Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Tras una derrota y un empate en sus dos partidos anteriores de Liga de Campeones, los blancos están obligados a ganar si no quieren quedarse al borde de la eliminación de la máxima competición continental. Además, una victoria también serviría para no poner en riesgo el futuro de Zinedine Zidane como técnico, ya que el francés está siendo cuestionado tras los últimos resultados.

El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, ha reconocido que le "molesta" que se cuestione su continuidad en el banquillo blanco, pero se enfrenta a la situación con optimismo y admitiendo que le "gustan los momentos complicados". "Esto es así, además no lo voy a discutir, cada uno puede opinar. Lo viví 18 años de jugador y 25 años en total. Me gustan también los momentos complicados, hay que sacar esto adelante. No solo cuando ganas y vives lo bonito. Son momentos que hay que afrontar con mucha personalidad y lo vamos a intentar hacer mañana", manifestó en rueda de prensa en Estambul. El capitán del equipo, Sergio Ramos, defendió la continuidad del francés al frente del equipo.

Preguntado Zidane por el equipo del pueblo, un calificativo que Diego Simeone dijo que dejó de pertenecer al Atlético de Madrid, el técnico francés defendió el trabajo de la gente del Real Madrid. "No entro en estas cosas, aquí la gente trabaja mucho, todas las personas del club, que luego la gente de fuera diga que somos un club de ricos y el otro del pueblo, no lo puedo cambiar. Lo que el madridismo quiere es estar orgulloso de sus jugadores y lo vamos a hacer".