arriba Ir arriba
  • Se trata de la primera anulación de un veto de Obama durante su mandato
  • Ahora, familiares de víctimas del 11S podrán denunciar al Gobierno de Arabia Saudí por su supuesta colaboración en los atentados
  • Obama advierte de que podría provocar que otras naciones demanden a diplomáticos o militares de EE.UU.
  • Especial Rtve.es Lab: Todo sobre el 11-S

El Congreso de Estados Unidos ha propinado este miércoles hoy un fuerte revés al presidente, Barack Obama, al anular por primera vez uno de sus vetos sobre una ley que permite a los estadounidenses demandar al Gobierno de Arabia Saudí por su supuesto papel en los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Republicanos y demócratas, entre los que se encuentran fieros defensores de Obama en el Congreso, han reunido en el Senado y en la Cámara de Representantes la mayoría necesaria de dos tercios en cada cámara para revocar el veto del mandatario, un fenómeno inusual y que Obama no había sufrido aún. Con esta invalidación del veto, entra en vigor automáticamente y sin la firma de Obama la conocida como "Ley de Justicia contra Promotores del Terrorismo", que permite a los familiares de víctimas del 11S demandar al Gobierno saudí por su supuesto apoyo a los terroristas que perpetraron los atentados.

Tras conocer la noticia, Obama ha calificado de "error" y "peligroso precedente" la decisión del Congreso, pues "si eliminamos esta noción de inmunidad soberana, entonces nuestros hombres y mujeres de uniforme en todo del mundo podrían empezar a verse sujetos a leyes recíprocas". "La preocupación que tengo no tiene nada que ver con Arabia Saudí en concreto, o mi compasión por las familias del 11 de septiembre. Tiene que ver con que no quiero una situación en la que de manera súbita nos veamos expuestos a responsabilidades por el trabajo que hacemos en todo el mundo", ha subrayado Obama.

La historia del niño sirio Omran dió la vuelta al mundo hace un mes. Con solo 5 años sobrevivió a un bombardeo aéreo en su ciudad Alepo, aunque perdió a su hermano mayor. Una cámara de televisión captó su imagen malherido, aturdido sobre una silla en una ambulancia. Lo que no sabe Omran es que otro niño, Alex de 6 años que vive en Nueva York, quiere ser su hermano. Alex vió ese vídeo grabado tras el ataque, y decidió pedir a sus padres que Omran pudiera ir a vivir con ellos. Más aún, escribió una carta al presidente Barack Obama para utilizase su influencia y traer al pequeño sirio a su hogar en Nueva York. Ahora su deseo ha sido leído por el mandatario estadounidense frente a la comunidad internacional de Naciones Unidas.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha urgido este martes a elegir un "mejor modelo de cooperación" e integración entre los países frente a un "mundo profundamente dividido", en el inicio de su último discurso ante la Asamblea General anual de la ONU. "Debemos ir hacia delante, no hacia atrás", ha dicho Obama.

En un contexto internacional muy marcado por las guerras en Oriente Medio, sobre todo la de Siria y el fracaso de la última tregua, así como la crisis de los refugiados consecuente, Obama ha hecho un llamamiento a la solidaridad. "Muchos países podrían hacer más para ayudar a los refugiados, particularmente los más ricos", ha dicho. El mandatario estadounidense ha apuntado que el mundo "será más seguro" si los refugiados reciben ayuda y ha anotado que algunos países están haciendo lo correcto, pero otros no.

Obama ha afirmado que, ante los desafíos actuales, entre los que mencionó la no proliferación nuclear, el combate a enfermedades como el zika o la crisis de los refugiados, todos los países tienen que "hacer más". El rechazo de "cualquier forma de fundamentalismo y racismo", y la defensa de la "democracia real" frente a los modelos autoritarios guiados por "hombres fuertes", han sido otros de los argumentos que el inquilino saliente de la Casa Blanca ha subrayado ante la Asamblea de la ONU.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha encabezado este jueves un esfuerzo mundial para crear 40 nuevas áreas marinas protegidas, una medida que los expertos consideran clave para preservar ciertos hábitats y especies cada vez más amenazados por la contaminación, la acidificación de los océanos y la pesca ilegal.

Obama ha participado en la jornada inaugural de la tercera edición de la conferencia internacional "Nuestro Océano" en la que la Casa Blanca espera que veinte países anuncien la creación de 40 nuevas áreas marinas protegidas, que juntas sumarán 1.191.395 kilómetros cuadrados.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha cancelado la reunión que tenía previsto mantener este martes con su homólogo de Filipinas, Rodrigo Dutertedespués de que este le llamara "hijo de puta" por cuestionar su política de lucha contra el narcotráfico.

