arriba Ir arriba

Miles de personas se han manifestado este sábado por las calles del centro de Valencia para reivindicar que los valencianos son españoles y mostrar su rechazo al "nacionalismo catalanista" y a los "Països Catalans". La protesta, que se ha desarrollado sin incidentes y a la que han acudido cerca de 15.000 personas, según fuentes de la Delegación del Gobierno, ha sido organizada por la Federación Coordinadora de Entidades Culturales de Reino de Valencia (FCECRV).

La movilización para pedir la libertad de los exconsellers y de los líderes de ANC y Òmnium convocada por un sindicato minoritario ha provocado cortes en 50 carreteras en toda Cataluña, según el servicio catalán de tráfico. Es muy complicada la circulación por carretera desde las seis de la mañana, están afectadas las principales vías catalanas y también se han producido algunos cortes en las vías de ferrocarril, por ejemplo en la estación del AVE en Girona donde hay una manifestación. El transporte público en Barcelona funciona sin grandes alteraciones.

Doscientos alcaldes catalanes han viajado hasta Bruselas para pedir a las instituciones europeas la puesta en libertad de los exconsejeros catalanes. Este mediodía se han hecho una foto de familia después de que el Parlamento Europeo haya negado la entrada al expresidente catalán. Por la tarde darán una conferencia en un centro cultural para denunciar lo que consideran una persecución judicial e ideológica por parte del Gobierno.

Los seis acusados de desorden público y atentado contra la autoridad en los disturbios del barrio burgalés de Gamonal, en enero de 2014, se han declarado inocentes y han asegurado, en el inicio de la vista oral en el juzgado Penal 2 de Burgos, que sus detenciones se produjeron de manera arbitraria. La Fiscalía pide dos años de prisión para cada uno de los seis encausados y multas que suman más de 31.000 euros en el que es el último proceso abierto por los altercados de Gamonal en 2014 y que se prolongará hasta el próximo 14 de noviembre.
 

Miles de personas se han concentrado este viernes en las plazas de ayuntamientos catalanes convocados por las entidades soberanistas para exigir la "libertad" de los exconsellers investigados por presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación, así como del presidente de la ANC, Jordi Sánchez, y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. La semana de movilizaciones anunciadas por las entidades independentistas ANC y Òmnium Cultural culminará con una "gran manifestación" para el próximo 11 de noviembre.

El presidente de Sociedad Civil Catalana (SCC)Mariano Gomà, se ha felicitado en Las mañanas de RNE por la multitudinaria manifestación de este domingo en Barcelona por la unidad de España y ha subrayado que esta es "una señal, un síntoma de que la sociedad catalana ha dicho basta, ha dicho aquí estamos, no vamos a volver a estar callados, y a partir de ahora las cosas van a cambiar, la gente va a decir lo que piensa".

Ha destacado el pacifismo, alegría y ambiente festivo de la concentración y ha celebrado la presencia del PSC, aunque ha lamentado que no se hayan sumado personas de otros partidos "más escorados a la izquierda pero que también piensan que España y Cataluña tienen que seguir unida", como por ejemplo Carolina Bescansa, de Podemos.

Ha añadido que pensar en un frente constitucionalista para las elecciones autonómicas del 21 de diciembre es una "quimera", pero ha matizado que lo que sí debe haber después es un "frente de gobierno de todos los partidos que respeten la Constitución y el Estado de Derecho".

  • Cientos de miles de personas salen a manifiestarse por la unidad de España
  • Es la segunda gran manifestación constitucionalista en favor de la convivencia
  • Los participantes se han reivindicado como catalanes, españoles y europeos
  • Los líderes políticos llaman a acatar el 155 y a participar en las autonómicas

Una multitud de cientos de miles de personas ha tomado este domingo el centro de Barcelona para manifestar su condición de catalanes, españoles y europeos, en la segunda gran movilización constitucionalista que se celebra en las últimas semanas en la capital de Cataluña, con la que los asistentes han querido reivindicar la convivencia, la unidad de España y, sobre todo, la necesidad de una participación masiva en las elecciones autonómicas convocadas por el Gobierno el próximo 21 de diciembre para desbancar a los nacionalistas de la Generalitat.

Concentración en la plaza de Colón para defender la unidad de España. Los asistentes, ataviados con bandersas de España, portan carteles de apoyo a la Guadia Civil y pidiendo la encarcelación de Carles Puigdemont. La concentración está convocada por la Fundación DENAES para la defensa de la Nación Española. Lleva por lema "Recuperemos Cataluña. Por la unidad de españa y la Constitución. Contra la impunidad".