Enlaces accesibilidad
Tenis | Juan Carlos Ferrero

Emocionado adiós a Ferrero en el Valencia Open, con victoria en dobles

Por
Ferrero: "Gracias a todos"

La despedida a Juan Carlos Ferrero en su torneo del Valencia Open 500 resultó digna de un campeón. Se esperaba que fuera en su último partido en casa, pero contra pronóstico fue con victoria en dobles, dando significado al lema que le acompaña esta semana: "Punto y seguido". "Os espero el próximo día, que el torneo continúa", fueron las palabras con que el homenajeado cerró la fiesta ante un público entregado, que no paró de corear su nombre

La fiesta empezó con el sabor dulce de una inesperada victoria sobre la pareja formada por el brasileño Carlos Berlocq y el ucraniano Alex Dolgopolov. David Ferrer y 'El Mosquito' se impusieron por 3-6, 6-3 y 10-7 en una hora y 12 minutos.

Inesperado, como le confesó el homenajeado a TVE, nada más terminar el partido. Pero con una sonrisa, por lo que había pasado sobre la pista y lo que estaba a punto de pasar.

Sus amigos, los que le habían estado animando en la grada y aplaudieron su victoria, fueron desfilando: Nico Almagro, Anabel Medina, Sete Gibernau, Marcel Granollers, Marc López, Álex Corretja, Albert Costa, Feliciano López, Tommy Robredo, Lleyton Hewitt, entre otros, y el último en ser nombrado, Rafa Nadal.

Posteriormente sue fueron sumando su representante y director del Valencia Open, Antonio Martínez Cascales; su padre, Eduardo Ferrero; el presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra; su homólogo de la Federación española, José Luis Escañuela.

La emoción empezaba a hacerse visible en los ojos de Ferrero, cuando dieron paso a un vídeo donde campeones de la talla de Andy Murray, Novak Djokovic y Roger Federer le enviaban su particular mensaje de despedida.

El presidente de la ATP, Brad Drewett, le hizo entrega de sus principales logros enmarcados. En el mismo se podía ver una foto suya besando el Roland Garros de 2003.

Ya no pudo contener las lágrimas cuando le pasaron el micrófono a su amigo David Ferrer. "Te voy a echar mucho de menos. Has sido un ejemplo para mí, me has apoyado en los momentos malos y en los buenos", dijo el de Jávea. Su compañero y también amigo Nico Almagro, reconoció que había sido "un día duro" el anterior, cuando le eliminó del cuadro individual y le deseó "lo mejor" en el futuro.

Arropado por sus amigos

Fue el preludio de los discursos de los amigos. El más aplaudido de todos, Rafa Nadal, que quedó para el final: "Me siento agradecido por todos los momentos que hemos vivido juntos. Ha sido un honor. Has marcado el camino a muchos de los que estamos aquí. Quiero agradecerte todo lo que has hecho por este deporte, eres uno de los más grandes".

Pero también se sumaron Anabel Medina, Sete Gibernau, Sergio García, incluso Lleyton Hewitt, quien recordó los duelos entre ambos: "Gracias por todos esos recuerdos" y le animó a seguir vinculado al mundo del tenis.

Divertida fue la intervención de Álex Corretja, capitán del equipo de Copa Davis, recordando sus momentos en la competición: "Me han hecho poner en duda la pareja de dobles de la final de la Davis. Gracias a ti también estamos en la final. Ojalá algún día seas capitán, pero todavía no", dijo entre risas.

Un vídeo más para recordar momentos de su niñez e intentar relajar emociones. Difícil, casi imposible, porque cuando le tocó hablar a su representante Antonio Martínez Cascales, ambos no pudieron evitar volver a emocionarse y fundirse en un abrazo. "Ni en mis mejores sueños podía imaginar tener un jugador así", dijo.

Más contenido estuvo su padre, Eduardo Ferrero, quien agradeció "haber conocido el mundo del tenis y a vosotros, ha sido maravilloso".

Un hasta luego

Y le tocó hablar al héroe local, Juan Carlos Ferrero, tocaba la despedida. En un discurso interrumpido varias veces con aplausos de ánimo para vencer las emociones, el de Ontinyent dio las gracias a los presentes, deportistas, amigos y familiares, así como al público y a los pupilos de su academia.

"Es muy difícil expresar todo lo que pasa a lo largo de una carrera. No me lo podía imaginar ni en mis mejores sueños. He conocido a grandísimos jugadores, pero sobre todo a grandísimas personas. No lo voy a poder olvidar nunca", expresó Ferrero.

Para concluir, pasillo hacia el vestuario. Solo, aplaudido y con la luz del foco siguiéndole mientras todo el Ágora le observaba. Pero con el sabor de la victoria detrás.

Deportes

anterior siguiente
-->