arriba Ir arriba
  • El Gobierno de Venezuela prohíbe las manifestaciones del viernes al domingo
  • Las Fuerzas Armadas tomarán el control de diversos cuerpos policiales
  • Se lo arrebatan así a los gobernadores estatales y alcaldes de la oposición
  • La coalición opositora desafía la prohibición y amplia su protesta a todo el país
  • Otras dos personas han muerto durante la segunda jornada de huelga general
  • La oposición convoca a tomar todas las calles de Venezuela por tres días

La primera jornada de la huelga de 48 horas convocada por la oposición en Venezuela contra el proceso constituyente que impulsa el Gobierno de Nicolás Maduro ha transcurrido con relativa calma, aunque dos personas han fallecido durante algunas protestas. El corte de calles se ha registrado principalmente en los barrios de mayoría opositora, mientras que en las zonas chavistas ha predominado la normalidad. Además, medio centenar de personas han sido arrestadas, según el balance de la organización no gubernamental Foro Penal Venezolano.

El próximo domingo, los ciudadanos están llamados a las urnas para elegir a los poco más de 500 miembros de la Asamblea Constituyente, unos comicios a los que la oposición se ha negado a participar y que califican de "inconstitucional" porque los ciudadanos no fueron consultados sobre su apoyo a la modificación de la Carta Magna.

La oposición ha convocado una manifestación en Caracas para apoyar el nombramiento por parte del Parlamento de Venezuela de 33 nuevos jueces del Tribunal Supremo, que no son reconocidos por el Gobierno de Nicolás Maduro. Miles de personas se han unido a la marcha desde siete puntos de la capital pero no han podido llegar a la sede del Tribunal Supremo de Justicia porque las fuerzas de seguridad lo han impedido.

Al menos tres palestinos han muerto y otros 400 han resultado heridos, así como cuatro policías israelíes, durante las protestas que se han desencadenado este viernes en la Ciudad Vieja de Jerusalén y en otras localidades palestinas de Cisjordania contra las restricciones impuestas por Israel para acceder a la Explanada de las Mezquitas, que han reavivado el enfrentamiento entre ambas comunidades en los territorios ocupados.

La oposición venezolana ha redoblado la presión contra el presidente Nicolás Maduro con una huelga general de 24 horas durante la que han muerto dos personas y más de 260 han sido detenidas. Manifestantes que impedían la circulación con basura, ramas de árbol y otros obstáculos se han enfrentado con las fuerzas del orden, después de que éstas intentaran despejar vías públicas en distintos lugares de Caracas y el interior del país.

Miles de personas han participado este jueves en una manifestación en Alhucemas, en la región del Rif, (norte de Marruecos) en un nuevo episodio del llamado Hirak al Shaabi (movimiento popular) que exige mayores inversiones en la región y la libertad de los activistas encarcelados.

La concentración había sido convocada por el líder de este movimiento popular, Naser Zafzafi, antes de su detención el pasado mayo.

Las autoridades marroquíes desplegaron un amplio dispositivo de seguridad en los accesos a la ciudad y en la plaza de Mohamed VI para impedir la protesta, que había sido declarada ilegal. A pesar de ello, miles de personas desafiaron la prohibición con distintas concentraciones. 

Los participantes lanzaron consignas en las que pedían ante todo la liberación de casi 200 activistas rifeños detenidos desde el estallido de las revueltas sociales en el Rif a finales de octubre pasado con la muerte de un vendedor de pescado.

La oposición venezolana ha redoblado este jueves la presión contra el presidente Nicolás Maduro con una huelga general de 24 horas durante la que han muerto dos personas y más de 260 han sido detenidas.

Manifestantes que impedían la circulación con basura, ramas de árbol y otros obstáculos se han enfrentado con las fuerzas del orden, después de que éstas intentaran despejar vías públicas en distintos lugares de Caracas y el interior del país.

La coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha cifrado en 85% el cumplimiento del paro general, que se extenderá hasta las 6.00, hora local, del viernes.

Mientras, la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, el principal sindicato afín al Gobierno, ha asegurado que el paro no ha tenido seguimiento y que, por el contrario, los empleados han acudido a sus puestos "en paz".

La huelga general convocada este jueves por la oposición de Venezuela para protestar contra el proceso constituyente que impulsa el Gobierno del presidente Nicolás Maduro se ha dejado sentir sobre todo en Caracas, donde los barrios en los que gobierna la oposición han quedado prácticamente paralizados y se han producido enfrentamientos entre grupos de manifestantes y efectivos de las fuerzas de seguridad, mientras que en el resto del país el seguimiento ha sido desigual.

El chavismo ha puesto en duda este lunes las cifras de la consulta simbólica que la oposición venezolana celebró este domingo para visualizar el rechazo de la ciudadanía al proceso de Asamblea Constituyente que propone el presidente, Nicolás Maduro, al señalar que los convocantes se inventaron cinco de los más de siete millones de votos que aseguran haber recogido. La coalición opositora, mientras tanto, ha anunciado que inicia una nueva fase de "presión" al Ejecutivo, con protestas redobladas, que se abren con una huelga general convocada para el próximo jueves, con el objetivo de frenar las elecciones constituyentes que el Gobierno pretende celebrar el próximo 30 de julio.

  • Un alto cargo chavista acusa a la oposición de inventarse cinco millones de votos
  • "Multiplicaron por tres", afirma Jorge Rodríguez, jefe de campaña de Maduro
  • La coalición opositora defiende que votaron 7,2 millones de venezolanos
  • Anuncia una nueva etapa de "presión", que se abre con una huelga general