arriba Ir arriba

El barco de la ONG Open Arms navega este miércoles a la altura de Sicilia y tiene prevista la llegada a Mallorca el próximo sábado, 21 de julio, después de que el Gobierno español haya autorizado su desembarco tras rescatar a la superviviente de un naufragio. También traslada los cadáveres de una mujer y un niño que trataban de alcanzar las costas de Europa en la misma embarcación. Mientras, la ONG estudia emprender algún tipo de acción legal por la presunta omisión de socorro por parte de los guardacostas libios.

El nuevo ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, ha advertido de que no autorizará el desembarco de ese buque en Italia con 629 inmigrantes a bordo que han sido rescatados este domingo por el barco Aquarius de la ONG Sos Méditerranée y ha reclamado a las autoridades de Malta que dejen entrar en sus puertos al barco de la ONG. En el barco viajan 123 menores, 11 bebés y cuatro mujeres embarazadas de 20 nacionalidades distintas.

Porque los viajes no siempre salen como los planeamos, dedicamos un monográfico dedicado a la durísima experiencia que vivió el navegante y periodista Quico Taronjí en su intento de unir Cádiz y Estambul en solitario a bordo de un kayak trimarán. Después de dos meses y medio de travesía sufrió un naufragio junto a la costa de Túnez que pudo haberle costado la vida y que le enseñó mucho sobre sí mismo.

SOS: Navidades al rescate

A bordo de un ataúd flotante

  • Sara Alonso, periodista de RNE, se embarca con la ONG ProActiva Open Arms
  • En medio del Mediterráneo, rescatan migrantes que tratan de arribar a Europa
  • En las 300 millas que separan Libia de Europa, miles de personas se juegan la vida
  • Este es el relato de uno de tantos rescates de madrugada en medio del mar
SOS: Navidades al rescate

Navidades en alta mar

  • La redactora de RNE Sara Alonso se embarca con la ONG ProActiva Open Arms
  • Rescatan migrantes que tratan de cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa
  • "Lo que hacemos, en estas fechas, adquiere, si cabe, más significado", defienden

Al menos diez personas han muerto y otra decena se encuentran desaparecidas tras el naufragio del barco turístico "El Almirante" en el embalse de Guatapé, a unos 80 kilómetros de Medellín, en el noroeste de Colombia, según fuentes oficiales. "Hasta el momento el balance son diez personas fallecidas, 30 lesionadas que están siendo atendidas en el hospital de Guatapé y extraoficialmente se dice que hay diez personas desaparecidas", ha indicado la directora del Departamento Administrativo de Prevención de Desastres (DAPARD), Margarita Moncada.

El barco, de cuatro pisos y de nombre 'El Almirante', se hundió en torno a las 14.00 hora local (21.00 hora peninsular española) mientras navegaba cerca del malecón donde se encuentra la comisaría de Policía de la localidad, foco de turistas en días festivos, según han confirmado varios testigos. Un testigo citado por la Caracol Radio han señalado que el hundimiento tuvo lugar después de que se escuchara un "crujido" en la embarcación. En la zona operan los equipos de rescate, que cuentan con el respaldo de un helicóptero de las Fuerzas Armadas.

Terrorismo, creación de empleo y lucha contra la inmigración irregular son los principales retos, con permiso del BRÉXIT, de una Europa a la que muchos siguen viendo como una tierra de oportunidades. En su búsqueda de una vida mejor, miles de personas continúan jugándo se la vida en el mar y no son pocos los que se la dejan en el intento. La ONG Proactiva Open Arms teme que más de 200 personas hayan muerto en un doble naufragio frente a las costas de Libia. La organización ha rescatado los cadáveres de cinco personas en el interior de dos botes semihundidos en los que, aseguran, podrían viajar.

Los servicios de rescate buscan a tres tripulantes del pesquero 'Senefand Uno', de pabellón senegalés y de armador con sede en Vigo (Pontevedra), que se ha hundido mientras faenaba en aguas de Senegal. Otros ocho ya han sido rescatados tras ser localizados en una lancha. La mujer del patrón de la embarcación, uno de los desaparecidos, ha explicado en RNE que su marido intentó que todos sus compañeros se salvasen y que parece ser que a él no le dio tiempo a abandonar la embarcación.