el diario The New York Times en su edición electrónica.

La pasada semana el valor de la acción de Citigroup cayó el 60,3%, debido a una crisis de confianza de los inversores pasó de 9,52 a 3,77 dólares, mientras que hace un año esos títulos llegaron a cotizar 31,70 dólares.

Ese grupo bancario, que asegura que sus condiciones financieras son sólidas, tiene operaciones en más de un centenar de países, cuenta con activos superiores a los dos billones de dólares y emplea a 350.000 personas.

La pasada semana, medios de prensa indicaron que Citigoup planea despedir a 50.000 empleados en los próximos meses, que se sumarían a los 10.000 despidos anunciados por la entidad el pasado 16 de octubre.

Un plan lleno de interrogantes

Bajo la propuesta recién aprobada, el Gobierno asumiría las pérdidas de Citigroup si éstas exceden "ciertos niveles", según fuentes anónimas citadas por el rotativo neoyorquino.

El Departamento del Tesoro había propuesto adquirir los activos tóxicos de los bancos, pero en un giro a su estrategia comenzó a inyectar capitales directamente a las instituciones financieras, ha recordado The New York Times.

El plan de rescate de Citigroup ha sido discutido y aún no está claro cómo funcionará, ha agregado. Una de los interrogantes, por ejemplo, es cómo se determinará el nivel de pérdidas que Citigroup deberá asumir por su cuenta antes de que intervenga el Gobierno.

Otro factor sin definir, según el diario, es si el dinero que el Gobierno arroje a Citigroup, que ya recibió 25.000 millones de dólares bajo el plan de rescate financiero inicial, saldrá del plan de 700.000 millones de dólares aprobado por el Congreso el mes pasado para salvar a Wall Street o de otras fuentes.

Los reguladores federales involucrados en las discusiones analizan los términos del acuerdo, incluyendo si el Gobierno podrá adquirir acciones o títulos, que son un tipo de instrumento con los que se adquieren las acciones. Ambas opciones tienen sus pros y sus contras para ambas partes.

Colapso de un coloso financiero


Citigroup, uno de los principales bancos de EE.UU., perdió la mitad de su valor en la bolsa la semana pasada debido a una crisis de confianza de los inversionistas, pese a que los ejecutivos aseguran que la institución mantiene condiciones financieras sólidas.

El banco, que tiene operaciones en más de un centenar de países, cuenta con activos superiores a los dos billones de dólares, pero está tan entrelazado con el mundo y tiene tanta importancia sistémica "que sus problemas podrían esparcirse a otras instituciones", ha precisado el diario.

El colapso de la entidad neoyorquina sería otro golpe para el sistema financiero estadounidense, que aún no logra estabilizarse pese a la intervención del Gobierno federal.

Noticias

anterior siguiente