Enlaces accesibilidad

Real Madrid 4-1 Juventus | Final Champions 2017

Cristiano, Zidane y la fiabilidad de un equipo legendario, claves de la 'Duodécima'

  • El Real Madrid agranda su leyenda al ganar dos Champions consecutivas
  • Cristiano lideró al Madrid en la final y redondeó una temporada irrepetible
  • Zidane consigue su cuarta Champions, la segunda como entrenador
  • Crónica del Real Madrid 4-1 Juventuspor Felipe Fernández

Por
El Real Madrid de Zidane es ya un equipo legendario

El Real Madrid lo ha vuelto a hacer, ha conquistado la Copa de Europa por duodécima vez y lo ha hecho por segunda temporada consecutiva en un hecho inédito en la historia de la competición desde que adoptó el formato actual de la Champions[Así hemos narrado la final de la ChampionsReal Madrid 4-1 Juventus, en RTVE.es]

Lo ha conseguido con una brillante victoria en la gran final de Cardiff. Los de Zidane derrotaron por 4-1 a la Juventus en un partido que coronó a Cristiano Ronaldo, que con sus dos goles en la final le convirtieron en el máximo goleador de la competición por quinta vez consecutiva. Desgranamos las claves del indiscutible Rey del fútbol europeo.

El Rey de Europa

El idilio del Real Madrid con la Copa de Europa va para eterno. Con esta Champions, el equipo blanco suma doce e iguala sus Copas de Europa en 'color' con las que consiguió en 'blanco y negro', y acumula unas estadísticas demoledoras en la competición. Campeón de tres de las últimas cuatro ediciones, el equipo merengue es el gran e indiscutible dominador de su torneo predilecto.

Insuperable Cristiano Ronaldo

La gran estrella del Real Madrid brilló con luz propia en la final de CardiffEl luso, primer jugador que marca en tres finales de Champions, le hizo dos tantos a la Juventus y cerró la competición como el máximo goleador por quinta temporada consecutiva. Unos números bárbaros que cierran un año natural irrepetible para el '7': comenzó ganando la 'Undécima', a la que siguió la Eurocopa con Portugal, la Supercopa de Europa, el Mundial de Clubes, el Balón de Oro, la Liga y de nuevo la Champions este sábado.

Una segunda parte para el recuerdo

El Madrid es de nuevo campeón de Europa, pero ¿cómo lo consiguió? El título se fraguó en la fabulosa segunda parte del equipo de Zidane en el Millennium Stadium. Los blancos se fueron al descanso con el marcador igualado (1-1) y con la sensación de haber sido superados en el campo por la Juventus, pero regresaron de la caseta con una cara totalmente diferente. El equipo blanco fue ganando en posesión y control del balón, mientras la Juventus se fue diluyendo, atrapada en su campo y reducida por el empuje del Real Madrid.

La 'Cuarta' de Zidane

Lleva apenas 18 meses al frente del Real Madrid y, sin hacer mucho ruido, no ha hecho otra cosa que sumar títulos. Tras estrenarse con la Undécima hace un año, Zinedine Zidane ha cerrado la temporada más exitosa de la historia del Real Madrid, al conquistar cuatro títulos, entre ellos la deseada Liga, y una nueva Champions, un doblete inéidto en Chamartín desde 1958. Su cuarta Champions, la segunda como entrenador tras las dos conseguidas como jugador.

Calidad en todas las líneas

Sobresalió Cristiano, pero el Real Madrid volvió a demostrar que tiene un once titular impresionante y un banquillo de lujo. Una plantilla que volvió a lucirse para sumar un nuevo título. En Cardiff, línea por línea, firmaron un partido formidable. Bajo palos, Keylor Navas dio seguridad, especialmente con las paradas a los primeros disparos juventinos al comienzo del partido. En defensa, Sergio Ramos lideró la retaguardia con sobriedad, acompañado de un buen Varane y con Carvajal y Marcelo dando profundidad por las alas. En el centro del campo, Kroos estuvo impecable, Modric ordenó el juego, Isco puso la magia y Casemiro robó todo lo que quiso y marcó el segundo tanto merengue. Arriba, Benzema estuvo fino y Cristiano firmó otro partido para la historia. Los relevos también aportaron: Asensio marcó y tanto Bale como Morata buscaron nuevos tantos.

Fiabilidad europea

El Real Madrid ha sido un equipo muy fiable durante toda la temporada, convirtiéndose en el primer equipo que ha marcado en todos los partidos oficiales que ha disputado. Pero si ha sido especialmente sólido en una competición, ha sido en la Champions. Si pasó por alguna que otra fase de dudas en Liga, en la Champions siempre ha mostrado su mejor cara y dejó por el camino a equipos de la talla del Bayern o el Atlético, antes de enfrentarse a una Juventus que se deshizo del Barça en cuartos de final.

En plena forma

Es una de las grandes claves de la temporada madridista. Apoyados por la política de rotaciones de Zidane, los jugadores madridistas han llegado a la parte decisiva de la temporada en un estado de forma impresionante. Evitado el típico bajón post-Mundialito, el Real Madrid afrontó la recta final como nunca. Lo demostró también en la final de la Champions, en la que, pese a dominar claramente en el marcador, no bajó el pistón y acabó goleando a la Juventus.

Isco, Asensio y la segunda unidad

Si las rotaciones han dado al equipo un plus de fondo físico ha sido porque los suplentes han respondido de manera excepcional. Fueron determinantes en Liga y también lo han sido en la Champions, donde jugadores como Isco o Asensio se han convertido en fundamentales. El malagueño sentó al 'local' Bale en la final de Cardiff y Asensio no quiso faltar a la fiesta de la final, siendo el encargado de cerrar la goleada sobre la Juve con el cuarto tanto de la noche.

Las Supercopas, próximos retos del Madrid

En un club como el Real Madrid, la alegría por conquistar un nuevo título pronto se convertirá en ansia por volver a ganar otro. Las próximas citas serán en agosto, con la Supercopa de España y la Supercopa de Europa (8 de agosto), con dos rivales que prometen un comienzo de temporada por todo lo alto. En la nacional se verán las caras con el Barcelona de Valverde y en la europea con el Manchester United de Jose Mourinho, que se reencontrará con su antiguo club.

Deportes

anterior siguiente