Enlaces accesibilidad

Medvédev y Sarkozy acuerdan plan de seis puntos para resolver el conflicto entre Rusia y Georgia

  • El plan estipula que Georgia retire sus soldados a sus bases
  • Rusia se compromete a retirar sus tropas de Georgia
  • Medvédev puntualiza que hay un 'alto el fuego', no un acuerdo de paz
  • El presidente ruso insiste en que llevará a los tribunales a Saakashvili
  • EE.UU propone expulsar a Rusia del G-8 por la intervención militar
  • Sarkozy visita Georgia para proponer el plan de paz alcanzado con Rusia

Por
Rusia acepta el plan de paz de la Unión Europea y cesa en las hostilidades

Los presidentes de Rusia, Dmitri Medvédev, y Francia, Nicolas Sarkozy, han acordado un plan de seis puntos para solucionar el conflicto en la región separatista georgiana de Osetia del Sur. Lo han hecho durante la larga reunión que ambos dirigentes, acompañados por Vladimir Putin, primer ministro ruso, han mantenido en Moscú.

El acuerdo, anunciado en rueda de prensa conjunta por ambos dirigentes, estipula los siguientes puntos principales:

  •  La renuncia al uso de la fuerza.
  •  El cese de todas las acciones militares.
  •  El libre acceso a la ayuda humanitaria.
  •  El regreso de las fuerzas armadas de Georgia a su lugar de emplazamiento habitual.
  •  Las tropas rusas serán retiradas a la línea que existía antes del estallido del conflicto.
  •  Se dará comienzo a un debate internacional para decidir el futuro estatus de las separatistas Abjasia y Osetia del Sur.

En la rueda de prensa que siguió a la reunión, el líder ruso ha asegurado que su país quiere la paz, pero también ha dejado claro que, por ahora, no hay un acuerdo de paz con Georgia, sino un "alto el fuego". Como se sabe, Rusia anunció esta mañana el fin de las operaciones que había puesto en marcha para "imponer la paz a Georgia".
 

Por su parte, Nicolás Sarkozy ha exigido que Rusia garantice la soberanía de Georgia y ha explicado que de ninguna forma Rusia va a anexionarse el país vecino. Ahora, Sarkozy se encuentra en Georgia para exponer el plan a las autoridades de Tiflis."Hemos acordado respetar la soberanía de Georgia. Es un país independiente", ha declarado el líder galo.
 

Ante estas exigencias, Medvédev ha asegurado que Rusia reconoce la soberanía de Georgia, pero no puede permitir que un país haga lo que quiera de esa forma. "No teníamos otra alternativa al ataque militar cuando vimos la agresión de Georgia contra Osetia del Sur", ha explicado. Además, el lider ruso ha insistido en la idea de llevar a los tribunales al presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili.

"Es extraña la situación cuando un personaje que perpetró miles de asesinatos es considerado terrorista y otro, que hizo lo mismo, es considerado presidente de un Estado soberano elegido legítimamente. El derecho internacional no puede tener un doble rasero", ha aseverado Medvédev.


EE.UU y sus aliados estudian castigar a Rusia con su exclusión de organismos

EE.UU y sus aliados están evaluando, como castigo por los ataques contra Georgia, impedir la entrada de Rusia en organismos internacionales como la OMC y la OCDE, y excluirla del G8, según fuentes estadounidenses.

Un alto funcionario que ha hablado ante la prensa bajo el anonimato ha avanzado que toda la agenda del gobierno de Dimitri Medvédev para incorporarse a organismos como la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Organización para la  Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), puede quedar en suspenso debido a la acción bélica contra Georgia.

Un primer ejemplo de estas medidas de presión podría ser la cancelación de un ejercicio militar naval de la OTAN que se iban a iniciar el viernes, y en el que iba a participar Rusia.

Además, los líderes demócratas y republicanos del Congreso estadounidense han instado a Rusia a que retire "de inmediato" sus tropas de Georgia y dé garantías a la comunidad internacional de que respetará sus fronteras.
  

En un comunicado conjunto, los principales líderes de ambos partidos en el Congreso criticaron enérgicamente "la invasión rusa de Georgia", un firme aliado de Estados Unidos en el Cáucaso.


La OTAN dice que alto el fuego no basta 

La OTAN ha considerado positivo pero no suficiente el cese de las actividades militares en Georgia anunciado por Rusia y ha pedido a Moscú respeto a la "soberanía de Georgia y a su integridad territorial".

La postura de los aliados la ha dado a conocer el secretario general de la organización, Jaap de Hoop Scheffer, tras una reunión del Consejo del Atlántico Norte -el máximo órgano de decisión de la OTAN- y otra con la delegación georgiana, para analizar la situación en torno al conflicto de Osetia del Sur.

De Hoop Scheffer ha asegurado que los países de la OTAN condenan "el uso excesivo de la fuerza por parte de Rusia" y ha pedido la vuelta de las tropas rusas a las posiciones que ocupaban el 6 de agosto, antes de que estallasen las hostilidades.
  

Georgia pide a la OTAN una presencia "más activa" y asistencia militar

Por su parte, las autoridades georgianas han pedido a la OTAN una presencia "más activa" de la Alianza en su territorio, así como asistencia militar para reconstruir las infraestructuras dañadas por los ataques rusos.

El representante georgiano ante la OTAN, Revaz Beshidze, ha mantenido una reunión con los embajadores de los países miembros para analizar el conflicto en torno a la región separatista de Osetia del Sur.

Beshidze ha valorado las muestras "de solidaridad y comprensión de los aliados", pero ha hecho hincapié en el cambio que ha supuesto la invasión de las tropas rusas de su país ya ha insistido en la necesidad de más implicación por parte de la OTAN.

Tiflis también reclama a la OTAN un "apoyo político claro", con declaraciones públicas contundentes, así como una visita, en el futuro próximo, de algún alto funcionario de la organización, para coordinar su actuación con el resto de actores internacionales y garantizar el cese efectivo de la violencia.

Respecto a la asistencia militar, Beshidze ha indicado que los ataques rusos han dañado la red de radares del Ejército georgiano y ha apuntado que ya están discutiendo con el comité militar de la Alianza las distintas posibilidades de apoyo.

El representante permanente de Rusia ante la OTAN, Dmitri Rogózin, ha considerado "inaceptables" las críticas vertidas por la Alianza Atlántica sobre la intervención rusa en Georgia.

Rogózin ha asegurado que si la OTAN cree que Rusia ha hecho un uso excesivo de la fuerza en Georgia se podría recordar a la organización sus actuaciones en Afganistán y en Yugoslavia.

  

Noticias

anterior siguiente