Enlaces accesibilidad
Champions 2017 | Tottenham-Real Madrid

El Madrid no carbura

  • Los blancos cayeron ante el Tottenham y agravan su crisis en Europa
  • Pochettino le gana la partida a Zidane y solo Isco muestra su mejor nivel
  • El empate del Dortmund ante el APOEL facilita la clasificación de los blancos
  • Crónica del Tottenham 3-1 Real Madrid, por Rubén Heras

Por
El Madrid no carbura
Cristiano Ronaldo (d) y Toni Kroos (i) de Real Madrid durante el partido de Champions ante el Tottenham. EFE WO sam

El Real Madrid sigue sin levantar cabeza y suma su segunda derrota consecutiva tras caer derrotado ante el Tottenham en Wembley (3-1), un resultado que ha vuelto a evidenciar el mal momento de forma de algunos jugadores, y por qué no decirlo, también de Zinedine Zidane. El Tottenham profundiza la crisis del Real Madrid que ya perdió en Liga ante el Girona para situarse a ocho puntos del líder, el FC Barcelona.

Zidane dijo tras el choque que "no hay crisis" pero las evidencias señalan a una plantilla que no está a la altura de su nivel en este arranque liguero y a un cuerpo técnico cuyas decisiones no han dado los resultados esperados. Ha sido la primera derrota en las liguillas de la Champions después de 30 partidos. Desde octubre de 2012 (Borussia Dortmund) no caían los blancos en un partido de fase de grupos. 

Lejos quedan ya los triunfos del mes de agosto en la Supercopa de Europa ante el Manchester United y en la Supercopa de España ante el FC Barcelona. Desgranamos algunas de las claves de este bajón para los blancos.

Pochettino le gana la partida a Zidane

El técnico francés quiso sorprender a Mauricio Pochettino tras el descanso cambiando el sistema en busca de la remontada, alineando el 3-5-2 que ya utilizó en Girona. Y como pasara en Liga, el resultado ha sido nefasto, con Casemiro acompañando a Sergio Ramos y Nacho en el centro de la zaga y Marcelo y Achraf abiertos en los laterales.

El Real Madrid se acabó descosiendo y concediendo demasiados goles. En el primero de ellos, precedido de un fuera de juego de Trippier que dio el pase definitivo a Dele Alli, el centrocampista ganó la espalda a los defensas blancos para abrir el marcador. Casemiro sufrió lo indecible tratando de parar al bigoleador sin conseguirlo y el inglés completó su doblete con un disparo que tropezó en Sergio Ramos.

Y poco después, un maravilloso contragolpe que los blancos no supieron cortar con una falta a la altura del centro del campo acabó sentenciando a los pupilos de Zinedine Zidane.

El 3-5-2 debe quedar guardado en el armario, sobre todo teniendo en cuenta que el Real Madrid, a día de hoy, no está en buen momento ni físico ni de forma.

Bajo estado de forma

Solo Isco parece estar a la altura de la exigencia de la competición mientras que otras piezas claves del equipo no están dando su mejor nivel. Ni Marcelo, superado en defensa e intrascendente en ataque; ni Modric, sin la frescura que dota a su juego de clarividencia ni Kroos, contagiado del estado de apatía del equipo. Los del Madrid se ahogaban en el medio campo, buscaban sus pares sin encontrarlos y no conseguían hilar el juego.

El técnico blanco decidió sustituir a Isco en otra decisión desacertada mientras las imprecisiones del euqipo de Zidane denotan una falta de frescura a estas alturas de la competición que hace que los rivales presionen al Madrid muy arriba para incomodarlos, robarles la pelota y crearles muchas ocasiones de gol.

Kroos y Modric, lejos de su mejor nivel

Modric reconoció tras el partido que "no creía que sea un problema de mentalidad ni de físico. Mi opinión es que el mayor problema es de fútbol. No jugamos como nosotros podemos y como lo hicimos hace poco tiempo. Hay que hacer todo para recuperar nuestro juego. En el juego no estamos como tenemos que estar. Hay que ver por qué”.

El croata no está siendo la brújula que guíe al fútbol del equipo y su conexión con Toni Kroos no está funcionando como en temporadas anteriores. Ambos jugadores se trabaron en la presión británica y no pudieron elaborar el juego de ataque de su equipo, circunstancia que ya se había manifestado en otros partidos. Casemiro no fue el recuperador de otras veces y eso dificulta el trabajo de sus socios en el centro del campo.

Problemas en defensa

El joven lateral del Real Madrid, Achraf no tiene la misma fiabilidad que Carvajal y su labor no está siendo del todo eifcaz para parar los ataques rivales. Esta falta de contención en el flanco derecho se agrava en el otro costado con un Marcelo con evidentes signos de cansancio que perdió todos los envites con Trippier que entró por su banda sin mucha oposición.

La pasada temporada, el Real Madrid disputó 60 partidos y sólo en 13 de ellos dejó su portería a cero. Un problema al que Zidane no encuentra solución. Este año, los datos siguen siendo preocupantes. En Champions solo dejó de encajar ante el APOEL y en Wembley, los ingleses agravaron la debilidad defensiva de los merengues. En Liga, el equipo solo ha dejado su portería a cero en los diez encuentros disputados.

Regreso triunfal de Dele Alli

Los duelos individuales, tanto en la delantera como bajo las porterías, que marcaron el partido de ida entre el Real Madrid y el Tottenham desaparecieron en Londres y derivaron en favor de un nombre propio: Dele Alli. Con dos goles, el centrocampista inglés fue el responsable de la cómoda victoria del conjunto londinense ante un Madrid poco fluido y falto de creatividad, un estado que repercutió en el juego de sus puntas, Ronaldo y Benzema, que estuvieron poco acertados.

El delantero británico volvía al equipo tras cumplir tres partidos de sanción y lo hizo por la puerta grande, nos solo por sus goles sino por el juego y la sensación de peligro que llevó al área madridista durante todo el encuentro. La falta de efectividad de los delanteros y un Dele Alli enchufado truncaron el guión hacia una cómoda victoria de los locales, que afianzaron su pase a octavos de final.

El empate del Dortmund encarrila su clasificación

La suerte del campeón se vio en la cuarta jornada cuando el Borussia Dortmund alemán no ha pasado de un empate en casa (1-1) ante el Apoel chipriota en un partido en que tuvo un claro dominio en cuanto a posesión de pelota pero no aprovechó las ocasiones que creó y se dejó sorprender por un contragolpe, dejando escapar una oportunidad de oro de seguir vivo en la Champions, algo que se la ha complicado mucho.

El empate (1-1), por el contrario, mantiene intactas las opciones del Real Madrid, con cinco puntos de margen sobre el cuadro alemán, quien marca la tercera plaza, pese a su derrota con el Tottenham.

Deportes

anterior siguiente