Enlaces accesibilidad

Los españoles del tenis de mesa buscan la victoria en un coto chino

  • La competición comienza el 13 de agosto a las 4:00, hora española

Por

El equipo español de tenis de mesa acude a los Juegos Olímpicos de Pekín con la intención de desbancar a las grandes estrellas asiáticas, habituales dominadoras de una disciplina en la que España contará con cinco representantes, si bien tres de ellas, también formarán en el cuadro por equipos de la competición.

Así, la gran baza de la expedición española masculina volverá a ser He Zhi Wen, más conocido como 'Juanito', si bien para ello, deberá mostrar el salto de calidad evidenciado en la liga española en estos cuatro años. Y es que Wen llega a su país de origen con ganas de resarcirse después de concluir en un discretísimo 33 puesto en los Juegos de Atenas.

Junto a él, estará la agradable sorpresa española en tierras chinas, el madrileño Alfredo Carneros. El de Collado Mediano selló su clasificación en tierras chinas en el pasado Preolímpico de Budapest en mayo, una distinción que le convierte en el primer jugador nacido en España que logra clasificarse por méritos propios para una cita olímpica, pues en Barcelona, los cuatro que lo hicieron, fue gracias a la condición de país anfitrión.

Sin embargo, la delegación española deberá tener en cuenta a rivales de mucho calado como por ejemplo el chino Wang Hao,que acumula una larga racha de imbatibilidad, lo que puede traducirse si continúa así en que la medalla olímpica vaya a parar al pecho del también actual campeón del mundo.No en vano, el jugador chino, cuarto favorito en Atenas, eclipsó en los últimos torneos a sus compañeros de selección y grandes rivales al triunfo en Beijing al competir todos ellos en casa. Si bien ahora, como ya sucedió en tierras griegas, Wang deberá cuidarse de los peligros del surcoreano Ryu Seung-min, si bien éste no ha mostrado en las semanas previas la frescura de su gran rival por el oro.

Y es que el potencial de los países asiáticos en innegable en esta disciplina. No en vano, en Atenas, tres de los seis oros en litigio colgaron del pecho de deportistas chinos, que cuenta con más de 20 millones de fichas federadas, en lo más alto del podio, algo similar sucedió con Corea del Sur e Indonesia, pues cada una de ellas sumó por sí sola más medallas que toda Europa entera, tres y ninguna dorada.

Tres españolas de adopción

Muchas más opciones de lucimiento tendrán tanto las 'chinas' Shen Yanfei y Zhu Fang como la 'ucraniana' Galia Dvorak. Y es que como el propio seleccionador, Chan Dong Pin, reconoció pensar en las medallas es una utopía. El verdadero objetivo debe ser los diplomas. Las tres participantes aspiran a ello a nivel individual y a nivel colectivo. Su evolución es buena y, pese al enorme potencial que tendrán enfrente, con un país donde el tenis de mesa es el deporte nacional como anfitrión, la lucha por los diplomas puede ser accesible.

Yanfei y Fang representan ese enorme excedente que China exporta a otros países, mientras que la joven ucraniana Dvorak llegó a nuestro país de niña y ahora podrá cumplir un sueño debutando en unos Juegos Olímpicos.

SEDE: Gimnasio de la Universidad de Beijing.

 

Deportes

anterior siguiente