Enlaces accesibilidad

Champions League | Barcelona 3 - Bayern 0

El Bayern no puede frenar el talento de Messi

  • El Barça ha tomado clara ventaja en la eliminatoria ante el Bayern (3-0)
  • El argentino logró dar la vuelta al partido en tan solo dos minutos
  • Neymar puso la puntilla con el tercer gol en el tiempo de descuento
  • La gran actuación de Neuer ha evitado una victoria más amplia
  • Así le hemos narrado el Barcelona 3 - Bayern 0, por Óscar López

Por
Messi reserva plaza en la final de Berlín

- Ficha técnica:

3 - FC Barcelona: Ter Stegen; Alves, Piqué, Mascherano (Bartra, min.88), Alba; Busquets, Iniesta (Rafinha, min.87), Rakitic (Xavi, min.82); Messi, Suárez y Neymar.

0 - Bayern de Múnich: Neuer; Benatia, Boateng, Rafinha; Thiago, Lahm, Xabi Alonso, Bernat, Schwensteiger; Lewandowski y Müller (Götze, min.79).

Goles: 1-0, min.77: Messi. 2-0, min.79: Messi. 3-0, min, 90+4: Neymar.

Árbitro: Nicola Rizzoli (ITA). Mostró cartulina amarilla a Xabi Alonso (min.35), Alves (min.46), Benatia (min.52), Bernat (min.56), Piqué (min.66), Neymar (min.69),

Incidencias: Asistieron al encuentro 95.369 espectadores, en partido correspondiente a la ida de las semifinales de la Liga de Campeones.

El coloso Leo Messi ha sido el encargado de decantar el duelo de titanes entre el FC Barcelona y el Bayern de Múnich (3-0) del lado culé. El argentino dejó resuelta media eliminatoria con dos goles en dos minutos y dio la razón a Guardiola, el talento no se puede frenar. Además, también se encargó de habilitar a Neymar en el tercer tanto en los minutos de descuento.

Esta abultada victoria deja al Barcelona a un paso de la gran final de la Champions League que se disputará el próximo 6 de junio en Berlín, donde podría verse las caras con el Real Madrid, si finalmente los blancos logran remontar el 2-1 de la ida. A pesar de la goleada, la gran actuación de Manuel Neuer ha evitado que la diferencia fuese aún mayor.

El duelo comenzó con mucha intensidad y ambos rivales presionando las salidas respectivas del balón. Guardiola optó por variaciones tácticas según avanzaban los minutos y el ataque o la defensa.

El de Sampedor lo tenía claro, su hombre a parar, por raro que parezca no era Messi, sino Busquets. El técnico muniqués sabía que asfixiando al mediocentro culé, complicaría mucho las opciones de primer toque del Barça.

La posesión del balón se la repartieron más o menos por igual catalanes y alemanes, pero más sensación de peligro dio el Barça durante los primeros 45 minutos. La primera gran oportunidad fue para Luis Suárez.

El charrúa se llevó un balón peinado por Messi en el centro del campo y se plantó delante de Neuer, que se hizo 'gigante' para hacer la primera gran parada de la noche con su pierna derecha en el mano a mano. Por algo está considerado el mejor meta del mundo.

Antes de que se cumpliera el primer cuarto de hora Neymar pudo haber hecho el primer de la eliminatoria. En otra pugna del balón el Barça salió ganador con un gran pase de Luis Suárez al área chica, donde apareció el delantero brasileño con un tiro de primeras para intentar batir al cancerbero alemán, pero la pierna de Rafinha se interpuso entre el balón y la red.

A pesar de estar bien armada, el Barça estaba encontrando con relativa facilidad los huecos en la defensa bávara. En cambio, el peligro del Bayern estaba llegando con jugadas a la contra de mucha velocidad y con un gran trabajo de Lewandowski, que aguantaba todos los balones que llegaban para propiciar las segundas jugadas de su equipo.

Los hombres de Guardiola rozaron su primer tanto cumplido el minuto 17. Müller se marchó hasta la línea de fondo derecha y sacó un gran centro al punto de penalti que llegó a rozar Lewandowski. El propio polaco ayudó a evitar el primero, no se dio cuenta que por detrás de él llegaba Thiago para empujarla al fondo de la red.

El talento no se puede parar

En la rueda de prensa previa al partido le preguntaron a Guardiola cómo pretendía para a Messi. El técnico del Bayern fue muy claro: "El talento no se para", y así fue. En el minuto 20 el argentino desató la ovación del público tras una gran jugada individual en la frontal del área en la que se llegó a ir hasta de cuatro rivales en un palmo de césped.

Antes de poner rumbo a los vestuarios el Barcelona tuvo otra clara ocasión, la tercera, para haberse puesto por delante en el luminoso. Otra pugna por el balón acabó en un pase de Iniesta para Alves a la espalda de la defensa, pero de nuevo Neuer se convirtió en coloso para sacar el tiro claro de gol del brasileño con su pie derecho.

El regreso del descanso devolvió a un Barça peor plantada y con muchos problemas para hacerse con el control del partido. La cara era para los alemanes, que poco a poco fueron asentando las bases de su juego. Si los bávaros habían anulado a Busquets, los culés no pudieron hacer lo mismo con e Xabi Alonso, que dobló en pases al azulgrana.

A pesar del buen planteamiento con el que reapareció el Bayern en el campo, su juego no propiciaba ocasiones manifiestamente claras que pusieran en aprietos a Ter Stegen. De hecho, el meta blaugrana no tuvo que hacer ninguna intervención para salvar a su equipo.

Con Rakitic muy cansado y Busquets desconectado, el partido empezaba a necesitar la entrada de Xavi para devolver el dominio al Barcelona, que estuvo jugando con fuego hasta la aparición milagrosa del 'Messias' en el minuto 77.

Un robo de Alves cerca del área alemana, que hizo un partidazo tanto en ataque como en defensa, acabó con una dejada para Messi en la frontal. El argentino sacó la varita para enganchar un tiro al primer palo para Batir a Neuer, que nada pudo hacer ante el bote que le dio justo antes de que el balón llegase delante de él. El Barcelona encarrilaba el partido y se quitaba un peso de encima cuando peor estaba jugando.

Dos minutos más tarde volvió a aparecer el talento inmenso del 10 azulgrana para sentenciar el partido y encarrilar la eliminatoria. Messi encaró a Boateng y le dejó sentado de culo con un amago antes de picar el balón por encima del cancerbero del Bayern. El 2-0 dejó muy tocado al conjunto de Guardiola.

Además de los dos goles, el ariete argentino tuvo tiempo para asistir a Neymar en el tercer y definitivo tanto del partido en los minutos de descuento. Luis Suárez se encargó de recuperar el balón, Messi de colar el pase en profundidad y el brasileño ganó la partida de pistoleros ante un castigado Neuer.

El 3-0 reivindica la venganza del Barcelona hace dos temporadas, cuando recibió un 4-0 en el Camp Nou y un 3-0 en el Allianz Arena, aunque todavía quedan 90 minutos por disputar y los alemanes ya levantaron un 3-1 al Oporto en los cuartos de final.

Deportes

anterior siguiente