El incidente diplomático que debilita la postura estadounidense ante China en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), en la que la soberanía sobre el Mar de China meridional será uno de los asuntos clave.

"Soy el presidente de un Estado soberano y hace mucho que dejamos de ser una colonia", ha remarcado Duterte ante los medios, antes de proclamar: "No tengo ningún amo salvo el pueblo filipino. Hay que ser respetuoso, no lanzar preguntas y comunicados. Hijo de puta, te voy a maldecir en ese foro".

"Es un tipo pintoresco", se ha limitado decir el presidente de Estados Unidos desde China, donde participaba en la cumbre del G20, sobre el exabrupto de Duterte, muy alejado de los modos diplomáticos habituales. En cualquier caso, Obama se ha reafirmado en que pensaba abordar el asunto de las ejecuciones extrajudiciales en el marco de la lucha contra el narcotráfico en Filipinas, por lo que emplazó al Gobierno filipino a confirmar que podría mantener con Duterte una reunión "productiva" y "constructiva".

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha creado la mayor área protegida del mundo, una extensión marina de un millón y medio de kilómetros cuadrados, al ampliar el ya existente Monumento Nacional Papahanaumokuakea, en el archipiélago de Hawai. El Monumento Nacional Papahanaumokuakea fue creado en 2006 por el entonces presidente George W. Bush y declarado en 2010 Patrimonio Mundial de la UNESCO, pero ahora Obama ha cuadruplicado su tamaño original.
 

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha afirmado este martes que "Donald Trump sigue mostrando que no está capacitado para ser presidente". Lo ha hecho desde la casa Blanca, en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong.

La afirmación llega en plena tormenta de críticas hacia el candidato republicano tras sus agresivos comentarios sobre los padres musulmanes del capitán Khan, un soldado estadounidense muerto en combate en Irak.

Con sus comentarios, el presidente ha aludido directamente a los dirigentes republicanos del Congreso Paul Ryan y Mitch McConnell con una pregunta: "Si han rechazado repetidamente lo que él (Trump) dice ¿por qué continúan apoyándole?". Y ha insistido: "Tiene que llegar un punto en el que digan: basta".

El Partido Republicano comienza a fracturarse por las continuas polémicas de su candidato a la presidenciaDonald Trump. La última, su enfrentamiento con la familia de un soldado musulmán muerto en servicio en Irak.

El congresista republicano Richard Hanna ha sido el primer dirigente de peso en mostrar públicamente su rechazo: ha anunciado que votará a Hillary Clinton porque Trump "no puede liderar" el país.

El magnate, por su parte, ha rechazado este martes dar el apoyo a las candidaturas de dos pesos pesados de su partido críticos con él: el presidente de la Cámara Baja de EEUU, Paul Ryan, y el prestigioso senador John McCain.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha vuelto a mostrar este miércoles su apoyo total a la que fuera su secretaria de Estado, Hillary Clinton, en la carrera por la Casa Blanca durante la tercera jornada de la convención demócrata. Obama ha vuelto a incidir en que "no hay ningún hombre ni mujer tan cualificado que Hillary Clinton". Asímismo, ha afirmado que Estados Unidos ya es "grande" y "fuerte", porque la grandeza y fortaleza del país "no dependen" del candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump.

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha condenado el asesinato de tres policías en Baton Rouge, Louisiana, a manos de un exmarine negro.

El presidente ha llamado a la unidad del país y ha asegurado que "no hay justificación posible para la violencia contra los agentes de la ley".

"Condeno en los términos más fuertes el ataque contra los agentes de la ley en Baton Rouge", ha dicho en una declaración emitida por la Casa Blanca, en la que recordó que esta es la segunda vez en dos semanas que se produce un incidente de este tipo, tras el asesinato de cinco agentes el 7 de julio en Dallas (Texas) por un individuo que dijo que su objetivo era matar "policías blancos".

El pasado viernes tuvo lugar en Baton Rouge un multitudinario entierro para despedir a Alton Sterling, un afroamericano de 37 años que se dedicaba a vender cedés frente a un comercio y al que dos policías blancos le dispararon a quemarropa cuando ya lo tenían inmovilizado en el suelo durante su detención detenerlo.

Su muerte y la del afroamericano Philando Castile en Minesota, dos días después, también a manos de la Policía tras ser detenido en su vehículo por una infracción de tránsito, revivió las tensiones raciales en el país.