arriba Ir arriba

La clase política estadounidense ha dado su último adiós al expresidente George H.W. Bush (George Bush padre), en el funeral de Estado celebrado este miércoles en Washington. La ceremonia ha reunido en el mismo banco a los expresidentes Jimmy Carter, Bill Clinton, George Bush y Barack Obama con el actual mandatario, Donald Trump, además de a todos los expresidentes estadounidenses vivos.

Donald Trump se somete este martes a la primera gran cita con las urnas de su mandato: las elecciones legislativas. Se juega la mayoría en el Congreso y en el Senado, en una votación que se plantea muy reñida, según las encuestas. Tanto demócratas como republicanos apuran las últimas horas de campaña para tratar de inclinar la balanza hacia su lado. Nos lo cuenta el corresponsal de RNE en Washington, Fran Sevilla.

Los Servicios de Inteligencia estadounidenses han detectado este miércoles varios paquetes con artefactos explosivos dirigidos al expresidente Barack Obama, la excandidata presidencial Hillary Clinton, varios dirigentes demócratas y exfuncionarios del Gobierno y la cadena de noticias CNN, que ha tenido que evacuar su sede en Nueva York. La Policía está investigando el acto como una acción de "terror". 

El expresidente de Estados Unidos Barack Obama (2009-2017) ha rendido homenaje al fallecido senador John McCain, de quien ha dicho que le hizo "mejor presidente" y quien, pese a sus sabidos desacuerdos, estaba en su "mismo equipo" por lograr un mejor país. Obama, uno de los elegidos por el propio senador para hablar en su última despedida celebrada en la Catedral Nacional de Washington, ha asegurado que tanto él como George W. Bush (2001-2009) tuvieron "la suerte" de competir con el senador republicano para llegar a la Casa Blanca, algo que les hizo "mejores presidentes".

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de Estados Unidos ha aprobado este jueves una nueva norma sobre el servicio de internet que acaba con la "neutralidad de la red" que garantizaba una norma de 2015, por lo que ahora los proveedores de internet podrán bloquear o frenar a su antojo el tráfico de datos.
La mayoría republicana en la institución reguladora ha votado a favor de la nueva regla que deroga el principio de "neutralidad de la red", que salvaguardaba internet como un servicio público de libre e igual acceso.