Enlaces accesibilidad

La coreana Oh Eun-Sun corona el Annapurna, su 14 ochomil

Más información en el especial de 'Al filo de lo imposible' de RTVE.es

Por

Retransmitido en directo para millones de personas por la televisión coreana NBS, la alpinista Oh Eun Sun ha logrado pisar la cumbre del Annapurna, su 14 ochomil, lo que en principio la convierte en la primera mujer que consigue coronar todas las cumbres de más de ochomil metros del planeta. Eso, si la coreana consigue finalmente demostrar que en mayo de 2009 sí que llegó a pisar la cima del Kangchenjunga, una expedición que desde hace unos días está catalogada como "dudosa" y que determinará si finalmente a la coreanase le otorga el honor de ser la primera mujer o no.

Oh Eun-sun, de 44 años, compite con la española Edurne Pasaban por ser la primera mujer en alcanzar la cima de los catorce picos más altos del planeta. Mientras Miss Oh coronaba el Annapurna Edurne está en el campo base del Shisha Pangma, la última montaña de más de 8.000 metros que le queda por escalar, y a la que pretende atacar a finales de esta misma semana.

"Quiero compartir la alegría con el pueblo (coreano). Muchas gracias", indicó la surcoreana con voz quebrada al llegar a la cima de la décima montaña más alta del planeta, que alcanzó acompañada de un equipo de la televisión surcoreana KBS que cubría su ascensión. El culminado este martes era el segundo intento de Oh de coronar el Annapurna, considerado uno de los picos más peligrosos del mundo, después de que desistiera de su primer intento el pasado octubre a causa del mal tiempo.

La surcoreana habría alcanzado la cumbre del Annapurna a las 09.16h GMT, 13:16 hora española, trece horas y 16 minutos después de que dejara el campo 4. A la cumbre llegaron la coreana y tres de sus sherpas, junto con dos cámaras de la televisión coreana que le patrocina, Ha-Young Jung y Kwan-Joo Nha.

Por su parte, Pasaban llegó este martes al campo base del Shisha Pangma, en el Tíbet, la última cima que le falta para coronar los catorce "ochomiles" del mundo. Desde allí, la vasca ha felicitado a Miss Oh por la cumbre "que ha logrado en unas condiciones de viento muy duras". "Estaba claro que ella podía hacerlo, a ella le faltaba una montaña para termiinar y a mi una", ha explicado la alpinista, que se centra ahora "en lo mío, terminar mis 14".

Varios españoles también en la cumbre

Un poco antes que Miss Oh coronó el Annapurna el rumano Horia Colibasanu, que ha dedicado la cumbre "a su amigo Iñaki Ochoa de Olza, muerto en las laderas del Annapurna hace dos años", según explicaron los miembros de su equipo a la web Explorersweb. Poco después llegaban a la cima del Annapurna el eslovaco Peter Hamor, y dos españoles, Jorge Egocheaha y Martín Ramos. Casi dos horas llegaron a la cumbre tres españoles, Juanito Oiarzábal (para el que éste es su 24 ochomil-, Carlos Pauner y Tolo Calafat, que en una llamada telefónica a sus familiares han reconocido que "aún es pronto para cantar victoria porque queda el descenso y es probable que se haga de noche antes de que lleguemos a las tiendas del campo 4".

El mal tiempo y la mucha nieve acumulada en la cima del Annapurna indicaban a la expedición coreana que la cumbre debía hacerse antes de las 12:00h (hora local), es decir, una hora y cuarenta minutos antes de lo que se ha hecho. Por este motivo, el descenso se antoja complicado para la expedición. Las previsiones meteorológicas auguran vientos aún más fuertes para la tarde de hoy, y fuertes nevadas a partir de mañana, por lo que los alpinistas deberán intentar llegar a la seguridad de las tiendas en el campo 4 lo antes posible.

Miss Oh salió del campo 4 esta madrugada, a las 1.45 hora en Nepal, y emprendió los últimos metros de la subida de la montaña con fortísimos vientos, de hasta 14 metros por segundo, y unas temperaturas que rondaban los 29 grados bajo cero.

La gesta de Oh tuvo lugar 13 años después de que alcanzara su primer "ochomil", el Gasherbrum II (8.035 metros), en julio de 1997. La alpinista, que dejó su trabajo en la Oficina de Educación de Seúl en 1993 para dedicarse de lleno al montañismo, coronó la cima del Everest, la más alta del mundo con 8.848 metros, en 2004.

Deportes

anterior siguiente