Enlaces accesibilidad
Jornada 24 | FC Barcelona - Getafe

La pegada del Barça tumba a un gran Getafe

Por
Griezmann (d) marca ante el portero del Getafe, Soria.
Griezmann marca ante el portero del Getafe, Soria. AFP noticias

Ficha técnica

2 - Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Alba (Junior Firpo, m. 22); Busquets, Arthur (Rakitic, m.74), De Jong; Ansu Fati (Arturo Vidal, m. 85), Messi y Griezmann.

1 - Getafe: David Soria; Nyom, Djene, Etxeita, Olivera (Kenedy, m. 52); Arambarri, Maksimovic, Cucurella, Etebo (Amath, m.67); Mata y Molina (Ángel, m.51).

Goles: 1-0, m.33: Griezmann. 2-0, m.39: Sergi Roberto. 2-1, m.66: Ángel.

Árbitro: Cuadra Fernández (comité balear). Mostró cartulina amarilla al técnico del Getafe, José Bordalás (m. 19), y a Umtiti (m.49), Mata (m.73), Junior (m.82), Ansu Fati (m.85) y Kenedy (m.89). Expulsó con tarjeta roja directa al médico del Getafe, Christopher Oyola (m.78).

80.409 espectadores en el Camp Nou.

-EFE-

El FC Barcelona ha ganado en efectividad a un aguerrido Getafe CF en la primera derrota del equipo madrileño en la segunda vuelta de la Liga (2-1). Por su parte, los azulgrana igualan a puntos con el Real Madrid en la cabeza de la clasificación provisional.

[Narración y estadísticas del FC Barcelona 2-1 Getafe]

Se enfrentaban este sábado un equipo invicto en el Camp Nou esta temporada (y que tan solo concedió un empate en el Clásico); contra otro que llevaba cuatro partidos seguidos ganando e imbatido.

Una de las dos rachas tenía que concluir y la lógica se ha impuesto: el Barça ha mostrado su poderío en ataque ante un equipo que ha vuelto a impresionar con un inicio de partido en el que creó varias ocasiones de gol.

Los de Bordalás salieron con una presión a toda cancha, un marcaje al hombre más propio del baloncesto que del fútbol. Tan difícil de mantener a medida que el partido avanza como peligroso si el rival te gana la espalda.

Es lo que hizo después de un cuarto de hora sin grandes ocasiones el equipo catalán, con un pase bombeado de Busquets a Messi, que controló magistralmente para quedarse solo ante Soria, pero falló en el remate.

Fue raro, no solo por el error en la ejecución del astro argentino, sino porque el centrocampista, tan preciso en esta asistencia, después estuvo muy deslucido.

Una de sus imprecisiones estuvo en el origen de una serie de ocasiones del Getafe. La primera, una en la que Molina no estuvo rápido para rematar un mano a mano contra Ter Setgen. Umtiti fue más rápido y desvió a córner. En el saque de esquina, el propio Molina cabeceó ganando por alto a Busquets, Ter Stegen despejó y el rechacé lo empujó a la red Nyom, que se había desecho de la marca de Umtiti con contundencia. El VAR avisó de la posible falta y Cuadra Fernández lo anuló.

Sin solución de continuidad, el Getafe tuvo una tercera ocasión ante un Barça aparentemente aturdido. Con todo, la peor noticia para los de Quique Setién se había producido poco antes, cuando Alba se tuvo que retirar con una lesión en el aductor de la pierna derecha.
Y cuando todo indicaba que el Getafe iba a dar la sorpresa, llegó el golpe de realidad.

Dos novedades

Umtiti lanzó un ataque, pasó a Messi y el rosarino asistió al primer toque a Griezmann para que el francés, también con un solo golpeo, tan sutil como preciso, batiera a Soria. Era el primer gol que recibía el portero en 2020, y el primero que marcaba el francés en Liga en estas cinco jornadas de lo que va de año.

El conjunto local tocó más y acabó encontrando otro hueco muy pronto, en un desajuste defensivo, Firpo centró, Ansu Fati dejó pasar el balón y Sergi Roberto, con la zurda, marcó. Asistencia y gol de lateral a lateral.

Con tres ocasiones por bando, al descanso se llegaba con 2-0. Un golpe anímico a sumar al desgaste físico.

El entrenador del Getafe intentó mantener la tensión con un doble cambio nada más arrancar la segunda parte y le salió bien.

Ángel, quien desde hace días se especula que puede ser fichado por el Barcelona, empalmó con un escorzo un centro al área de Mata desde la banda derecha. Con su décimo gol en Liga, como es habitual saliendo desde el banquillo, volvió a meter en el partido a los suyos.

Y a punto estuvieron de empatar de no ser por Ter Stegen, que en una jugada enmarañada a balón parado tuvo que hacer un despeje en tres tiempos, incluido un palmeo sobre la línea de gol.

El Barça pudo sentenciar en una ocasión en la que Griezmann remató a las nubes, y el Geta ya no pudo hacer mucho más.

En cualquier caso ha confirmado que su tercera posición del campeonato --a la espera de lo que suceda en el resto de la 24ª jornada-- es merecida. 

Deportes

anterior siguiente