arriba Ir arriba

Las relaciones entre La Habana y Washington han estado rotas durante las últimas seis décadas hasta el inicio del deshielo en 2014. Allí en Estados Unidos las reacciones políticas han sido muy diferentes. Barack Obama ha dicho que será la historia quien juzgue la figura de Fidel Castro, mientras que el que será presidente desde enero, Donald Trump, le ha llamado "brutal dictador".

El presidente de EEUU, Barack Obama, y su homólogo de Rusia, Vladímir Putin, han mantenido este domingo una conversación informal al inicio de la cumbre de líderes del APEC en la que dialogaron de Ucrania y Siria, según informó la Casa Blanca. La conversación duró apenas cuatro minutos, de acuerdo con un alto funcionario de la Casa Blanca.

En ella, Obama urgió a Putin a "respetar" los compromisos asumidos por Rusia dentro de los acuerdos de Minsk sobre Ucrania y enfatizó la "necesidad" de que EEUU y Rusia sigan buscando opciones, junto con la comunidad internacional, "para disminuir la violencia y aliviar el sufrimiento del pueblo sirio".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se encuentra en Perú para asistir a la XXIV Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC). Será la última visita a Latinoamérica de Obama antes de ceder la presidencia al ganador de las elecciones, Donald Trump.

La cumbre incluirá reuniones entre altas autoridades, primeros ministros y gobernantes de las 21 economías que integran el bloque.

Los países del área han suscrito un acuerdo de cooperación económica (TPP) que Trump ha prometido no ratificar.

La cumbre ha sido recibida también con protestas en Lima en contra de dicho acuerdo.

La Cancillería alemana como el centro de guardia en tiempos de muchas incógnitas. Ángela Merkel como anfitriona de los cinco países con más peso de la Unión Europea, los seis más fuertes en la Otan. Y sobre la mesa, la lucha contra el Estado Islámico, sobre la que Barack Obama ya dijo anoche no espera grandes cambios. Theresa May y Mariano Rajoy pusieron énfasis en el debate sobre refugiados e inmigrantes.

Obama durante la campaña insistió en que Trump no era apto para la presidencia. Pero ahora dice que es el nuevo presidente a pesar de todo. Llega al cargo con menos bases en políticas que otros. No es un ideólogo, más bien es pragmático y eso puede venirle bien, dijo el todavía presidente, que no quiso valorar los primeros nombramientos de quien le sucederá en la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha asegurado este lunes que su sucesor en el cargo, Donald Trump, le expresó durante su primera reunión para abordar el traspaso de poderes su "gran interés" en mantener las relaciones "estratágicas" de Estados Unidos en el ámbito internacional y, en concreto, su "compromiso con la OTAN y la alianza Transatlántica", que había suscitado dudas en Europa.

Obama ha comentado algunos aspectos de su encuentro con el presidente electo en su primera rueda de prensa tras elecciones presidenciales de la semana pasada, en las que Trump se impuso a la candidata demócrata, Hillary Clinton, y, aunque ha reconocido que le preocupa la llegada del magnate neoyorquino a la Casa Blanca, también ha pedido que se le dé "el tiempo y el espacio" necesario para que forme su Gobierno y defina sus prioridades.