Enlaces accesibilidad
Giro de Italia | Etapa 6

Démare hace doblete con un ajustadísimo sprint tras una etapa aburrida en el Giro

  • El francés del Groupama, declarado vencedor ante Ewan (Lotto) en la 'photo-finish' de Scalea
  • El español Juanpe López (Trek) sigue líder antes de la primera etapa realmente montañosa

Por
El francés Arnaud Démare (Groupama) ha ganado un ajustadísimo sprint al australiano Caleb Ewan (Lotto) en Scalea
El francés Arnaud Démare (Groupama) ha ganado un ajustadísimo sprint al australiano Caleb Ewan (Lotto) en Scalea REUTERS

El francés Arnaud Démare (Groupama) ha ganado un ajustadísimo sprint al australiano Caleb Ewan (Lotto) en Scalea para llevarse su segunda etapa seguida en el Giro de Italia 2022, la sexta en la carrera, que ha sido muy aburrida y no ha dejado cambios destacados en la clasificación general.

De esta forma el español Juanpe López (Trek) sigue con la maglia rosa de líder.

La jornada de este jueves, con salida en Palmi, ha sido insulsa. Los ciclistas tenían por delante 192 km llanos y por la costa del Tirreno con la única excepción de la ascensión al aeropuerto de Vibo Valentia, casi al inicio, puntuable de cuarta categoría.Sin viento y por tanto sin riesgo de abanicos, solo un corredor se aventuró a la escapada, el italiano Diego Rosa (Eolo).

Enseguida tomó casi cinco minutos de ventaja, aunque se estabilizó en poco más de tres durante un interminable trayecto, acumulando mucho retraso mientras la carrera atravesaba de sur a norte la región de Calabria.

Con el mando destacado de Thomas de Gendt en funciones de capitán del Lotto, el pelotón neutralizó al fugado tras casi 140 km en solitario, a 28 de la meta.

5 horas de tedio, unos instantes de máxima tensión

Sin ningún obstáculo en el camino, prácticamente sin curvas, nadie más lo intentó. Yodo se decidió en el sprint, tras una interminable recta --con la última rotonda a 3,5 km de la línea de meta--.

No hubo caídas, pero sí bandazos y situaciones de peligro. El primero que quedó eliminado fue el colombiano Fernando Gaviria (UEA), que se vio cerrado dos veces y en la tercera a punto estuvo de tirar a otros ciclistas.

Mientras, como casi siempre, Michael Morkov lanzó a la perfección a Mark Cavendish (Quick Step), pero esta vez el británico no aguantó la embestida de sus rivales y acabó tercero.

Le superaron Demare --también muy bien llevado por su bloque del Groupama-- y Ewan, que cogió la rueda al francés y parecía que iba a superarle en la misma línea de meta. Pero los jueces de llegada determinaron que no fue así, aunque la diferencia era casi inapreciable. 

Hubo casi más tiempo de emoción en el minuto que se tardó en certificar mediante la photo-finish la victoria del sprinter de Beauvais que en el resto de la etapa. De hecho, según los datos de la propia organización, a una media de 38 km/h ha sido la etapa llana más lenta desde hace nueve años.

Para Démare es además el séptimo triunfo en total en su querida corsa rosa.

En la general, Juanpe López aventaja en 38 segundos a Lennard Kamna (Bora) --que bonificó un segundo en una meta volante--, 58 a Rein Taaramae (Intermarché) y 1:42 a Simon Yates (Bike Exchange).

El viernes se disputará la primera etapa realmente de montaña de este Giro, con un recorrido de casi 200 km (196, concretamente) y casi ninguno llano. Desde Diamante, los ciclistas volverán a poner rumbo norte con un primer puerto (de tercera) para dejar la costa que se encadenará con uno de primera (monte Sirino, 24,4 km al 3,8% de desnivel medio), uno de segunda y otro de tercera.

Y para acabar, llegada en cuesta con los últimos 350 metros al 8% de pendiente en las calles de Potenza.
 

Deportes

anterior siguiente